DOCTOR ESPECIALISTA EN MEDICINA DEPORTIVA

Daniel Brotons: Doparse con hormonas podría provocar cáncer

En esta segunda parte de la entrevista, el Dr Brotons cuenta las terribles repercusiones que puede acarrear el dopaje, como cáncer, diálisis, diabetes… También habla sobre los errores más comunes que se cometen durante una carrera, la importancia del descanso y las pruebas de esfuerzo, y sobre «Superpaco», el atleta de ultraresistencia de 73 años.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Fotos de una edición de la carrera Sotextrem
Fotos de una edición de la carrera Sotextrem

El doctor Daniel Brotons es actualmente médico adjunto en la unidad de salud y deporte del consejo catalán de deportes de la Generalitat y en la Unidad de Medicina del Deporte de la Clínica Diagonal. También es colaborador habitual de varias federaciones como la Federación Internacional de Esquí, especialmente de la FEEC desde hace 10 o 12 años, y trata a algunos de los grandes corredores como Kilian Jornet o Emma Roca.

¿Cree que el dopaje está más extendido de lo que pensamos o son unos pocos casos aislados?
Este es un tema muy peliagudo. Se ha frenado mucho porque se ha invertido mucho en controles. Hace muchos años hubo un doping indiscriminado y consentido institucionalmente en países que ahora se nombran abanderados del antidopaje.

Se ha parado sobre todo por las inversiones en controles sorpresa, que se hacen desde antes y durante los entrenamientos, que es cuando algunos atletas ingieren sustancias como anabolizantes, eritropoyetinas (EPO) para mejorar sus niveles de hemoglobina o fibrar más. Me gustaría pensar que los casos detectados son aislados. Pero todavía existen, especialmente en entornos que mueven mucho dinero.

¿Qué repercusiones tiene sobre la salud?
Muchos dopajes juegan con hormonas como la eritropoyetinas, que aumentan el nivel de hemoglobina dando mayor resistencia para los largos esfuerzos. También se utiliza la hormona de crecimiento o anabolizantes para fibrar y desarrollar los músculos.  O algunas insulinas para que los músculos estén con más glucosa.

Ahora bien todo esto es una puerta. Cuando le das estas hormonas al cuerpo artificialmente, este deja de fabricarlas y se genera un problema. Por ejemplo, si mi cuerpo recibe testosterona, este dejará de producirla, provocando alteraciones importantes.

Después, jugar con estas hormonas como la de crecimiento, puede hacer crecer células anómalas, atípicas, cancerosas y desarrollar procesos tumorales.

Este tema se puede abordar desde diferentes perspectivas médicas, pero hay dos cosas importantes: primero, que las repercusiones adversas del dopaje no se han publicitado sino que se han tapado. Ha habido muchos atletas y deportistas que han tenido unos importantes e indeseables efectos médicos, con riesgo para la vida. Por ejemplo, hay algunos que ahora están en dialisis por una insuficiencia renal. O diabéticos por haber utilizado la hormona de crecimiento. Pero todo esto no se dice.

Nosotros en medicina intentamos publicar para extender los conocimientos. Pero cuando se trata de hablar de los efectos negativos del dopaje, hay demasiado silencio que tendría que romperse.

Por otra parte, a medida que se van detectando sustancias, se van utilizando otras con un mayor diseño químico para que sean más difíciles de detectar. Y empiezan a utilizarse sustancias de origen veterinario, que no pasan controles de calidad, y no se encuentran a nivel farmaceútico ni hospitalario. Esto hace que puedan ser todavía más dañinas que las clásicas. Son de venta clandestina y son perjudiciales hasta el punto de que no solo hacen daño al consumidor, sino a sus futuros hijos. Pueden llegar a provocar una alteración genética. Y que alguien tenga un hijo diabético, por culpa de haberse tomado sustancias dopantes, es peliagudo.

Se ha frenado mucho también porque ahora no sólo te analizan la orina en ese momento sino durante años, porque te la guardan a la espera de métodos más eficaces para detectar sustancias que antes eran indetectables.

Cambiando de tema, en una carrera, ¿qué errores se suelen cometer?
Los corredores de larga distancia piensan que en la primera hora no se debe ni comer, ni hidratarse. Este rato de la carrera lo aguanta todo el mundo y a un buen ritmo. Pero es importante ser consciente de que después pasará factura porque se ha producido un deterioro de glucosa o agua que no ha sido compesando. Y es aún peor cuando se quiere mantener una intensidad de esfuerzo.

Si hablamos de largas distancias como maratones, en los últimos 10 o 20 kilómetros puede pasar de todo. Quizás parece que uno vaya bien y de golpe y porrazo le entra la pájara. Estas ocurren sin que el corredor sepa el porqué de ésta claudicación total desde el punto de vista muscular, en la cual no se puede continuar con el mismo ritmo de carrera, y que a veces incluso implica tener que parar y requerir atención médica. 

Usted se encarga de hacer pruebas de esfuerzo a los deportistas. ¿Por qué son tan necesarias? ¿En qué consisten?
Tienen dos funciones muy importantes. La primera y prioritaria es clínica. A mí me gusta saber cómo responde ese corazón ante el esfuerzo, para hacer un diagnóstico del corazón en reposo y con 180-190 pulsaciones. El ejercicio físico puede desencadenar arritmias. Entonces yo quiero ver que no hay arritmias u otros trastornos que requieran más estudios.

