Karim El Hayani: “Quiero poder correr descalzo 100 km al mismo ritmo que si llevara zapatillas”

Tras completar un medio maratón sobre nieve y hielo en tiempo récord, hablamos con el corredor que está evolucionando el minimalismo más extremo.

Author: | No hay comentarios | Compartir:

Estamos con Karim El Hayani, que el pasado miércoles realizó una actividad sorprendente corriendo una media maratón descalzo y sobre nieve y hielo, y consiguiendo uno de los mejores tiempos conocidos o el que podría ser un récord del mundo, que está certificando el libro Guinness de los Records.

¿Qué es lo que has hecho?
Al principio del verano vi que Win Hof tenía un récord Guinness descalzo, que había corrido un medio maratón en 2h16’ y, como no había carreras en estos meses, pues fue la excusa perfecta para tener un objetivo y estar motivado. Todo lo que tiene que ver con correr descalzo me llama la atención y había decidido prepararme para hacerlo el año que viene. Sin embargo, hace 3 semanas hice 12 km y terminé con los pies de maravilla y vi que estaba preparado para batirlo este año.

«Para un chico que ha crecido en un pueblo de Madrid, correr sobre un lago es impresionante»

Hay que apuntar que el récord tanto de Win Hof como de Karim es sobre superficie helada o con nieve. ¿Dónde buscaste tu pista de atletismo sobre hielo?
Aquí en Canadá no es muy difícil encontrar el hielo, pero al mismo tiempo es muy difícil encontrar una nieve donde no se hunda tu pie, porque ahora mismo tenemos mucha nieve y es imposible correr. Entonces, me propusieron desde la Clínica del Corredor el hacerlo sobre un lago, porque es una manera de que el pie no se te hunda mucho. Para un chico que ha crecido en un pueblo de Madrid, correr sobre un lago es impresionante.

Queríamos hacerlo dentro de 3 semanas pero si esperábamos el lago se podía descongelar, por lo que entonces en vez de a pie lo tendría que hacer a nado. Así que al final decidimos adelantarlo, aunque no hemos podido bajar de 1h30’ porque hace 3 días llovió mucho y ha hecho muchísimo frío, con sensación térmica de hasta -35° C, y había una parte de 50-60 m que se han convertido en hielo. Así que a última hora he tenido que aprender a correr sobre una pista de patinaje porque no había más opciones. Por eso ha sido más difícil y en los últimos kilómetros he tenido que bajar el ritmo un poco. Gastaba mucha energía en no caerme y en los cambios de ritmo por las condiciones del terreno. Ha sido como hacer series o cambios de ritmo, y es algo que me ha cansado psicológicamente también porque había muchísima gente apoyándome y por todo lo que habían invertido en mí, en fotógrafos, cámaras… Todo eso era una gran responsabilidad. Cada vuelta, que era de 1.300 m, tenía que bajar ritmo durante 80 m, luego subirlo y no sabía si iba a ser posible llegar.

«Se me pegaban los pies al hielo»

Tengo mucha curiosidad de ver tus pies ahora mismo, después de la actividad. A priori, una superficie helada tiene que ser muy agresiva con los tejidos del pie.
Sobre la nieve ha ido bastante bien, pero la parte de hielo era algo nuevo para mí porque notaba que se me quedaban los pies pegados. Tengo la suerte de tener de tener un pie superduro, que está muy acostumbrado a correr descalzo, entonces para el pie iba de maravilla. Si alguien no está acostumbrado a correr descalzo, el pie se te queda ahí. En los sitios donde había agua el pie se resbalaba, pero donde era pura pista de patinaje se agarraba. Tenías que correr un poco rápido para no quedarte ahí.

Sin embargo, no llegué con los pies 100% preparados porque seis días atrás había hecho un entrenamiento superlargo, que creo que tiene más mérito que el récord Guinness, pues fueron 2h30’ corriendo por montaña con nieve hasta las rodillas. Lo hice para quitarme ese miedo, pero me pasé y me salieron dos pequeñas ampollas, que arrastré hasta el récord de media maratón. Ahora tengo una segunda piel en esa ampolla que me permite caminar y correr.

Al final era un objetivo más que me hacía muchísima ilusión, que quería hacerlo, aunque he cometido muchos errores y posiblemente no lo preparé de una manera adecuada porque no tenía experiencia. Ayer hizo temperaturas de -10° C a -15° C y mucho viento en alguna parte, por lo que había factores que no iban a favor mío, pero así es el deporte y decidimos hacerlo a lo que saliera.

