Fernanda Maciel: “El Aconcagua me ha enseñado que merece la pena darlo todo por los sueños”

La brasileña consiguió un desafío tras mucho esfuerzo. No pudo ser en 2015, pero sí un año después. Ahora, lejos de conformarse, espera todavía en Mendoza a la espera de una ventana de buen tiempo que le permita ir a por la ruta original.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Fernanda Maciel en la cima del Aconcagua
Fernanda Maciel en la cima del Aconcagua

El 2016 había empezado para Fernanda Maciel igual que el 2015. Esperaba en los alrededores del Aconcagua a lanzar una tentativa de récord de ascenso y descenso al techo de América. La diferencia eran las condiciones, ya que este año El Niño había provocado fuertes nevadas y ríos de barro.

A pesar de ello, Maciel siguió dispuesta a darlo todo por su sueño. Cambió la ruta por seguridad y se lanzó a la aventura. Horas después, estaba de regreso al campo base tras hacer cumbre en una de las actividades más exigentes de su vida. Pero no se conforma, y espera que el tiempo le dé una ventana para intentarlo desde la ruta original. Porque Fernanda Maciel es de las que luchan por lo que quieren hasta el final.

Cuéntanos cómo te sientes tras lograr algo después de dos años de trabajo.
Feliz y emocionada. El Aconcagua es una montaña alta, dura y en particular con las condiciones climáticas que he encontrado este año: vientos muy fuertes (sobre los 70km/h), mucha nieve (nieve sobre las rodillas por encima de los 5.000m de altitud), aludes de barro y aludes de piedras (ríos de barro en los primeros 30km del recorrido). Ha sido una aventura brutal y no un intento de récord en la realidad (risas). Y es que ha sido un esfuerzo sobrenatural para subir hacia la cumbre y bajar. Estoy muy contenta con las dos marcas que he podido sacar (la de subida y la de subida-bajada desde campo base) siendo la primera chica en la montaña más alta de mi continente.

Descríbenos un poco cómo fue la parte del ascenso…
He salido a las 5am desde el Campo Base rumbo a la cumbre, con estrellas y la luna en el cielo. La montaña estaba toda blanca porque había nevado muchísimo el día anterior a mi intento. Me sentía motivada y agradecida por tener una noche tan bonita en la montaña. Cuando llegué a los 5.500m (Nido de Condores) ya tenía los dedos de los pies congelados y duros, he tenido que parar y calentarlos por unos minutos en un hornillo.

«Llegué a la cumbre y me sentía como un pájaro agotado pero con alas aún para volar libre. Era una sensación de estar en el vacío, sin llorar, sin reír, tan solo observar mi respiración y mi pasión por la montaña desde mi corazón»

Luego seguí fuerte y con buenas sensaciones hacía la cumbre, pero iba muy despacio en los tramos porque había demasiada nieve. Era imposible caminar rápido porque tenía que abrir huella y caminos durante todo el ascenso. La Travesía (6.200m) se me ha hecho larga por cuenta de la nieve en la rodilla y porque uno de mis crampones se ha roto allí. Cuando llegué en la Canaleta (6.700m) el cielo se tapaba, empezaba una nevasca fuerte (el tiempo se ha puesto cerrado) y no podía ver nada adelante.

Seguí subiendo con mucha dificultad, pero con la suerte de tener muy buenas sensaciones en altura. Con 9h50min llegué a la cumbre (como a las 15h) y me sentía como un pájaro agotado pero con alas aún para volar libre. Era una sensación de estar en el vacío, sin llorar, sin reír, tan solo observar mi respiración y mi pasión por la montaña desde mi corazón. Me ha encantado estar allí sobre las nubes con el alma en calma.

Dices que había mucha nieve. ¿Te ha ralentizado mucho?
Sí, había mucha nieve y llegaba a la rodilla y, como uno de mis crampones estaba roto, la progresión ha sido lenta. No encontraba los senderos de forma clara, he dado todo para buscar la mejor línea del camino para seguir avanzando hacia la cumbre. A las 13h había empezado a nevar y yo aún no estaba en la cumbre, el final del ascenso y todo el descenso he tenido que hacerlo con mucha nieve y mucho viento, muy diferente de todos los otros años pasados de la montaña. Antes la montaña siempre ha estado seca y sin nieve pero con el fenómeno del El Niño desde noviembre la nieve no para de caer aquí.

