ENTREVISTA

Rob Krar: “Corriendo cambio el estrés por sentirme en paz”

El corredor de The North Face ha sido la gran explosión en el mundo ultra de los Estados Unidos. En apenas dos años ha pasado de ser un desconocido a ser nombrado «Corredor del Año» y vencer la Western States. Hablamos con la barba más poblada del mundo de ultra trail.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Rob Krar
Rob Krar

La lesión me ayudó a reconocer y entender la importancia que correr tiene para mi salud física y mental. Haber vivido eso me ha enseñado a ser más paciente en mi entrenamiento y a ser más respetuoso con mi descanso y recuperación

Cuéntanos cómo comenzó tu carrera en el trail running.
Comencé a concentrarme en las carreras por montaña cuando retomé la actividad después de sufrir una larga lesión en el año 2012. La superficie más blanda y el ritmo más lento que en el asfalto han sido claves para poder mantenerme sano durante estos dos años compitiendo en las montañas.

Antes de eso ya competías en otras disciplinas.
Sí, me dedicaba al cross-country y al medio fondo en mis años en la universidad, además de distancias más largas en asfalto. Pero fui descubriendo que el asfalto era demasiado duro para mi cuerpo y caí en una espiral insana de sobre-entrenamiento y lesiones.

Y en el trail, ¿en qué tipo de carreras te sientes más cómodo?
Disfruto muchísimo con las carreras largas, a partir de las 50 millas, con un terreno poco técnico y subidas y bajadas muy graduales, que son las características que se adecúan a mis características como corredor. Dicho esto, estoy empezando a explorar terrenos más técnicos y con más desnivel tanto en mi entrenamiento como en algunas carreras para ampliar mis fortalezas en la montaña.

¿Qué es lo que más disfrutar de correr por la montaña?
Suelo entrenar casi siempre en solitario y todo ese tiempo que paso en la montaña me hace alejarme de todo el estrés y las preocupaciones de la vida y me permite concentrarme en mis pensamientos, corriendo en un silencio que me encanta y sintiéndome más en paz al final de cada entrenamiento. Corriendo cambio el estrés por sentirme en paz.

¿Y por qué la elección de los ultra trails para competir?
Creo que es porque soy una persona un tanto inquieta; si a eso sumas que soy un poco tozudo y que disfruto la soledad, el entrenamiento y competición de larga distancia cuadran muy bien con mi forma de ser.

Has sido nombrado Corredor de Ultras del Año en Estados Unidos. ¿Cómo se logra eso tras apenas dos años compitiendo en larga distancia?
Cuando pude regresar después de una lesión que pensaba que pondría fin a mi carrera como corredor, me di cuenta de que debía regresar con una nueva filosofía de entrenamiento. Ahora pongo mucho énfasis en el descanso y la recuperación, además de hacer entrenamientos más fluidos, sin tanta planificación, y siempre escuchando a mi cuerpo y mi mente. Al final, he encontrado mi niche en este deporte y como corredor soy más feliz y sano de lo que siempre fui, y eso me ha permitido entrenarme y competir a un nivel que nunca alcancé como corredor de asfalto.

¿Cómo fue esa lesión que casi te aparta del deporte?
Me empezaron a crecer unas protuberancias en los talones allá por 2009, llamadas Deformidades de Haglund. Es una lesión muy dolorosa, no solo para correr, sino en la vida cotidiana. Llegó un punto en el que correr era algo casi imposible, tenía muchos problemas para trabajar y ni siquiera podía disfrutar de dar un paseo por la montaña.

En 2010 me operaron para quitarme esas protuberancias, pero me precipité al volver a correr, y entonces pensé que nunca podría correr de nuevo porque la cirugía no había salido bien. Mirando hacia atrás, alejarme momentáneamente del deporte dejó que mi lesión se curara como es debido y pude volver a competir dos años más tarde.

¿Qué se aprende cuando te pasa algo tan traumático?
La lesión me ayudó a reconocer y entender la importancia que correr tiene para mi salud física y mental. Haber vivido eso me ha enseñado a ser más paciente en mi entrenamiento y a ser más respetuoso con mi descanso y recuperación.

Hablemos de competición. ¿Qué carrera es la que más te ha marcado en estos dos años en los ultras?
Me quedaría con mis dos Western States. La de 2013 fue mi primera carrera de 100 millas y la experiencia fue sobrecogedora, al ser una carrera con una gran historia, con los avituallamientos con tanta gente y voluntarios, la energía que desprende durante todo el fin de semana y, por supuesto, correr con un calor tan alto. Me hizo redefinir mis límites, de lo que era capaz y me abrió la puerta a soñar y creer a lo grande.

Al año siguiente, cuando gané la Western States el pasado junio, me supuso culminar un año entero de desafío. Fue un día mágico y siempre pienso si podré revivir algo así de nuevo. Ese día no tenía dudas de mi capacidad, no tuve bajones y me vino una sensación de paz de cara a los retos que tenía por delante.

¿A qué te dedicas profesionalmente?
Llevo 12 años trabajando en el turno de “enterrador” de una farmacia. Eso me permite trabajar una semana y tener la siguiente totalmente libre. Es un turno muy agotador en lo que a entrenar se refiere, pero he encontrado una rutina que me funciona, además de que tener una semana libre es algo genial.

¿Cómo es esa rutina que has encontrado?
Lo más importante es gestionar el tiempo de forma efectiva, algo que aprendí durante mis años de universidad, en los que entrenaba y estudiaba para ser farmacéutico. Requiere un montón de sacrificio, pero la recompensa hace que todo eso merezca la pena.

Llama la atención tu poblada barba…
Sí; pero lo más gracioso fue que me dejé dejé para impresionar a una chica, que ahora es mi mujer. Al final me sentía muy cómodo con ella y es algo que ya forma parte de mí.

Nunca te hemos visto en Europa. ¿Tienes pensado competir por aquí pronto?
Competí en 2012 en el Campeonato del Mundo de Carreras de Montaña en Italia. Pero es cierto que mi trabajo no me deja venir a Europa a competir. Espero poder tener más flexibilidad en ese aspecto el año que viene para poder correr alguna de esas increíbles carreras que tenéis en Europa.

¿Qué le dirías a esa gente que quiere animarse a correr su primer ultra?
Que sean pacientes y que se tomen su tiempo para progresar en las distancias. Primero prueba en una de 50 kilómetros, luego una de 50 millas y entonces piensa en distancias más largas. Se necesita respetar las distancias, tanto en los entrenamientos como en las competiciones. También es importante que escuches a tu cuerpo, tanto entrenando como compitiendo. Y sobre todo, que encuentren un equilibrio entre el entrenamiento y el descanso.


Lecturas relacionadas
Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.


 

 

 

 

Novedades editorial

Últimas noticias