«Yo nací en Marruecos y cuando era pequeño siempre jugábamos al fútbol descalzos»

¿De dónde te viene esto de correr descalzo? Hace años ganaste incluso pruebas de la Copa de España de la FEDME sin zapatillas… ¿Qué es para esta manera de correr tan minimalista?
Yo nací en Marruecos y cuando era pequeño siempre jugábamos al fútbol descalzos. Cuando con 12 ya estaba en Madrid, ya empecé a coger zapatillas pero un día después de entrenar me las quité y me encontré de maravilla, con mucha libertad, los pies al aire libre y disfrutando de sentir cada pisada en cada terreno diferente. La técnica, las sensaciones que tiene el pie cuando tocas el suelo, la hierba, la pista… es algo impresionante.

Ayer, cuando estábamos corriendo, me preguntaron si mis pies seguían sintiendo el suelo y le contesté: “sí, el que no sientes el suelo eres tú porque llevas una suela enorme” (ríe). Me gusta muchísimo correr descalzo, es mi vida, ponerme retos y poder vivir esta experiencia forman parte de mí. Si me ofrecieran más dinero por fichar para una marca de zapatillas, preferiría seguir corriendo descalzo porque lo que siento no tiene precio.

«No se puede pasar de correr con zapatillas a hacerlo descalzo directamente»

Obviamente, es algo que requiere una adaptación, especialmente en las actividades un poquito largas.
Sí, ayer corrí 21 km, pero ya llevo corriendo sobre nieve 3 años y medio. Yo empecé corriendo en nieve pero con temperaturas muy agradables, una vez que tu cuerpo está adaptado vas poco a poco. En el minimalismo no se puede pasar de correr con zapatillas a hacerlo descalzo directamente. Tu pie está acostumbrado a la forma y a una técnica de carrera completamente diferente.

Yo aconsejo al que quiera empezar a correr descalzo, que vaya bajando el drop de la zapatilla muy poco a poco hasta que su cuerpo se adapte. No se puede prever si será durante 6 meses, un año o dos, porque cada cuerpo es distinto y depende mucho de con qué tipo de zapatillas has corrido en los últimos años. Hay que empezar corriendo 1 km, sin sufrir ampollas. Es mejor parar cuando notas que empiezan las rozaduras y descansar dos o tres días, que te salga una ampolla y estar varias semanas sin poder hacer deporte. Te tiene que gustar, pero es una filosofía de vida muy saludable y ¡no necesitas dinero para correr!

«Ahora puedo correr descalzo incluso 300 km, pero a un ritmo no demasiado fuerte»

A ti correr descalzo o con sandalias te ha abierto muchas puertas. Cuando fuiste a correr a Estados Unidos y ganaste los 100 km Javelina Jundred en sandalias… Luego has seguido experimentando con más kilómetros y terrenos, como ahora en Canadá. ¿Hacia dónde vas ahora en este camino de desarrollar el minimalismo?
Las últimas carreras importantes que he tenido la suerte de ganar han sido todas con sandalias. Pero para este año y los próximos el objetivo es conseguir correr al mismo ritmo descalzo que con sandalias en distancias más largas. Ahora puedo correr descalzo incluso 300 km, pero a un ritmo no demasiado fuerte. Pero si quiero dar el salto a la élite, el ritmo es mucho más rápido y la pisada, más agresiva.

Uno de mis objetivos y estoy dando todo para mejorar en terrenos muy técnicos, intentando no perder ritmo aunque haya piedras, bajadas… He conseguido ese nivel en los primeros 15-20 15 km, pero quiero poder hacer un ultra de 100 km como si llevara zapatillas. Eso sería lo mismo para mí.

«Creo que España y la normativa de la FEDME es la única del mundo que impide correr con sandalias»

A nivel de normativa, ¿has encontrado dificultades para correr descalzo en los distintos países?
En general puedes correr como quieras. En EE.UU. hay mucha gente que corre con sandalias, son muy minimalistas y ves como los hijos de muchos élites están corriendo descalzos. También en Canadá, Turquía… es algo muy libre. Como es algo nuevo para ellos, la gente te pregunta y se asombra. Creo que España y la normativa de la FEDME es la única del mundo que impide correr con sandalias. Fuera de eso, siempre me han abierto las puertas, incluso me han tratado de forma especial simplemente por correr descalzo. Yo no busco que me den más mérito por correr descalzo, para mí es como si otro corredor corre con Nike. Simplemente yo disfruto corriendo así y otros, de otra manera. Mis mejores amigos están con Nike, disfrutan con su placa de carbono y están felices cumpliendo sus objetivos. Cada uno que corra como quiera. El cuerpo está hecho para correr descalzo, no hace falta demostrarlo porque lo nuevo son las zapatillas.

