ENTREVISTA AL GANADOR DE LA CCC

Tòfol Castanyer: «Me ayudó que no iba con tantos objetivos, con tanta presión de reeditar algo»

El mallorquín ganó la Courmayeur-Champex-Chamonix en el momento oportuno: justo antes de la salida de la UTMB con más de 5.000 personas reunidas. Sin duda, un merecido regalo tras una temporada en la que se proclamó también campeón de España y del Giir de Mont.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Momento Tòfol: más de 5000 personas entre público y corredores de la Ultra Trail vibran con su llegada
Momento Tòfol: más de 5000 personas entre público y corredores de la Ultra Trail vibran con su llegada

¿Cómo fue la Courmayeur-Champex-Chamonix?
Yo desconocía totalmente el recorrido. Solamente había mirado el perfil y además hizo mal tiempo durante toda la carrera. A última hora nos quitaron una de las subidas a 2.500 m. La parte italiana fue la peor porque hacía mucho viento, nieve y agua. Ello significó que las primeras dos horas bajé bastante el ritmo que tenía previsto.

En Suiza la nieve y el viento se convirtieron en agua y frío. El terreno estaba complicado pero pude coger mi ritmo, alto pero bueno, y supe dosificar. Así fui cogiendo distancia pero todo salió perfecto, físicamente y psíquicamente a pesar de que yo no estoy acostumbrado a hacer carreras largas.

¿No fue especialmente complicado el Col de Ferret?
La única pega de la CCC es que tienes que salir de Courmayeur, en Italia, pasar a Suiza y luego entrar a Francia otra vez. La única manera de pasar de Italia a Suiza es por el Col de Ferret. La organización sabía que estaba muy mal, y efectivamente así fue. Yo nunca había corrido con este frío y viento. No veías nada, solo niebla. Pero era la única opción de cruzar la frontera, y por lo tanto o pasabas por allí o no pasabas.

Por esa montaña se subía a la cota 2.500 y sin duda fue la parte más dura de la carrera. Arriba podía haber unos 10 cm de nieve. Lo que a mí más me afectaba, era que la ventisca con un viento de 60 km/h me azotaba la cara y no me dejaba ver absolutamente nada. A parte, se te congelaban los labios, los ojos… era una sensación de frío extremo. Yo vivo en Mallorca y he estado entrenando y viviendo a unos 35 o 40º este verano, por lo que el cambio ha sido muy brusco.

En Suiza ya no hubo tanta nieve, y con el Gore que lleve puesto casi toda la carrera, pude acabarla bastante bien.

¿Cómo afecta el frío al rendimiento del corredor?
Como te he dicho, estoy poco acostumbrado al frío y tenía dudas de como podía rendir en unas circunstancias extremas como estas. Pero a nivel muscular la verdad es que no lo noté. Iba bastante tapado con doble capa, manguitos internos, la chaqueta y la mochila Salomon de Kilian. Tuve la suerte de que me dejó el material. él no lo tenía que emplear y como vivía aquí en Les Houches me lo dejó y con eso aguanté muy bien el frío.

Donde más sufrí fue en la cara,  porque no llevaba protección. Incluso abrir el gel y tomártelo era complicado. Afortunádamente, fue un momento puntual de hora y media aproximadamente. Luego tuvimos la suerte de que subió un poquito la temperatura y el resto del recorrido fue más llevadero.

¿Porqué llevaste el material de Kilian?
Yo no soy atleta habituado a Ultras. De hecho, después de Cavalls del Vent, esta es mi segunda Ultra Trail. Y aquí te exigen mucho material que no tenía. Tengo la suerte de tener un amigo como Kilian que se ofreció a prestármelo.Kilian por la manera que tiene de ser, es lo más minimalista posible en cuanto a peso, y la verdad es que el equipamiento que llevé era muy bueno.

¿Quizás te ha podido dar suerte?
El sábado le envié un Tweet diciéndo que su mochila ya estaba acostumbrada a su ritmo. El me envió la enhorabuena. La verdad es que además de un crack mundial es una bellísima persona.

¿Llevaste una estrategia especial en esta carrera?
La realidad es que no. Me guié por sensaciones. No conocía el recorrido y además sabía que las condiciones meteorológicas iban a ser muy malas. Fuí pensando con la cabeza lo que me quedaba y cómo me encontraba y según eso iba haciendo.

Salí un ritmo alto para intentar quitarme corredores de en medio pero sin pasarme, porque al no estar acostumbrado a las Ultras, podía pasarlo mal al final. Por tanto, opté por una cosa entre medias y tuve la suerte de que físicamente me encontré bien durante toda la carrera. Al final, a partir del Km 50 o 60, cuando la gente empezó a bajar el ritmo, yo pude mantenerlo e ir sacando minutos al resto.

