PREPARACIÓN FÍSICA

La competición como entrenamiento para el corredor de montaña

No todas las carreras son igual de importantes para el corredor de montaña; normalmente son una o dos las que se consideran los objetivos del año, para los que podremos utilizar otras carreras como método de puesta a punto.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Gore-Tex Transalpine Run 2012
Gore-Tex Transalpine Run 2012

A principios de temporada, todo corredor de montaña se hace su propio calendario. Por regla general, este calendario de competiciones gira en torno a una o dos carreras que son los principales objetivos, mientras que el resto de ellas son para ir afinando o simplemente para disfrutar del deporte.

Teniendo en cuenta que las temporadas competitivas se articulan basándonos en estos objetivos principales, podremos utilizar el resto de carreras para ir afinando de cara al objetivo principal, además de como entrenamientos de calidad y en los que podamos probarnos tanto a nosotros mismos como a nuestro material.

Saber elegir la competición para entrenar

La primera regla a la hora de competir como entrenamiento para otra carrera posterior es saber elegir la carrera ideal. Por ello, la carrera de preparación nunca debe ser tan larga como la de nuestro objetivo. Es decir, si preparamos un maratón, no deberemos utilizar otro maratón como preparación, sino una prueba más corta.

 

Cómo entrenar en una competición

Lo que dice nuestro experto en entrenamiento, Lluis Capdevila, es que lo ideal es tomarse estas carreras “como entrenamientos de mucha calidad, es decir, confecciona tu plan de entrenamiento teniendo en cuenta esas dos sesiones de entrenamientos a intensidades altas”.

 

Banco de pruebas.

No sólo podrás ver el nivel que tienes o ser capaz de realizar un entrenamiento de calidad, sino que una competición como entrenamiento también te vale para probar todo lo necesario de cara al gran objetivo.

Así, debes probar el material, incluso yendo con material que en esa carrera no vayas a necesitar pero que sí llevarás contigo el día de la carrera principal. Por ello, si esta es un ultra, en la carrera previa lleva mochila y todo el material obligatorio, de forma que vayas ganando experiencia a la hora de correr con todo ello a la espalda.

Asimismo, puedes ir ganando más pericia a la hora de manejarte con estos objetos, como por ejemplo ser capaz de alcanzar cosas de los bolsillos de la mochila sin quitártela, o ser capaces de repartir mejor los ítems que llevaremos con nosotros.

También la alimentación, ya que cuando exprimimos nuestro cuerpo es posible que cambie la reacción de nuestro organismo ante la comida y la bebida, es decir, que a veces lo que nos va bien en un entrenamiento a ritmo normal, en una carrera nos puede ir peor por culpa de una mayor exigencia física. Prueba la comida, los geles, las barritas, las pastillas de sales, la bebida isotónica…

Cuidado con los peligros

El principal peligro es no recuperar lo suficiente para la carrera principal. El primer paso para que no ocurra es, como antes decíamos, poner un buen colchón de semanas entre ambas citas para darle al cuerpo el tiempo que necesite para volver al 100%.

Según informa Capdevila, “si no estás seguro de recuperarte bien para la ultra, lo que puedes hacer es no ir al máximo durante todos los kilómetros y realizar los primeros como un buen calentamiento y los últimos para relajarte”.


Lecturas relacionadas
Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.