Una de las razones por las que no estaba a gusto en España era por eso. Tenía patrocinadores para conseguir cualquier objetivo allí, pero esa normativa y también el que me gusta buscar nuevas experiencia… Es una normativa que no tiene sentido para mí. La FEDME deja correr a personas que no tienen ni idea de montaña con zapatillas de asfalto para 5-10 km que tienen que incluso andar en las zonas rocosas y a mí, que llevo toda la vida por montaña descalzo y con sandalias, no me dejan. Es un poco duro, pero cuando vuelva a España voy a lucharlo y hablar con quien haga falta porque creo que no es una normativa justa con todo el mundo. Creo que la FEDME no va a estar tan contenta de que yo vuelva.

«Los 100 km es lo que me mantiene vivo, poder ganar un Campeonato de España o ir con la selección española y hacerlo descalzo sería algo histórico»

Hace unos meses me contabas que soñabas con presentarte a los 100 km o a las 24 horas en llano. ¿Sigue estando entre tus objetivos?
Me encantaría, tanto los 100 km como las 24 horas me gustan muchísimo. La de 100 km es más difícil, pero tengo pensado ir a Latinoamérica a prepararme y tal vez podamos conseguirlo. Obviamente sería descalzo, la Federación Española de Atletismo (RFEA) no tiene ninguna normativa que lo impida, además hace unos días ha ganado un Campeonato de Cataluña descalza. Yo siempre he corrido descalzo con ellos en cross-country. También hay atletas que han corrido Juegos Olímpicos descalzos y no hay problema. Ya veremos si son los 100 km o las 24h, pero este sueño me hace seguir entrenando muy fuerte para llegar a la élite en esas disciplinas.

Tal y como están las cosas este año en Canadá, lo veo más para el año que viene. Siendo realistas, mi objetivo es llegar a septiembre en muy buen estado de forma. Pero para llegar a ese nivel, el objetivo sería para el año que viene, un año más de entrenamiento estando en altura y dedicando el máximo tiempo posible a un objetivo exacto. Los 100 km es lo que me mantiene vivo, poder ganar un Campeonato de España o ir con la selección española y hacerlo descalzo sería algo histórico y superbonito. ¿Por qué no soñar en hacer un bikila pero en vez de un maratón en 100 km descalzo?

«Trabajaré unos meses muy fuerte, haciendo bastantes horas y con ese dinero iré a España un mes o dos»

Tú nos has contado que Canadá te ha tratado muy bien, pero me ha parecido entenderte que vuelves para España, también te he oído de Latinoamérica… ¿Cuáles son tus planes de vida viajera?
Canadá siempre me ha tratado de maravilla. Aquí estamos en un país maravilloso, me he sentido como en casa y me han acogido muy bien. Ahora mismo no estoy ligado al deporte al 100%, estoy trabajando por horas, acumulando muchas horas durante unos meses y teniendo tiempo para viajar. En mi caso, busco trabajo en la cocina y es muy sencillo, te preguntan cuándo estás tú disponible… ¡Son cosas que no encontrarás en España! Por esa parte, estoy muy contento. Así que trabajaré unos meses muy fuerte, haciendo bastantes horas y con ese dinero iré a España un mes o dos, viviendo con lo mínimo, y a Latinoamérica, donde es mucho más fácil por el cambio de moneda. Con 3 o 4 meses trabajados, puedes estar otros tantos concentrado, entrenando y descansando allí.

Aunque son tiempos inciertos, en los que no se sabe si va a haber carreras, ¿tienes alguna cita apuntada en Europa?
Si se celebra, iré a la Marathon des Sables Fuerteventura en España y después tengo las 24h en noviembre que se celebran en Phoenix (Arizona), que es donde se baten los récords del mundo. Así que para este año, llegar en el mejor estado de forma posible a septiembre para afrontar esos objetivos.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.