La alergia primaveral en el corredor de montaña

Ya ha llegado la primavera y los corredores más susceptibles a las alergias tiene ante sí unas semanas difíciles. Estos son unos consejos para hacer más llevadero este periodo del año y no dejar de correr.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Corredor en el Ultra Trail Muntanyes Costa Daurada
Corredor en el Ultra Trail Muntanyes Costa Daurada

La primavera comienza sus semanas más intensas. Tras un primer mes de introducción, los meses con más actividad de la flora están entre nosotros. Este periodo, repleto de aspectos positivos y que suponen una motivación para muchos, para otros supone el arranque de unas semanas un tanto complicadas.

Y esto se debe al comienzo del proceso de polinización de muchas especies vegetales, que produce una oleada de efectos en la salud de aquellos que son sensibles al polen expulsado en estas semanas.

Entonces, ¿cómo podemos combatir la presencia del polen en el aire para que nos afecte lo menos posible? Uno de los consejos principales para los alérgicos al polen es salir a correr cuando la cantidad de polen en aire sea lo más baja posible; esto ocurre, normalmente, a primeras horas de la mañana, así que, en la medida de lo posible, prepárate para madrugar y aprovechar los primaros rayos de sol. Por regla general, es entre las 5 y las 9 de la mañana cuando los alérgenos están en su menor índice de actividad.

Uno de los mejores amigos de los corredores con alergia es la lluvia; está comprobado que la presencia de polen en el aire es muy inferior en las horas inmediatas después de que haya llovido. Lo ideal es consultar las webs de meteorología para saber cuándo lloverá y así poder salir con menos polen en el ambiente.

Y si la lluvia es el mejor amigo del atleta con polen, el viento es el que puede traer más problemas. Cuando el viento hace acto de presencia, es más probable que haya una mayor cantidad de polen en el aire, ya que se desprende de los árboles, por lo que se hará más complicado completar tu entrenamiento.

En el caso de tener que tomar medicación para la alergia, lo ideal es que consultes con tu médico de cabecera las posibles contraindicaciones de la medicación prescrita, ya que algunos antihistamínicos pueden producir cansancio y somnolencia, por lo que es importante no confundir los efectos del medicamento con una bajada del rendimiento por otras razones.

El material también puede ser una buena opción para intentar paliar los efectos del polen; procura utilizar gafas, ya que puede rebajar el picor y el lagrimeo de los ojos. Utiliza ropa que transpire lo mejor posible e intenta no secarla en el exterior después de lavarla, ya que el polen se puede almacenar entre los tejidos y liberarse cuando nos la pongamos.

Otra de las opciones es, durante las semanas que más nos ataque la alergia, alejarnos un poco del monte y entrenar más en entornos urbanos o en la cinta de correr del gimnasio, ya que en la montaña la presencia de polen es mucho mayor. Dejar el monte unos días puede hacer que no tengamos que dejar de entrenar durante estas primeras semanas primaverales.

Combatir la alergia con la alimentación

Otra forma que nos puede ayudar a luchar contra los efectos de la alergia es cambiar ciertos patrones nutricionales durante las semanas en las que los problemas arrecian. La clave está en evitar los productos que producen liberación de histamina en nuestro organismo, la cual empeora el efecto de una alergia.

Así, siempre es positivo aumentar levemente la ingesta de líquidos en general y agua en particular. En lo que a comer se refiere, intenta consumir más frutas y verduras de lo normal. Evita también las conservas, el queso, el marisco o el alcohol.

Asimismo, en las comidas, intenta reducir el consumo de carnes rojas o huevos e intenta primar el consumo de proteínas de otras fuentes, como el pescado. Una de las cosas que nos pueden ayudar a mantener una mayor hidratación puede ser consumir infusiones después de cada comida. Debemos disminuir la ingestión de alimentos que producen liberación de histamina o que posean grasas hidrogenadas y, por supuesto, aquellos que lleven polen.

La importancia del descanso

Descansar por la noche es casi un reto cuando el polen invade la primavera. Por ello, intenta dormir siempre con las ventanas cerradas; si puedes, hazte con un filtro para el aire acondicionado para evitar la entrada del “enemigo” en casa. Si tienes congestión, utiliza métodos tradicionales, como vahos con plantas naturales o toma un suero recomendado por tu farmacéutico.

 

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.


 

Novedades editorial

Últimas noticias
PUBLICIDAD