Vuelan los récords del Garmo Negro: Toño Algueta (1h01’) y Virginia Pérez (1h10’)

El tresmil pirenaico está viendo semana tras semana cómo se bajan sus marcas en la explosiva subida, de 4,5 km y unos 1.400 m+, que le separa del Balneario de Panticosa. Los mejores tiempos anteriores estaban en manos de Kiko Navarro y Oihana Kortazar.

Author: | No hay comentarios | Compartir:

El Garmo Negro (3.064 m) es, tal vez junto al Pedraforca, uno de los picos que más interés está despertando entre la élite del trail running que, a falta de carreras, encuentra desafíos a su medida en las diferentes montañas españolas. En el valle de Tena, en pleno Pirineo aragonés, este gigante de piedra invita a los récords en una subida de 5 km y unos 1.450 m positivos, que asciende desde el Balneario de Panticosa. Es uno de los tresmiles más accesibles populares y accesibles de la cordillera.

Tras el paso de Manu Merillas (1h07’) y de Kiko Navarro (1h05’) en las últimas semanas, los últimos en acudir a esta llamada han sido José Antonio Algueta Marín y Virginia Pérez Mesonero, que han establecido las mejores marcas masculina (1h01’43”) y femenina (1h10’25”).

El oscense, que realizó su actividad el pasado domingo 9 de agosto por la tarde, demostró que a sus 48 años rinde a un nivel altísimo, especialmente en recorridos explosivos como este. El de Hecho (Huesca) contó además con la ayuda de una liebre de excepción, Luis Alberto Hernando, que es su entrenador. De esta manera, Toño recupera un récord que batió ya en octubre de 2017, aquella vez con una marca de 1h08’.

“Fue una experiencia increíble. Ante la falta de competiciones, lo había podido preparar a conciencia y sabía que podía hacer algo grande. Después del chaparrón que nos cayó justo antes de salir, todos los factores jugaron a nuestro favor y llegué muy fuerte hasta arriba. Casi me quedé con ganas de haberle apretado más. Fue muy emocionante ver que a estas alturas sigo mejorando”, nos explica el corredor.

Por su parte, Virginia partió esta misma mañana, martes 14 de agosto, por el mismo trazado, pero en solitario. La de la Alcarria (Guadalajara) tenía como objetivo romper el crono femenino de Oihana Kortazar (1h24’), establecido en el marco del Trail Valle de Tena 2017, y lo consiguió por nada menos que 14 minutos.

“Llevaba varias semanas esperando a que se fuera la nieve para atacar el Garmo y ha valido la pena. Me he sentido muy fuerte durante todo el camino y el único pero que le pongo es un pequeño extravío que he tenido en la zona final con el que he podido perder 1 o 2 minutos. Ahora toca mirar hacia el último de los desafíos que me he propuesto para este verano, que es el Monte Perdido”, nos explica la atleta, que recientemente se ha hecho también con los FKT (Fastest Known Time, mejor tiempo conocido) femeninos de La Bucardada y del Bisaurín.

Gracias a estos tiempos, Toño y Virginia son, por el momento, los mejor posicionados para llevarse el OS2O Desafío Garmo Negro ‘Fast&Light’ que propone para esta temporada el Trail Valle de Tena.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.