Tim Twietmeyer, el rey de la Western States

El corredor estadounidense es una de las grandes referencias del trail running en su país, tras una época de dominio en las carreras de 100 millas. La Western States lo alzó a la categoría de mito, con cinco victorias y varios récords vigentes a día de hoy.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Tim Twietmeyer
Tim Twietmeyer

La década de los 90 fue una época dorada para el trail running en los Estados Unidos; en esos años, fueron varios los corredores y corredoras que comenzaron a poner al ultra trail en una nueva división competitiva, logrando tiempos y hazañas que, aún a día de hoy, muchas siguen más que vigentes.

Fueron estos corredores los que pusieron las bases para que el trail running se convirtiera en lo que es a día de hoy en el país norteamericano, y de entre todos ellos, hoy destacamos la figura de Tim Twietmeyer, un ingeniero californiano de Hewlett-Packard que residía en Auburn, California, uno de los epicentros del trail por aquella época.

Y es que Auburn acogía la meta de la prueba decana de las 100 millas a nivel mundial, la Western States Endurance Run, sobre la que Tim acabaría forjando su leyenda como ultra corredor, con unos logros que por aquel entonces parecían imposibles de lograr, reformulando de lo que un corredor de montaña era capaz de hacer.

La época dorada de la carrera deportiva de Twietmeyer comenzó a principios de los años 90; fue en 1992 cuando Tim venció por primera vez la Western States, que por aquel entonces era la reina indiscutible de las pruebas de 100 millas. Sería la primera de las cinco victorias que lo acabarían alzando como el mejor corredor de la historia de la carrera.

Pero no fue fácil, como él mismo recuerda; “los años anteriores había sido 2º, 3º y 4, por lo que parecía que no conseguiría vencer la carrera, pero en 1992 todo se dio a la perfección y logré vencer. Además fue el mejor tiempo que he logrado nunca”.

Tras aquella victoria de 1992, vino la de 1994 y, especialmente, la de 1995, una edición que quedó grabada en la mente de todos. La razón fue una mujer, Ann  Trason, que se empecinó en lograr un hito histórico que a buen seguro hubiera pasado a los libros de historia del ultra running yanqui.

Trason y Twietmeyer eran los grandes dominadores de la carrera por aquel entonces, sumando victorias y podios de forma consecutiva, pero aquel 1995 el destino les deparó un mano a mano. Trason iba líder femenina, pero también segunda de la general absoluta, con Tim como único rival al que alcanzar.

A falta de 15 millas, Ann Trason dio alcance a Twietmeyer, en lo que ampliamente se considera como una de las grandes actuaciones femeninas de la historia del deporte. La propia Ann Trason comentaba ese momento: “Lo alcancé con apenas 15 millas para la meta y sus ojos se pusieron como platos cuando me vio. Nunca le hubiera ganado, pero conseguí asustarle. Entonces comenzó a correr todo lo rápido que pudo. Entonces recuerdo que pensé, esto es bueno, me gusta”.

Dos veces más conseguiría Tim Twietmeyer ganar la Western States, siendo el primero en ganarla cinco veces, siendo sólo superado, con posterioridad, por Scott Jurek y sus siete victorias. Pero no sólo por las victorias se considera al californiano el Rey de la Western States, sino por muchos más logros.

Entre ellos, destacan sus 25 participaciones en la prueba reina. De ellas, en quince ocasiones finalizó entre los cinco mejores de la clasificación. Pero lo que es más sorprendente, todas ellas las finalizó por debajo de las 24 horas de tiempo, lo que da una idea del nivel tan alto y regular que alcanzó Tim a lo largo de su carrera.

A día de hoy, también es el actual plusmarquista de la Western States en la categoría veterano, con unas impresionantes 17h17’, un tiempo que a día de hoy te garantiza acabar entre los 15 mejores de la general.

Pero también tuvo Tim para agrandar su leyenda con los retos personales que tanto se llevan a cabo hoy en día. Fueron dos los trazados en los que puso su nombre. El primero, en el Tahoe Rim Trail, en el que se convertiría en la primera persona en bajar de la barrera de los dos días para completar sus 265 kilómetros.

También consiguió completar el John Muir Trail en menos de seis días, amén de una de las grandes actividades de la pasada década en el trail yanqui, cuando él, Dean Karnazes y Bill Finkbeiner cruzaron Sierra Nevada en invierno en un tiempo total de 26 horas, el tiempo más rápido por aquel entonces.

A día de hoy, Tim no ha aparcado su espíritu competitivo; entrena de 60 a 80 millas por semana, además de competir asiduamente en careras de 50 millas, que utiliza como preparación para su verdadera pasión, las 100 milleras. Además, como forma de devolver todo lo que la Western States le ha dado, es uno de los más activos defensores de todo lo que tenga que ver con la carrera.

Tim es el presidente de la Western States Foundation, entidad encargada de proteger y cuidar el entorno de la carrera californiana; su principal objetivo es el reconocimiento del trazado de la Western States, de forma que se le considere National Historic and Scenic Trail, para gozar de la misma protección que ya gozan trazados como el Pcific Crest Trail o el Appalachian Trail.

A día de hoy, Tim no ha sufrido ningún abandono en todas sus participaciones en la Western States. Por algo se le considera el Rey.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.