ENTREVISTA

Judit Franch: “La Transpirenaica por la Diabetes será un recuerdo para toda la vida”

Esta corredora de montaña acaba de finalizar un reto solidario y deportivo de lo más comprometido. Tras superar problemas físicos y el abandono de su compañero, Franch finalizó el reto demostrando que diabetes y ultra trail pueden ser compatibles.

Nuria Picas en la Carros del Foc durante su reto Home to home (23 y 24 junio 2016)
Nuria Picas en la Carros del Foc durante su reto Home to home (23 y 24 junio 2016)
| No hay comentarios | Compartir:

Desde hacía meses, Judit Franch sabía que en octubre trataría de unir el Cantábrico y el Mediterráneo a lo largo de los Pirineos. La excusa era recaudar fondos para la enfermedad que ella misma sufre, Diabetes. Con esto no solo ha recaudado un buen puñado de euros para ayudar, sino que también ha demostrado que esta enfermedad no es un impedimento absoluto para correr por la montaña.

¿Cómo surge la idea de elegir la Transpirenaica como reto?
Conocí a Jordi Marco en la Maratón de les Vals d’Àneu en el 2014 y a partir de allí entablamos amistad. Cuando Jordi me propuso que nos enfrentáramos a algún reto, ya que a los dos nos apetecía hacer algo diferente, me pareció muy buena idea.

Después de estudiar varias opciones, decidimos hacer esta travesía, la Transpirenaica, porque está en una zona cerca de casa, pero no por ello es menos emocionante. Además, la Maratón de TV3 es un programa de televisión que se emite una vez al año en TV3 y este año va dedicada a la investigación de la diabetes y a la obesidad, hecho que personalmente me motivó aun más, ya que decidimos recaudar fondos para colaborar en esta causa.

«A medida que pasaban los días, me encontré mucho mejor, más fuerte y cómoda, sobre todo cuando llevaba una semana en pleno reto. Fue en la segunda parte donde muscularmente me encontraba mejor y disfrute más»

¿Cómo se trabaja en toda la logística de un reto de más de dos semanas?
Llevar a cabo un reto así necesita mucha logística y tiempo para prepararlo; por ejemplo, para elegir el material necesario, por la época en la que lo hemos hecho en octubre, teníamos que tener en cuenta la climatología, frío, nieve, lluvia, etc. Otra cosa era la  planificación de las etapas, kilometraje diario y dónde finalizar las etapas; intentábamos que fueran pueblos, por el tema alojamiento y demás. Asimismo, había que pensar en algún plan B por los imprevistos que podían surgir, caída, lesión, etc. Aun así, hay muchas cosas que no podíamos  planificar ni controlar y las teníamos que dejar al aire e ir solucionando según avanzábamos. 

Deportivamente hablando, ¿cómo ha resultado la Transpirenaica?
Físicamente, he visto cómo el cuerpo se acostumbra día a día al tute que le exiges; quiero decir, los 3-4 primeros días lo pase mal: me notaba cansada, con la lesión en ell tibial que empezó desde el primer día y no me dejaba avanzar al ritmo que quería… Pero a medida que pasaban los días, me encontré mucho mejor, más fuerte y cómoda, sobre todo cuando llevaba una semana en pleno reto. Fue en la segunda parte donde muscularmente me encontraba mejor y disfrute más, a pesar de llevar muchos kilómetros encima.

¿Cómo se superan los problemas físicos durante un reto de tantos días?
En mi caso, los problemas físicos empezaron el primer día, tras hacer una etapa de 63km de mucha pista, demasiada para mi gusto, y no es a lo que estoy acostumbrada. Los tres días siguientes fueron duros, ya que tenía un fuerte dolor que no me dejaba apenas correr. Por suerte, llevaba una fisioterapeuta en el equipo de asistencia y con un typing diario y tomando algún antiinflamatorio y, sobre todo, con muchas ganas e ilusión, lo superé con éxito.

«Cuando Jordi Marco abandona fue duro, porque era un proyecto que habíamos empezado juntos y queríamos acabar juntos; pero también sabíamos que en un reto así de largo podía pasar esto».

¿Cómo afrontas el momento en el que Jordi Marco abandona?
Ese momento fue duro, porque era un proyecto que habíamos empezado juntos y queríamos acabar juntos; pero también sabíamos que en un reto así de largo podía pasar esto. Yo me encontraba muy bien física y psicológicamente, me veía capaz de seguir con este proyecto sola, aun sabiendo que quizá sería más duro. Pero lo tenía que probar y llegar al Cap de Creus; la causa lo valía y me llenaba muchísimo.

¿Qué te hace seguir en solitario con el reto?
Como he dicho, la causa lo valía y todo el trabajo que había hecho anteriormente no serviría de nada; así que con esfuerzo e ilusión todo es posible, aparte que física y mentalmente estaba muy fuerte y segura de mí misma.

¿Qué parte fue la más complicada en los días con Jordi acompañándote?
La tercera y cuarta etapa fueron las más duras, debido al frío y lluvia del País Vasco y al ser tan corredoras, cosa que perjudicaba mucho a mi tibial.

¿Y qué parte fue la más dura de las etapas en solitario?
La etapa de Nuria a Mollo, ya que era una etapa de alta montaña y me tocó hacerla en un día con muchisíma niebla y lluvia, cosa que complicaba  mucho la orientación ya que iba sin mapa ni GPS. Pero bueno, eso también fue una buena experiencia y la supe resolver con éxito, una cosa que nunca había experimentado antes en solitario.

