Actualidad

La agencia antidopaje española puesta a juicio por irregularidades

Una denuncia interna hace que la CELAD, la entidad que dirige los controles antidopaje en España, salte por los «aíres».

Control de doping
Control de doping
| No hay comentarios | Compartir:

José Luis Terreros, aun en su papel como director de la Agencia Estatal Comisión Española para la Lucha Antidopaje en el Deporte (CELAD), se encontraba a escasos meses de su merecida jubilación. Nacido en 1956, este experimentado médico especializado en deporte, con una trayectoria en el ámbito antidopaje que se remonta a 2009, estaba a punto de concluir de manera apacible una carrera extensa y, hasta cierto punto, discretamente destacada. Sin embargo, su historia ha dado un vuelco sin precedentes.

José Luis Terreros ascendió al cargo de director de la Agencia en 2017, cuando aún respondía al nombre de AEPSAD. Su nombramiento estuvo marcado por la retirada de Enrique Gómez Bastida, un guardia civil que había liderado la Operación Puerto, la cual, a pesar de su impacto inicial, se desvaneció judicialmente. «Del dopaje hay poco que no conozca», afirmó Terreros durante su toma de posesión. Aunque ya se había ocupado de la materia y fue apartado en 2013, permaneció como asesor. Su designación dejó un regusto amargo en el equipo anterior, recordando el caos en la tramitación de casos positivos que había encontrado al asumir el cargo.

Chesang fue uno de los últimos casos de dopaje en nuestro deporte

Médico con experiencia, fue director del centro de medicina del deporte en Aragón y, en ese momento, iba a cambiar el enfoque de la lucha antidopaje. De un guardia civil se pasaba a un médico. No había mayor mensaje. 

En ese momento, España ya tenía notoriedad internacional por su tolerancia al dopaje. Juan Manuel Alonso, expresidente de la comisión médica de la Federación Internacional de Atletismo, señala: «En la Operación Puerto, no pudimos sancionar a Valverde; tuvo que hacerlo el comité olímpico italiano. Zapatero defendió a Contador, y Rajoy a Marta Domínguez. España, conocida por su tolerancia a la corrupción, ve el dopaje como una forma de corrupción».

El caso de Majida Maayouf

Una corredora con sus bases en las carreras de Euskadi (donde reside desde hace muchos años), en aquellos años, Majida no era capaz de bajar de 36 minutos en un 10k. Pero su meta era más alta, comenzó a bajar a su país de nacimiento más frecuentemente.

Maayouf con sus compañeras en un campeonato de cross en Euskadi

Quería probar las carreras por montaña, ya que comenzaba a haber más dinero y carreras con las que poder generar ingresos en la unidad familiar. Majida se centraba en croses y en carreras por montaña. La realidad no era otra, más que para correr en montaña hacen falta otras habilidades más que correr y con su marca en asfalto, no destacaría por encima del resto de corredoras, en definitiva, ese no era su lugar.

«Voy a ganar Zegama Aizkorri, ese tiempo es muy factible para una maratón por montaña»

Estas palabras salieron de la boca de Maayouf en varias ocasiones, en boca de ella y en boca de sus allegados, resonaban con fuerza en Euskadi, había un pasado histórico en ellas, pues otro corredor, en este caso proveniente del ciclismo, había dicho exactamente lo mismo. Meses después era sancionado por dopaje, en este caso por EPO, hablamos del ex-ciclista, Aitor Osa.

«Ya nada me va a detener para conseguir lo que tanto he soñado»

Maayouf definitivamente no se centró en la montaña, vio que con sus «nuevas piernas» podría conseguir mucho más que varias lesiones con los descensos. Comenzaba su andadura hacia la nacionalización. Rápidamente, comenzó a rebajar sus mejores tiempos, hasta situar el 10k en 31 minutos,(en el lapso de 2022 hasta 2023 consiguió rebajar desde 33 minutos hasta 31:21) el siguiente paso sería atacar la distancia maratón, ¡ella podía!

Todos hemos podido observar lo que consiguió Majida en Valencia, récord de España de la modalidad (2:21:01), pero ¿es lícito?

El entramado internacional que permitió cubrir un positivo por dopaje un año después

El caso de la maratoniana Majida Maayouf evidencia las fisuras de un sistema internacional que permitió al antidopaje español neutralizar un positivo un año después.

El Código Mundial Antidopaje es claro: en aras de la justicia deportiva justa y efectiva, las organizaciones antidopaje deberán concluir la Gestión de Resultados dentro de los seis meses posteriores a la notificación (Artículo 4.2). Pero… ¿Se cumple siempre el Código y, por tanto, se consigue la mencionada justicia deportiva? La respuesta es NO.

