DEPORTE CADA VEZ MÁS GLOBAL

Los corredores europeos conquistan el trail running americano

Cada vez más son los corredores de nuestro continente los que se animan a correr en los Estados unidos, donde la cultura del trail running está muy arraigada. A pesar de la diferencia de estilos, los europeos han conseguido arañar victorias en las carreras más importantes de USA.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Kilian Jornet, Anton Krupicka y Jeff Roess en Western States 100 2010
Kilian Jornet, Anton Krupicka y Jeff Roess en Western States 100 2010   Anton Krupicka

Hasta hace pocos años, Estados Unidos y Europa eran prácticamente dos mundos separados al referirnos a correr por montaña, sobre todo en dos aspectos. El primero es que en contadas ocasiones, corredores europeos iban a Estados Unidos a competir y al igual ocurría con los americanos, que sólo se dejaban ver en el Ultra Trail Mont Blanc.

El segundo era la diferencia de estilos, algo que todavía sigue siendo un hándicap para muchos corredores. Mientras en Europa cuando se corre por montaña se está más cerca de disciplinas como el alpinismo e incluso la escalada cuando se atraviesan tramos técnicos, los trazados del país norteamericano son más llanos y “corribles”.

Pero en los últimos años, la globalización y la llegada de patrocinadores fuertes ha propiciado que los corredores más punteros tengan más presencia a nivel mundial, participando en carreras de todos los continentes. Por ello, cada vez más europeos corren en Estados Unidos y cada vez más “yankees” lo hacen en el viejo continente. Esto ha propiciado una nueva tendencia, y es que los corredores europeos han ido conquistando poco a poco el “nuevo mundo” a pesar de la diferencia en el tipo de recorridos.

Uno de los pioneros ha sido Kilian Jornet; el español siempre ha defendido el espíritu y el ambiente que se vive en las carreras de aquel país, aunque también ha reconocido que los trazados no son los que más le gustan ni los que más se adaptan a sus cualidades como corredor, pero los resultados no parecen seguir estas directrices.

En su primera participación en una “grande” estadounidense fue en la Western States de 2010; en aquella ocasión, las temperaturas jugaron contra Kilian, que reconoció haber cometido fallos a la hora de hidratarse durante las 100 millas. A pesar de ello, Kilian pisó el tercer cajón del podio, sólo superado por tres especialistas en este tipo de carreras: Geoff Roes y Anton Krupicka.

En la siguiente edición, hace poco más de un año, Kilian conocía más la carrera y las condiciones del verano californiano, lo que le permitió dominar la carrea de principio a fin y anotarse su primer “major” en suelo estadounidense, además de “abrir vía” al resto de corredores europeos.

Apenas un par de meses después, llegaba la segunda victoria europea en una “100 miller” de primer nivel estadounidense, la HardRock 100. Esta vez era el francés Julien Chorier el que se imponía en la carrera de esta distancia que quizá más se asemeje a los recorridos europeos, con un perfil más montañoso. En un periodo corto, dos europeos dominaban el país del Tío Sam.

Y el círculo de la “Santa Trinidad” de las carreras de 100 millas dominadas por europeas se cerró el pasado fin de semana con la victoria de otro galo, Thomas Lorblanchet, en la Leadville 100, imponiéndose a atletas como Anton Krupicka o Nick Clark. Así, ya hay un europeo en el palmarés de cada una de las grandes 100 millas americanas, habiendo cosechado las tres victorias en un periodo de poco más de un año.

Además, en apenas tres semanas y media de viaje, Kilian Jornet también ha demostrado que, aunque no sean sus condiciones favoritas, también ha vencido la prueba de 50 kilómetros más prestigiosa, la SpeedGoat 50k, el maratón de montaña más importante, el Pikes Peak Marathon amén de batir el récord de ascenso y descenso al Grand Teton, una marca que databa de 1983.

Pero esta tendencia no se ha producido a la inversa, y es que a los norteamericanos se le resisten las grandes pruebas europeas, sobre todo la gran cita del continente y del mundo, el Ultra Trail Mont Blanc, en el que ningún americano ha conseguido vencer. Todo lo contrario, ya que cada año venían atletas como Scott Jurek, el de mejor palmarés de los States, que año tras año no era capaz de enfrentarse con éxito al uno de los recorridos más exigentes del planeta.

El único capaz de poner su nombre en una carrera europea en la que participaran grandes corredores europeos ha sido el jovencísimo Dakota Jones, que venció la pasada edición de la Transvulcania, que contó con un line-up a la altura del Ultra Trail Mont Blanc. Los únicos que pudieron seguir al de Colorado fueron Andy Symonds y un Kilian Jornet que se enfrentó a las altas temperaturas apenas tres días después de acabar su temporada de esquí.

Esta edición del UTMB, que tiene lugar en unos días, tampoco nos aclarará nada, ya que no acudirán muchos corredores estadounidenses de renombre, así que habrá que esperar a Cavalls del Vent o a la Transvulcania de 2013 para ver si los americanos pueden invertir la tendencia y devolverles la jugada a los europeos, que seguirán acudiendo a los States a continuar con la conquista del “nuevo mundo” más de 500 años después de que Colón se encontrara con el continente americano.


Lecturas relacionadas
Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.