TRABAJOS DE LA ÉLITE

Los trabajos “de verdad” de los mejores corredores de montaña del mundo

Los corredores por montaña, en su gran mayoría, no viven del deporte. Con algunas excepciones, todos tienen un trabajo que les aporta la gran parte de sus ingresos y que demuestra que, en el mundo del trail, casi todos somos amateurs.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Tofol Castanyer
Tofol Castanyer

Las grandes estrellas del deporte siempre suelen ser relacionadas con gente rica, famosa y con una sola ocupación: entrenar. Siempre dependiendo del deporte practicado, las estrellas de cada disciplina cuentan con un reconocimiento diferente, aunque todos ellos pueden dedicarse por completo a su gran pasión.

Pero esto no ocurre en el mundo del trail running; y es que este deporte, que todavía no ha llegado a la mayoría de edad –muchos dirían que está en plena edad del pavo- tiene ya sus estrellas consolidadas, corredores a los que todo corredor de montaña admira por su capacidad para completar carreras muy duras en poco tiempo.

Pero este mérito es doble, ya que la gran parte de los corredores de montaña de élite viven de su trabajo y se suelen tomar esto de competir como un mero hobby. Por ello, el tiempo para entrenar, trabajar y la vida familiar es difícil de conciliar.

Algunos privilegiados hay que pueden vivir al 100% de esto de correr por la montaña, como es el caso de Kilian Jornet, Ryan Sandes o Anton Krupicka (aunque este último todavía está finalizando sus estudios). El resto de los mortales, además de correr y competir por medio mundo, deben acudir regularmente a su lugar de trabajo. Pero, ¿en qué trabajan los mejores corredores de montaña del mundo?

Qué mejor que comenzar por los ganadores de la prueba más importante del mundo, el Ultra Trail Mont Blanc. En el caso de François D’Haene estamos ante un viticultor, que además de cultivar uvas, también produce su propio vino tinto en una de las regiones con más tradición de Francia. La ganadora femenina, Rory Bosio, es enfermera pediátrica en un hospital estadounidense.

Hablando de Campeones del Mundo, no podemos saltarnos a Nuria Picas, que de profesión es bombero, al igual que su entrenador, Pau Bartoló. Otra Campeona del Mundo es Stevie Kremer, en este caso de la Copa del Mundo de Skyrace, que de profesión es profesora de colegio de primaria.

Hay más corredores de gran éxito que trabajan; el considerado mejor corredor de ultras de Estados Unidos en los dos últimos años, con victorias en Western States o Leadville, es Rob Krar, que también es farmacéutico en turno de noche, lo que le deja el día entero para poder entrenar.

Su compatriota Tim Olson, dos veces ganador de la Western States, se dedica profesionalmente a la fisioterapia, algo que comenzó como forma de poder ayudar a los demás tras un pasado marcado por las drogas y su paso por la cárcel. Otro yanqui que trabaja duro es Cameron Clayton, dependiente en una famosa pizzería de Boulder, llamada Lucky Pie.

Una de las corredoras más laureadas del mundo del ultra running es Lizzy Hawker, que venció hasta en cinco ocasiones el Ultra Trail Mont Blanc. Aunque ahora se dedica totalmente a su pasión, antes trabajaba como oceanográfica, empleo que dejó por la montaña.

Más suerte, si se puede decir esto, tiene Anna Frost, cuya principal fuente de ingresos es su trabajo para su principal patrocinador, Salomon. Frosty es embajadora de la marca en la zona de Oceanía, lo que le permite vivir de su pasión y con el objetivo de expandir la fiebre del trail por su continente. También tiene trabajo en Salomon Greg Vollet, que es el manager del equipo de trail del a casa francesa, considerado como uno de los mejores del mundo.

Pero en nuestro país ocurre más de lo mismo, y son la gran mayoría los que tienen un empleo a tiempo completo. Miguel Heras regenta un negocio de fontanería en su Béjar natal, mientras que su compañero de equipo, Iker Karrera, lo hace para la asociación de desarrollo rural de un pueblo de Euskadi.

Entre los mejores corredores españoles también los hay con trabajos más o menos relacionados con el deporte, como Nerea Martínez, que es masajista-osteópata, o la brasileña afincada en España Fernanda Maciel, que es nutricionista deportiva.

Otros, en cambio, tienen trabajos que nada tienen que ver con el trail, como Jabi Domínguez. Este podio del UTMB es ingeniero en una empresa vasca, al igual que el superclase francés Julien Chorier mientras que uno de los mejores trail runners de Asturias, Santi Obaya, es dueño de un kiosko. El canario Yeray Durán es mecánico de coches, mientras que el balear Tófol Castanyer regenta un empresa relacionada con la hostelería.

Dentro de esta élite necioanl, también cabe destacar a aquellos que trabajan para el estado; es el caso de Luis Alberto Hernando, que es Guardia Civil destinado al mundo de los rescates de montaña. También Manuel Merillas, miembro del ejército.

Y, aunque no sea español de nacimiento, no podíamos olvidarnos de Zaid Ait Malek, que es temporero en la recogida de aceituna. También relacionado con la comida es la profesión de Zigor Iturrieta, que es cocinero y ha trabajado para algunos de los mejores restaurantes del mundo, como el de Martin Berasategi.

Mecánicos, ingenieros, fontaneros, enfermeras, bomberos, viticultores, farmacéuticos, fisioterapeutas, pizzeros… Todos ellos, con trabajos tan diferentes, comparten una misma pasión: correr por la montaña. Y además lo hacen pero que muy bien.

 


Lecturas relacionadas
Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.