¿Cómo gestionaste la hidratación y los avituallamientos?
Lo mismo, por sensaciones. No estaba acostumbrado a este tema, así que conté con los míos. Tenía tanto a la gente de Salomon como a Dani Salas, que es mi preparador físico, ayudando durante la carrera. Es algo muy fácil, hidratación a base de agua con sales y después utilizo siempre los geles Power, algo de magnesio, aminoácidos y comer lo que me va entrando, que no es mucho.A mí, como el pan con Nutella me entra muy bien, en dos o tres puntos comí eso. Y creo que algún plátano pero poca cosa más… 

Algo poco ortodoxo según los manuales de alimentación….
(Ríe) No se si es la manera más científica de correr una ultra, pero yo creo que cuando le doy caña a mi cuerpo y llego a un avituallamiento, las cosas me entran por la vista. En cambio, otros alimentos, por muy científicos que sean, si no te apetece comerlas… ¡No las tragas! Es lo que pienso y por lo tanto es lo que hago.

Para avituallar, me pongo lo que me gusta, además de los geles y algún complemento que ayude a no bajar el rendimiento. Ya son momentos difíciles como para complicarte aún más la vida. Incluso antes de la carrera, desayuno pan con nutella. Más los geles, más algún complemento que me ayuda a no bajar el rendimiento. Igual pones según que comida o barrita, y a la hora de engullirla me es imposible. Y una ultra es suficiente caña para el cuerpo como para intentarle hacerle comer cosas que no son las que le gustan. 

Y además con esa “dieta”, nunca has tenido problemas digestivos durante una prueba.
La verdad es que no. Yo en las competiciones normales que hago de la copa del mundo, siempre utilizo los geles que me da Power. Hay gente que sé que gástricamente no tolera según que complementos, pero a mí no me afecta mucho. 

Venías medio tocado, y cansado de la Copa de España. Ibas a experimentar. Pero luego en la salida estabas bastante activo y al final hiciste una carrera perfecta, encabezándola todo el recorrido…
No es que estuviera cansado el día de la carrera, pero tenía mis dudas de cómo en cinco días mi organismo podía recuperar una carrera en la Copa de España que aunque “sólo” fueran 34 km, nos dimos bastante caña. Para ganarla y desbancar a mis rivales, tuve que dar el máximo.

Durante el jueves ya ví que mis músculos estaban bastante recuperados. La excitación de la carrera en sí hizo que en la salida saliera a un ritmo fuerte. Aunque el hecho de salir adelante al principio, no era una idea premeditada. Tal y como me encontré, tuve la suerte de poder ir el primero toda la carrera pero no era una estrategia que planificara antes. Fue según como me iba notando.  

¿Ha sido la guinda a una temporada casi perfecta?
Pues sí, sobre todo después de un año como 2011 que casi no hice nada por culpa de mis lesiones.

Tras eso y con la barrera psicológica de haber cumplido 40 años, no esperaba hacer tanto. A lo mejor me ayudó que no iba con tantos objetivos, con tanta presión de reeditar algo. Igual eso no te obliga a hacer tanto y las cosas salen mejor. Desde luego ha sido una temporada brutal, por cosas como la Copa de España, ganar Giir de Mont y ahora aquí.

He vuelto a las sensaciones del 2010, cuando fui Campeón del Mundo. Tenía dudas de que con 40 pudiera reengancharme. Y para alguien que no es profesional como yo, y que intenta entrenar cuando puede y como puede y compaginarlo con los críos… Reencontrar estas sensaciones es la recompensa a lo que te cuesta entrenar y combinar horarios. 


¿Qué sentiste al llegar a meta con 5.000 personas animándote?
Brutal. Nunca se había producido que uno de la CCC llegara antes que la salida de la UTMB. Es complicado explicarlo. Hace casi 20 años que practico atletismo y no olvidaré nunca la llegada a Chamonix. Ver a los que estaban a punto de hacer la Ultra Trail que te aplaudían, con un montón de periodistas y de público, con todos los familiares de los corredores, con mi familia, que ha sido la única carrera a la que han venido… Fue la guinda perfecta a la carrera que sueñas.

He recibido un montón de Tweets, mensajes, fotos… y la verdad es que se me pone la piel de gallina de ver la cantidad de gente que había. Me ha impresionado mucho. Será complicado de olvidar. 


Lecturas relacionadas
Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.