«De la Transpirenaica me queda un grande y bonito recuerdo que me va a durar para toda la vida. Una experiencia así te llena muchísimo a nivel personal y más hablando como deportista y persona que padece esta enfermedad».

¿Cuándo decides que lo mejor es recortar 200 kilómetros y retomarla en Catalunya?
Cuando veo que, al tercer día de estar en ruta, el dolor del tibial aumenta y apenas me deja correr.
Fue una decisión dura de tomar, pero era probar eso o quizá más adelante tendría que abandonar y no llegar al Cap de Creus y conseguir recaudar fondos para la causa, que era mi principal objetivo.

¿Qué recuerdo te ha quedado de la Transpirenaica por la Diabetes?
¡Uf!, un grande y bonito recuerdo que me va a durar para toda la vida. Una experiencia así te llena muchísimo a nivel personal y más hablando como deportista y persona que padece esta enfermedad,  y sobre todo colaborando para la causa y haciendo ver a la gente que la padece que no es un problema, sino que es una “cosita” más que forma parte de nuestra vida y que, con un buen control y hábitos, no tenemos que tener ningún problema.


¿Cómo te entrenaste para afrontar un recorrido de cientos de kilómetros?
No me entrené de ninguna manera concreta, sino que con las carreras de la temporada y los entrenamientos diarios ya fue suficiente.

Respecto al apartado solidario, ¿cómo ha resultado la Transpirenaica por la Diabetes?
Ha resultado muy bien. Estamos recaudando muchos donativos de la gente a través de la plataforma retotrail y a la venta de camisetas. La verdad es que la gente se ha volcado muy positivamente con la causa y me siento muy agradecida por su apoyo, antes y durante el reto. Sin todo esto no sería posible.

«La diabetes se ha convertido en un hábito más de mí día a día. Me ha cambiado en que tengo que planificar mucho más mis comidas, ya que saltarse alguna o hacer alguna demasiado fuerte me trae consecuencias».

¿Cómo te enteras de que padeces diabetes?
Era el julio del 2013, cuando estaba haciendo la Carrera Nuria-Queralt, una travesía de 93km, mi primera ultra antes de Cavalls del Vent, que era en septiembre. El lunes anterior me levanté y tenía la varicela, pasé toda la semana en casa con fiebre, pero al jueves ya dejé de tener fiebre y decidí correr de todas formas, aun sabiendo que estaba muy débil para afrontar 93km.

Tomé la salida a las 9 de la mañana del santuario de Nuria y empecé a correr, las sensaciones no eran nada buenas, veía borroso y no tenía fuerzas, llegué al km 30 y allí abandoné. A medida que avanzaba el día, veía peor, borroso y el domingo aun veía peor y decidí ir al hospital y ahí fue donde me diagnosticaron diabetes tipo1.

Evidentemente yo no me esperaba eso para nada y fue muy duro. Estuve cinco días en el hospital y, hablando con la endocrina, yo le dije que en septiembre quería correr Cavalls y ella me dijo que era muy justo, que era imposible, no podía hacer 100km dos meses después de padecer diabetes.

Me pasé todo el mes de agosto haciendo el recorrido de Cavalls y controlando los niveles de glucosa y las cantidades de hidratos que tenía que tomar en cada momento. Gracias a eso, el 19 de septiembre de 2013 estaba corriendo Cavalls del Vent.

¿Qué problemas te da esta enfermedad cuando compites o entrenas por la montaña?
Simplemente se ha convertido en un hábito más de mí día a día. Me ha cambiado en que tengo que planificar mucho más mis comidas, ya que saltarse alguna o hacer alguna demasiado fuerte me trae consecuencias que ya he podido experimentar, como una hipoglucemia.

¿Qué le dirías a alguien con esta enfermedad que quiere hacer deporte?
Que no tengan miedo, solo respeto. Con un buen control y estando atento a la alimentación, todo se puede hacer.

«Viendo la salida de Cavalls del Vent 2012 se me puso la piel de gallina al ver toda esa gente preparada para salir a correr 100km por el Cadí-Moixeró. Allí fue donde dije, “yo el año que viene quiero correr esta carrera”.

¿Por qué te gusta correr por la montaña?
Es una manera de estar tranquila, de ausentarme un poco del mundo durante unas horas. Hago lo que más me gusta, que es correr. Es un hobby que me llena muchísimo y lo necesito día a día.

¿Cómo y cuándo comenzaste?
Antes practicaba BTT desde los 20 hasta los 23 años, pero por falta de tiempo no podía entrenar lo suficiente y estuve un tiempo sin competir, solo haciendo carreras populares y de corta distancia.

No fue hasta el 2012, en la salida de Cavalls del Vent, que se me puso la piel de gallina al ver toda esa gente preparada para salir a correr 100km por el Cadí-Moixeró. Allí fue donde dije, “yo el año que viene quiero correr esta carrera” y en seguida me puse en contacto con Pau Bartoló para que me preparara físicamente. Así lo hicimos hasta el 2013, donde yo estaba en la línea de salida de Cavalls del Vent y logre un 5º puesto que para nada me esperaba.

¿Qué objetivos tienes pensados para la próxima temporada?
No lo sé; de momento he acabado la temporada de carreras planificadas y el gran reto, la Transpirenaica. De cara el año que viene ya veremos, aunque tengo claro que estoy dispuesta a vivir nuevas experiencias.


Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.