He visto y cada vez veo más cosas en las revisiones. Y los problemas no dependen tanto de la edad. No quiere decir que a partir de los 60-70 años vaya a encontrar seguro algún tema cardiovascular. Pueden existir a todas las edades. Incluso me los he encontrado con niños de 10-12 años o chavales de 17 años de centros de tecnificación, que han tenido que pasar por cirugía cardiaca por las arritmias que les he visto en la prueba de esfuerzo.

Por supuesto que se dan con gente de más de 60 años. Ahora estoy recordando uno que recomendaba a los trabajadores de su empresa hacer ejercicio físico y él se decidió a practicarlo. Y menos mal que le recomendaron hacerse una prueba de esfuerzo, porque duró 30 segundos, y a los tres días ya le habían operado de corazón… Si no se la hubiera hecho, hubiera empezado, se habría cansado, hubiera intensificado más… Era un candidato seguro a tener una muerte súbita.

Desde el punto de vista clínico, una prueba de esfuerzo es diagnóstico. Es preventiva de muchas patologías que puede haber o que pueden florecer en este tipo de deportes. Y es terapeútica porque puede generar que hagas deporte por prescripción médica, para solventar problemas de salud.

También me encuentro deportistas con problemas de tensión arterial. Hay gente que no lo sabe pero cuando hace esta prueba, le sube la tensión mucho más de lo normal y esto hay que controlarlo. Si a una persona que le ocurre esto, teniendo una curva que llamamos hipertónica, en este análisis médico que solo dura 15-20 minutos, imagínate en la montaña con más de dos horas de ejercicio con calor, deshidratación… Su tensión estará por las nubes con el correspondiente riesgo cardiovascular. Es importante que se haga deporte con el máximo grado de salud posible.

La otra función es hacer un análisis fisiológico de aquella persona que yo daré al entrenador para que lo aplique al entrenamiento.

Otra cosa en la cual se insiste mucho es que es tan importante el entrenamiento como el descanso. ¿Ven muchos casos en los que tienen que frenar a los deportistas porque se sobreentrenan?
¡Muchos! Esto lo decimos siempre. Todo funciona a base de binomios. La gente no solo tiene que pensar en el esfuerzo sino también en la recuperación.

En las pruebas de esfuerzo les comento si veo o no signos de sobreentrenamiento. Dependiendo de la frecuencia cardiaca, puedo detectar signos de que se están pasando, porque están cargando demasiadno o parando poco.


Hay respuestas cardiovasculares en las que ya intuyo lo que está ocurriendo. He tenido atletas que por una razón u otra, se han pasado de rosca y después se vienen abajo en unos mundiales u olimpiadas.

No es tan fácil controlarte cuando estás entrenando de una forma profesional, con un volumen importante. Los chavales jóvenes, que están todavía en un nivel formativo, no han de pensar solo en el esfuerzo, sino también en la recuperación. 

Con los jóvenes, ¿no pasa que a veces se esfuerzan demasiado y se queman demasiado pronto, a veces por la presión de los entrenadores?
Es un peligro pero por suerte los entrenadores tienen un nivel de profesionalidad muy alto, y colaboramos mucho con ellos. Son unas edades muy esponjas en las que absorben todo y se adaptan a todas las situaciones. A veces, estos procesos de adaptación pueden generar problemas a lago plazo. Yo siempre les digo que a mí no me interesa que ganen, sino que tengan una vida deportiva muy larga y que triunfen durante muchos años. No quiero un podio que sea flor de un día.

Muchos deportistas se han quemado a edades jóvenes, y no siempre ha sido problema de los entrenadores, sino que han tenido demasiado ímpetu, queriendo ir demasiado deprisa. Es un tema en el que hay que ser cuidadoso. Por eso es clave respetar mucho los tiempos de entrenamiento, recuperación, curación de una lesión, y hacer los controles analíticos correspondientes para ver que no está en anemia… 

¿Cómo es posible que gente como “SuperPaco” a sus 72 años pueda hacer este tipo de esfuerzos?
Es una persona de 72 años que sale el viernes para hacer casi 200 km con una vestimenta propia de ir al campo, con su camisa blanca abierta, pantalones largos arremangados y su bastón… A «Superpaco» le acompaña su hijo, que le tiene que obligar a dormir porque él no quiere… Llega a meta y enseguida vuelve tranquílamente en sus montañas a pesar de que su cuerpo recibió un deterioro orgánico brutal, y te lo puedo decir porque le hicimos unos análisis al acabar la Volta a la Cerdanya, echándonos las manos a la cabeza… ¡Pero resistió! Es un temasmuy anecdótico que se sale de lo normal.

Pero es que esta persona ha estado toda su vida haciendo deporte, su trabajo era subir y bajar montañas. Creo que es un pastor andaluz. Estoy seguro de que a veces salía de casa y no volvía hasta después de una semana. Son casos extremos que hay que cogerlos con pinzas porque son edades en las  que hay que andarse con cuidado, porque hay más riesgo. 

 


Lecturas relacionadas
Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.