SALUD

La utilización del “Foam Roller” en la recuperación del corredor de montaña

Es un artilugio realmente simple y barato, pero se ha convertido en uno de las piezas de material de moda para poder realizar automasajes y acelerar la recuperación.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Foam Roller
Foam Roller

Con el paso del tiempo, correr se ha convertido en un deporte para el que existen muchos artilugios, la mayoría de ellos innecesarios, todo sea dicho. Uno de los que más sensación han provocado es un pequeño rollo, muy barato y simple, que se ha denonimado “Foam Roller”, y que tiene utilidades en el ámbito de la recuperación.

¿Qué es un Foam Roller?

Un Foam Roller es un tubo fabricado en una espuma blanda, pero rígida. No tiene unas medidas concretas, pero suele ser de unos 40 o 50 centímetros de largo. Los hay de muchos materiales, pero normalmente están fabricados en una espuma barata, lo que provoca que no tengan un precio alto, sino que ronden entre lo 10 y los 20 euros.

¿Cuál es la utilidad de un Foam Roller?

La principal utilidad de este rodillo de espuma es el de la auto-liberación miosfacial, es decir, que su principal objetivo es la recuperación de los músculos tras un esfuerzo. Con él se realizan algunos movimientos que sirven para liberar, en diferentes grupos musculares, los puntos gatillo, ayudando -teóricamente- no sólo en la recuperación, sino también mejorando la amplitud y el movimiento de los mismos.

Estos llamados “puntos gatillo” son zonas en las que el tejido muscular se queda agarrotado, una especie de nudos, que provocan dolor y que con este tubo de espuma se liberan, sin necesidad de acudir a un fisioterapeuta y con sencillos movimientos.

¿Cómo se utiliza un Foam Roller?

Los movimientos de un Foam Roller son muy similares para todos los grupos musculares. La forma de utilizarlo suele ser poniendo nuestro peso sobre el grupo muscular afectado y realizar un movimiento que permita al rodillo girar sobre sí mismo para que ejerza presión sobre el músculo con el propio peso de nuestro cuerpo.

Aunque a priori pueda parecer muy simple utilizar un foam roller, hay que tener en cuenta que es necesario hacer los movimientos y utilizar las posturas de la forma más adecuada posible, por lo que es mejor ver vídeos de preparación para sacar el máximo rendimiento.

Para encontrar esos puntos gatillo basta con hacernos una auto-exploración, a través de la cual daremos con esas zonas especialmente dolorosas y agarrotadas sobre las que debemos trabajar, si bien suelen estar en los músculos más implicados con la acción de correr: gemelos, cuádriceps, cintilla iliotibilal, sóleo, etc…

Para aplicar la presión, se debe ir de forma suave y poco a poco aumentando la presión que se ejerce sobre las zonas con molestias, pero nunca sintiendo una sensación moderada de dolor, ya que podría ser contraproducente.

Para cada grupo muscular hay diferentes posturas y movimientos asociados que son los más adecuados y que podremos buscar en vídeo para que nos sea más sencillo poder llevarlos a cabo de la forma más correcta posible.

Ejemplos de posturas y movimientos con el Foam Roller


Lecturas relacionadas
Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.