Cómo gestionar el entrenamiento invisible en el corredor de montaña popular

El estilo de vida tiene una gran influencia en nuestro rendimiento en las competiciones. Puede ser la diferencia entre un rendimiento bueno y uno excelente, siempre según nuestras condiciones físicas. Alimentación y descanso, lo más importante.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Corredores en el Tor des Geants
Corredores en el Tor des Geants

Siempre pensamos que solamente entrenando es como mejoramos físicamente para conseguir rendir mejor en las carreras. Poco a poco, vamos acostumbrando al cuerpo a los esfuerzos y este produce unas adaptaciones que nos van haciendo corredores más fuertes, más veloces o más resistentes. Pero no sólo entrenando se mejora en este sentido.

El estilo de vida que llevemos, también conocido como el entrenamiento invisible, tiene una clara incidencia en cómo se producen estas adaptaciones, en cómo nuestro cuerpo es capaz de asimilar las cargas de trabajo que soporta o en su capacidad para resistir a las lesiones. Por ello es importante llevar un estilo de vida saludable, que tampoco tiene que ser tan estricto como en el caso de los corredores de élite.

Alimentación

Es uno de los grandes parámetros que debemos cuidar, no sólo como corredores, sino para mejorar nuestra salud en general. Como decíamos, no hace falta que seamos tan estrictos como los corredores de élite, pero sí es necesario seguir ciertas pautas.

Debes primar siempre el consumo de productos frescos: verduras, frutas, hortalizas. En el caso de los aportes fuertes de hidratos de carbono, apuesta por productos lo menos procesados posible: léase de grano entero o integral. Las proteínas es mejor que vengan con poco aporte graso: pescado, aves, huevo, leche… Y la carne roja debe quedar relegada a alguna vez por semana.


 

Sobre todo, lo que debemos evitar son los productos procesados: bollería, salsas, congelados, bebidas azucaradas, etc… que son los que nos aportan grasas indeseables y otros productos que tu cuerpo no necesita.

Descanso

Junto a la alimentación, otro de los más importantes temas a cuidar. Especial atención debemos tener con el sueño: nunca duermas menos de 8 horas al día, y procura dormir alguna hora más los días de entrenamientos más intensos o duraderos, ya que es durmiendo cuando el cuerpo se recupera más rápidamente.

Lo normal es que pasemos trabajando 8 horas, más el desplazamiento y otros quehaceres diarios. Por ello, reserva siempre un día o dos de descanso, sino absoluto, realizando pequeñas actividades que no supongan grandes exigencias y permitan a nuestro cuerpo descansar, ya que si no acabaremos lesionados.

Alcohol

Aquí es mejor evitar posibles equivocaciones: ningún alcohol es bueno para tu cuerpo, ni siquiera esa caña tan merecida después del entrenamiento con tus amigos. Pero claro, somos humanos y también hay que disfrutar de otras facetas de la vida que no sean el deporte.

Por ello, el objetivo es disminuir el consumo de alcohol al máximo posible: se puede apostar por cervezas sin alcohol, cervezas rebajadas con gaseosa o limón o directamente otras bebidas. Como decimos, unas cervezas el fin de semana no son lo ideal, pero tampoco echarán por la borda el entrenamiento de la semana, aunque lo aprovecharemos mejor si dejamos de lado el alcohol.

Por supuesto, el consumo de otras sustancias nocivas, como el tabaco, es otro palo en las ruedas de nuestra salud, no sólo como corredor, sino como persona.

Otros cuidados

Hay ciertos cuidados que está bien hacer de vez en cuando; acudir una o dos veces al año al fisio no supone un gran gasto de dinero, menos que unas zapatillas, por ejemplo, y nos podrá ayudar a librarnos de los pequeños problemas que podemos ir arrastrando durante los meses más activos del año.

Contar con un entrenador también nos va a ayudar en nuestra vida diaria; con su ayuda, evitaremos caer en el sobreentrenamiento, o en posibles lesiones derivadas de un mal entrenamiento. Asimismo, la carga de trabajo será progresiva y personalizada, lo que se reflejará en un mejor acondicionamiento físico sin los peligros del entrenamiento.

Saber escuchar al cuerpo e ir a un especialista antes de que suframos problemas más serios es otro de los puntos que se consideran entrenamiento invisible. Debemos cuidar del cuerpo y cuando este nos da señales de que puede estar gestándose una lesión u otro problema, debemos saber parar y acudir al médico correspondiente para atajar el problema a tiempo.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.