PSICOLOGÍA

El aspecto psicológico: la clave para afrontar una lesión

Cuando sufrimos una lesión no sólo es importante la cuestión puramente física, sino que la mentalidad puede ser clave para recuperarnos de la mejor forma posible sin sufrir durante el tiempo en el dique seco.

Gore-Tex Transalpine Run 2014
Gore-Tex Transalpine Run 2014
| No hay comentarios | Compartir:

Ha llegado el momento que todo corredor de montaña teme. Nos hemos lesionado. Tras sufrir dolores, en un principio leves, y que se han ido agudizando, hemos tomado la decisión de ir a un especialista para que nos dé su opinión sobre cuál puede ser el posible problema y nos ha dado la peor noticia: tendremos que parar de correr para poder curarnos.

Este es un momento crucial para el corredor, ya que solamente de él y de su disposición depende que una lesión llegue a buen puerto y acabe sanando. Por supuesto, en lesiones más graves, en las que hay operaciones envueltas, todo esto se complica mucho más y hay más factores a tener en cuenta en la recuperación.

Pero en las lesiones más comunes, aquellas que nos tienen parados desde unos pocos días a varios meses, el modo de afrontar este periodo en el dique seco será vital para el desenlace de la misma. Y es por ello por lo que el aspecto mental se antoja como uno de los pilares de la recuperación y, sobre todo, evitar recaídas, que suelen empeorar el problema inicial.

Aceptación

Es uno de los pasos más complicados, pero es necesario aceptar nuestra situación. Estamos lesionados y no podemos correr. Quizá esta lesión nos evite competir en una carrera o incluso en el gran objetivo de la temporada. Si es así, será más complicado, pero debemos ser conscientes de que tenemos un problema físico y que la prioridad deja de ser el deporte y que esta debe ser nuestra salud.

Actitud positiva

Pensar en situaciones negativas no te va a ayudar. Por el contrario, debes intentar ver la situación con perspectiva y saber que dentro de un tiempo volverás a correr. En el caso de que sea una lesión que te permita realizar otro deporte, este puede ser tu punto de apoyo para no perder toda la forma física, mantenerte ocupado y alejar el pensamiento negativo.

Si no puedes realizar ningún otro deporte y tienes que estar totalmente parado, puedes dedicar tu tiempo a otras aficiones que, por el tiempo dedicado a correr, has dejado de lado. Lectura, cine, actividades culturales, etc… pueden ser un buen escape para no pensar en tu lesión. También puedes utilizar ese tiempo para aprender sobre cómo te has lesionado y las diversas formas que existen para evitar las lesiones, de forma que ahora sí estés mejor preparado en tu regreso a la montaña.

Escuchar al médico

él es el que sabe perfectamente cómo debes actuar. No escucharlo y comenzar la actividad antes de tiempo suele acabar de una forma: recaída. Y si hay algo peor que una lesión, es una recaída. Es mejor esperar un tiempo más y asegurarse de que te has recuperado que echar por la borda el tiempo que ya has estado parado y que, al final, sólo te ha servido para empeorar la situación de tu problema físico.

Mejora otros aspectos del entrenamiento

Es probable que puedas mejorar muchos aspectos que luego tienen incidencia en tu rendimiento. Intenta centrarte en objetivos que te harán mejor corredor sin necesidad de correr: afina tu alimentación para no ganar peso durante el parón, acude a especialistas como podólogos o masajistas para ponerte al 100% de otros pequeños problemas que puedas sufrir, intenta lograr mejores patrones a la hora de descansar.

Nuevos objetivos

Una forma de no perder la motivación es buscar nuevos objetivos; eso sí, deben ser realistas y no intentes correr un ultra tres meses después de la fecha en la que esperas estar recuperado. Puedes buscar las siguientes carreras a las que puedes acudir una vez recuperado o aquel ultra en el extranjero con el que siempre has soñado o apuntarte a carreras en las que haya sorteo de dorsales. Nada te mejorará más el ánimo que te toque un dorsal para Zegama o para el UTMB del próximo año.

Apóyate en otros corredores

Si corres con más gente, procura seguir yendo con ellos a tomar esa caña después de sus entrenamientos o la cena del club. Ellos te animarán y te ayudarán a superar los pequeños bajones que se sufren, sobre todo en lesiones de varios meses. No hay nada que dé más ánimos que pasar tiempo con tus compañeros de aventura.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.