Nuestra experta en nutrición, Virginia Pérez nos guía en este artículo

¿Son las comidas de navidad incompatibles con el rendimiento deportivo?

Muchas personas, ven esta época como una trampa mortal que les impide seguir hacía cumplir sus objetivos, pero, ¿de verdad importa tanto?

| No hay comentarios | Compartir:

Como todos los años, el mes de diciembre, viene cargado con un montón de comidas y cenas en restaurantes o bien en casa con los familiares y con ellas las «dudas» en muchos de los corredores.

Primero de todo, hemos de decir que no todos los días del año se celebran las navidades. Son simplemente un pequeño número de días a lo largo de los meses. Si contamos con que el año son 365 días, contando comidas y cenas serían 730 veces que comemos y estas cenas o comidas, solo nos ocuparán como mucho cuantas, ¿10 ingestas?

Por lo tanto, si tu alimentación es adecuada a tus requerimientos, durante todo el año, no debes preocuparte si comes algo diferente o algo que consideres “no muy saludable”.

Dulces navideños

Cuidarse también es alimentarse con esos alimentos que no sueles consumir

Tenemos también que tener en cuenta que estas comidas, no son solo “comida” sino que son vivencias y momentos divertidos con gente que nos importa y a la que importamos. Es un momento de reunión, de disfrute, de diversión con la familia y los amigos. No tires por tierra estos momentos solo por no querer comer “cosas malas”. Vive el momento, disfruta de cada bocado, y no te prohíbas alimentos, eso puede hacerte caer en una trampa, y empezar a tener una mala relación con la comida.

¿Más o menos saludable?

Otro tema sería el “qué es saludable o no”. ¿Turrón? Depende de los ingredientes, puede ser un muy buen alimento. Calórico, puede ser, pero los frutos secos deberían incluirse siempre en tu dieta. ¿Chocolate? Es un alimento antioxidante con muchos beneficios. Además, ¿qué cantidad es la que te vas a comer? Un pedazo cada día. ¿10 pedazos en un año? No es algo que por muy malos componentes que tenga ese alimento, vaya a perjudicar tus buenos hábitos del día a día. Por lo tanto, os animo directamente a que no os privéis de ese bocado, que es tan circunstancial.

Si existe tensión con la comida, la relación con la misma no será buena

Los alimentos solo son alimentos, no hay buenos ni malos. Cada día, si buscamos un óptimo rendimiento, podremos tener que alimentarnos de una forma “diferente” por ejemplo, al querer rendir al máximo en mi competición, deberé hacer una carga de hidratos que me haga aguantar con esa energía el máximo de tiempo. Pero en navidades pretendemos disfrutar de una reunión familiar, y probar esos sabores que puede que no volvamos a tener en años.

Cuidarse también es alimentarse con esos alimentos que no sueles consumir, por algo que te guste más, por esa comida o postre tan rico de la abuela.

Disfrútalo, solo es una vez al año, la comida no es un enemigo

No te pelees con ese deseo. Las prohibiciones y las restricciones solo pueden llevarnos a una mala relación con la comida o a un malestar que no mereces.

Piensa que la comida no es solo nutrir el cuerpo, sino el alma. La comida lleva con nosotros toda la eternidad y no solo comemos por nutrir nuestro cuerpo, sino que nos entra por los ojos, por el paladar.

A modo de resumen, ¿Qué puedo hacer estas navidades?

1 Sigue con tus comidas habituales en tu día a día.

2 Los días festivos o de celebraciones, prueba aquellos alimentos que te apetezcan y disfruta de ellos y de la compañía, sobre todo.

3 Mantén tu rutina de ejercicio. Puedes descansar aquellos días más ocupados o que tengas reuniones. Compagina entrenamientos, familia y amigos. Tu cuerpo y mente te lo agradecerá.

4. Si crees que te causa mucha ansiedad salir a cenar a restaurantes o a casas de familiares y amigos, piensa en qué te hace sentir mal, y plantéate si tienes una mala relación con la comida. Si la respuesta es afirmativa, quizá necesites ayuda, así que pídela.

5 No compenses. Si tienes una buena relación con la comida, si has comido con tu familia y a la cena tienes poca hambre, simplemente come según las ganas que tengas. Pero si lo que estás haciendo es, “no voy a comer porque luego tengo cena”, sería compensar y no es una buena idea. Tu cuerpo tiene sistemas de hambre y saciedad, déjales trabajar.

6 En el alcohol, la única cantidad segura es 0.

7 Los alimentos no son buenos ni malos. Recuérdalo.

7 Por encima de todo disfruta, vive la Navidad.

Virginia Pérez, experta en nutrición

Estos son consejos nutricionales y hábitos saludables en términos nutricionales, avalados por estudios y la ciencia, ponte siempre en contacto con profesionales, evitarán las tan comunes malas relaciones con la comida.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.