Un joven británico une Inglaterra y Sicilia, ¡corriendo!

Ross Simpson decidió romper con su monótona vida y emprendió un viaje solidario que le ha llevado a recorrer 3.000 km desde Canterbury hasta Palermo.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Ross Simpson a su llegada a la catedral de Palermo
Ross Simpson a su llegada a la catedral de Palermo

Ross Simpson era el prototipo de joven europeo con suerte. Tenía un cómodo trabajo de oficina, de 9:00 a 17:00 horas, y una vida encaminada que cumpliría con las expectativas de la gran mayoría. Pero no con las suyas. “A comienzos de 2018 yo era un completo desastre. Una separación había tirado al traste mi vida en mi apartamento, con mi perro y el futuro que había planeado. Sentí que el tiempo estaba pasando por encima de mí y que encima estaba perdiendo el mejor momento de mi vida sentado mirando a una pantalla de ordenador”, redacta en su blog.

Así que decidió romper con una existencia cada vez más monótona, vendió y donó el 80% de sus pertenencias y comenzó a correr al tiempo que recaudaba fondos para una ONG contra el cáncer infantil. Pocas semanas después puso en marcha su alocado plan, unir la catedral de Canterbury con la de Palermo, en Sicilia. “Para ahorrar dinero, acamparé de forma salvaje y viviré principalmente de pescado enlatado, queso y todo lo que pueda conseguir, dependiendo de la bondad de la gente. No tendré asistencia apoyaré y llevaré todo mi equipo en una mochila, que pesa aproximadamente 12 kg”, dejó escrito en la web de la plataforma Just Giving.

Así, desde Canterbury corrió hasta Dover, donde cogió el ferry que le transportaría a Calais, ya en el continente europeo. En Francia, atravesó ciudades inhóspitas, donde afirmó que encontrar comida y agua no fue fácil pero tras bordear el largo Lemán, en la frontera entre Suiza e Italia, fue donde encontró las mayores dificultades. “Me moví por montañas empinadas, pero en un momento mi camino se cubrió por 6 metros de nieve, así que me desvié hacia el Gran Paso de San Bernando. No había ni un alma en la montaña, excepto dos franceses que pasaron esquiando a mi lado recordándome lo peligroso de la ruta”.

Tuvo suerte y consiguió cruzar la muga, y desde allí encaró el largo descenso hasta Roma, concretamente hasta la ciudad del Vaticano, el final de la vía Francigena de peregrinación que le había traído hasta allí. Pero el plan de Simpson era continuar hasta Palermo, y así lo hizo. Cogiendo un ferry de Villa San Giovanni a Messina y cruzando Sicilia por las laderas del volcán  Etna. Hace unas horas, tras 3.000 km recorridos, llegó a su final.

El británico, que durante su periplo ha recaudado casi 7.000 euros para Youth Cancer Trust, ha tardado 94 días, en los que ha recorrido una media superior a los 30 km diarios. “Parece que mi pie izquierdo podría estar roto. He tenido algunas sospechas de fracturas por estrés en mis pies y tobillos desde hace un tiempo, pero ayer y hoy la hinchazón en la parte superior de mi ha aumentado continuamente. Me dolió mucho quitarme el zapato después de 57 km hoy y mi tobillo derecho también está palpitando de dolor … Saben que el final está cerca. A pesar de todo, estoy presionando mañana para mis últimos 40km en Palermo. 1 día antes de mi nuevo horario y alrededor de 10 días antes del plan original”, escribió la víspera de su llegada.

Puedes encontrar más información sobre la travesía de Ross Simpson aquí.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.