CIENCIA

La euforia del corredor: ¿mito o realidad?

Que correr por la montaña te hace sentir bien es algo que saben todos los que lo practican. Pero, ¿cuál es la explicación científica que hay detrás de esta agradable sensación?

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Pyrenees Stages Run 2021
Pyrenees Stages Run 2021   Ian Corless

“Corro porque me hace sentir bien”; esa es la frase que podemos escuchar en cualquier conversación que verse sobre las razones que llevan a uno a dar el paso y ponerse a practicar este deporte. Aunque podría ser algo de cajón, ya que si no disfrutas no lo harías, lo cierto es que hay más de ciencia en esa afirmación de lo que podríamos imaginar.

Todo comienza en nuestro cerebro, que es el encargado de proporcionarnos esa sensación de felicidad, júbilo o euforia que acompaña a las horas posteriores a haber realizado una buena sesión de trail running. Pero, ¿cómo lo hace? Todo es “culpa” de las endorfinas.

Se trata de neurotransmisores opioides producidos en el sistema nervioso central como moduladores del dolor, reproducción, temperatura corporal, hambre y funciones reproductivas. De hecho, su nombre deriva del hecho de que producen los mismos efectos que los analgésicos derivados del opio. Por ello, todos los estudios que han intentado analizar este fenómeno lo definían como un estado parecido a la sensación que se tiene al consumir ciertas drogas, toda vez que para el cerebro es casi lo mismo, al tratarse de un efecto bioquímico muy similar.

Tras realizar una sesión de deporte, nuestro cerebro se encarga de liberar estos neurotransmisores hacia la hipófisis del cerebro, las cuales producen una sensación de bienestar al corredor. Es decir, que la euforia del corredor, lejos de ser un mito, es ya un efecto más que probado científicamente.

El año 2008 fue la clave para que se dotara de base científica a este proceso. Fue en ese año en el que por primera vez se logró medir el nivel de endorfinas sin tener que realizar una punción lumbar, lo que impedía medir con exactitud el nivel de estos neurotransmisores tras realizar ejercicio físico intenso.

Anteriormente, los investigadores detectaban endorfinas en la sangre después de que las personas corrieran, pero no podían viajar de la sangre al cerebro, de modo que durante más de 30 años la euforia del corredor siguió siendo sólo una hipótesis. Pero un equipo científico desveló una forma de detectar estas endorfinas, por lo que por primera vez se pudo medir su nivel exacto antes y después de la realización del ejercicio físico. Este grupo de investigadores de Alemania consiguió medir la diferencia de endorfinas entre ambos momentos, descubriendo que tras el ejercicio se encontraban muchas más endorfinas que anteriormente.

Los datos mostraron que las endorfinas eran producidas durante la carrera y que se unían a zonas del cerebro asociadas con las emociones, en particular las áreas límbicas y prefrontales. Son las mismas que intervienen en el amor romántico o cuando uno escucha una música que le da euforia. A partir de entonces podemos decir, con base científica, que correr por la montaña nos hace felices.


Lecturas relacionadas
Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.