8 de noviembre de 2020. Majida Maayouf compitió en la carrera de 10 kilómetros en ruta del Laufszene Invitational Run en Dresde, Alemania. Quedó en segundo lugar, con un tiempo de 33:27. Un paso más para prepararse en su objetivo: mejorar su marca personal en los 42.195 metros del maratón que le permitiera el salto a la élite internacional y con ello su nacionalización. En esa prueba, Maayouf fue sometida a un control antidopaje al azar realizado por la Agencia Alemana Antidopaje (National Anti Doping Agency of Germany – NADA). El resultado de Majida fue positivo, o como se llama técnicamente, obtuvo un resultado analítico adverso.


¿La razón? Majida Maayouf, a pesar de ser de origen marroquí, competía con licencia de la federación española.

José Luis Terreros, director general de la agencia española antidopaje, quien en un primer momento desconocía cualquier detalle del caso, aseguró a Relevo que recibieron el encargo para ser la autoridad de gestión del resultado de la federación internacional el 4 de diciembre de 2020, y la Agencia Mundial Antidopaje refrendó que así debía ser el 13 de diciembre del mismo año. ¿La razón? Majida Maayouf, a pesar de ser de origen marroquí, competía con licencia de la federación española.

Comenzaba en este momento las sospechas sobre Terreros y en general de la CELAD española.

Escritos del Ministerio y CELAD a finales de 2023
Jose Luis Terreros, presidente CELAD
Jose Luis Terreros, presidente CELAD

Terreros al borde del abismo

Después de destaparse el escándalo y de que el Consejo Superior de Deportes (CSD) denunciase ante la Fiscalía a la Agencia Española para la Lucha Antidopaje en el Deporte (Celad) por presuntas irregularidades en el uso de fondos públicos y en el control y sanción del dopaje, su nuevo presidente, José Manuel Rodríguez Uribes, exigió este viernes la dimisión del director de este organismo, José Luis Terreros. «Si esta no se produjera, la ministra Pilar Alegría y el presidente del Consejo Superior de Deportes propondrán en el marco del próximo Consejo Rector de la Celad el cese del señor Terreros», anunció el CSD.

El Gobierno pone así fin a la etapa del máximo responsable de la agencia española antidopaje tras una investigación desarrollada en el seno del Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes, a raíz de una denuncia interna, que ha desvelado que la Celad supuestamente tapó casos positivos de diversos atletas y no sancionó a los infractores. «Esta decisión, adoptada desde el máximo respeto a la presunción de inocencia, cuenta con el visto bueno de la Subsecretaría del Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes y de la Abogacía del Estado y responde al compromiso de dotar a la lucha contra el dopaje de los máximos estándares de transparencia, eficacia, eficiencia y seguridad», destaca el CSD al reclamar la marcha de Terreros. «Debe ser la Fiscalía la que aprecie si existen indicios racionales de la comisión de algún delito», añade.

Didier Zago fue procesado en 2022 por la agencia francesa

El dopaje en nuestro deporte

Pocos, pero muy sonados los casos que en nuestro deporte, han hecho saltar las alarmas, muchos de ellos han quedado en nada, por defectos de forma o bien por «mala praxis» por las agencias antidopaje, españolas o mundiales. Lo claro es que a día de hoy son muy pocos los controles existentes, podemos contarlos prácticamente con las manos. Algún campeonato de España, campeonatos del mundo, alguna carrera con renombre internacional como Zegama, Sierre Zinal, Templiers y poco más. Es fácil y sencillo y poco castigado recurrir a técnicas de dopaje en nuestro país, como ya hemos leído anteriormente. Por lo tanto, ¿Existe el dopaje en nuestro deporte? Para nosotros es un rotundo SI.

El caso de Zago, positivo por EPO, siendo un corredor que escasamente competía en kilómetros verticales. Muchos otros casos han quedo en el tintero o justificados por uso legal de medicamentos, como el caso de Maude Mathys, ya que estaba tomando hormonas para poder quedarse embarazada. Pero otros casos, como el de la francesa Cristelle Dewalle en 2016 durante el campeonato del mundo en Barruera (donde se proclamó primera en el vertical), no fueron muy sonados, pero existentes.

Sea como fuere, cada vez más corredores mediáticos, como el caso de Jornet, hacen público el llamamiento para más controles y mayor presión contra esta lacra.

«Más controles antidopaje en competición y fuera de competición y más transparencia sobre los positivos para que no vuelvan a ocurrir cosas así».

Jornet tras conocer el caso de Kongogo en Sierre Zinal 2022

En la última década el desarrollo del deporte ha sido enorme. Y este crecimiento ha traído grandes beneficios y oportunidades, pero también con riesgos y problemas. Con más dinero y exposición mediática, hemos visto a atletas jóvenes que han crecido en el trail, innovación en todos los aspectos y mucha inspiración para otros para ir a la naturaleza y hacer ejercicio, explica el corredor catalán.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.