¿Qué ha sido lo más complicado del descenso?
El descenso ha sido lo más complicado. Yo bajaba de la cima junto al porteador y mi amigo Cabeza (que me ha seguido hacía la cumbre) y estaba sin uno de mis crampones y Cabeza también estaba con unos de sus crampones rotos. Cabeza había puesto la cuerda en mi cintura para estar más segura en la bajada, pero a los 6.800m (en la Canaleta) Cabeza se resbala y nosotros dos empezamos a caer montaña abajo.

Por suerte no nos dañamos y las grandes rocas que bajaban tampoco han llegado a coger la gente que estaba unos metros por debajo de nosotros dos. Una experiencia estresante pero que con tranquilidad hemos tenido que solucionar cuando llegamos en la Cueva (6.600m) arreglando los crampones rotos con cordinos extras que teníamos.

«Después de los 6.000m ya es para mí una altitud en la que mi cuerpo está expuesto a una zona de “muerte”. Todo esfuerzo deja mi cuerpo muy débil. He perdido 4kg de masa muscular y tengo la nariz quemada.»

El viento de 50km/h y la nieve que bajaba del cielo también se ha hecho pesado durante todo el descenso, pero a los 5.500m las condiciones empezaron a mejorar. A los 5.000m (Canadá) quité los crampones y bajé corriendo feliz aunque con los cuádriceps rotos de tanto esfuerzo. Con 14h20 min ya estaba festejando con los Guarda Parques toda la aventura superada.

¿Cómo ha sido el ir a tanta intensidad a una altitud de más de 6.000 metros?
Muy duro, porque después de los 6.000m ya es para mí una altitud en la que mi cuerpo está expuesto a una zona de “muerte”. Todo esfuerzo deja mi cuerpo muy débil. He perdido 4kg de masa muscular y tengo la nariz quemada.

¿Te esperabas que fuera tan duro como al final ha resultado?
No esperaba que este año las condiciones climáticas fuesen tan duras… Los aludes de barro casi han matado 8 personas dentro del parque y han matado 2 mulas unas horas antes de que yo intentara mi primero asecenso desde Horcones/Puerta del Parque.

«Estoy esperando la mejor ventana para intentarlo desde Horcones. Mi plan era intentarlo el día 6 de febrero, pero los vientos siguen a 80km/h-100km/h y es imposible así.»

¿Por qué decidiste cambiar la ruta?
He tomado esta decisión porque era muy peligroso cruzar los aludes de barro y los ríos grandes durante la noche desde los 3.000m hacía los 4.000m de altura.

¿Volverías otro año para intentar la ruta desde Horcones?
Si, estoy en ello ahora mismo. Estoy esperando la mejor ventana para intentarlo desde Horcones. Mi plan era intentarlo el día 6 de febrero, pero los vientos siguen a 80km/h-100km/h y es imposible así. Demasiado duro para una chica de 50kg que ya vendrá cansada de tanto correr. Descansaré unos días y, mirando el pronóstico, me gustaría intentarlo aún en esta temporada, a ver si la montaña y el tiempo me dejan. Sigo muy motivada aunque haya condiciones duras.

¿Cuál será el próximo White Flow?
El próximo White Flow será año que viene en áfrica, espero hacer algo muy bonito para la gente negra africana.

¿Cómo ha ido el proyecto sobre los residuos del Aconcagua?
El proyecto sobre los residuos va lento por cuenta de temas burocráticos en la cuidad de Mendoza, próxima al Parque. La basura es un tema muy complejo en altura porque los andinistas siguen dejando restos de comida a los 6.000m y el helicóptero no puede sacarlos desde allí. Hay más multas e infracciones para aquellos que dejan allí la basura y también para las empresas de expedición en el Aconcagua, pero entre 20.000kg y 30.000kg de basura siguen en la montaña en cada temporada.

«El próximo White Flow será año que viene en áfrica, espero hacer algo muy bonito para la gente negra africana.»

El reciclaje no se hace más dentro del Parque porque no hay plan de reciclaje en la cuidad de Mendoza. Así a los guardaparques solo les queda hacer una buena charla de concienciación ambiental antes que el andinista entre al parque. Esperamos que el gobierno argentino pueda ayudar con el plan de reciclaje en Mendoza y con nuevos planes de limpieza para el Parque, pero lo más importante es recordar a la gente que la montaña es para ser respetada y amada. No se dejan huellas.

¿Ha sido este el White Flow más especial?
Todos son especiales, pero este sin duda ha sido el más difícil y más soñado.

¿Qué fue lo primero que pensaste al llegar de regreso al Campo Base con el desafío en el bolsillo?
Que me encantaría darme una ducha caliente y tomar un buen vino como premio, pero no, me quedé sin ducha y tan solo con un té caliente para recuperar el calor del cuerpo… Sin bromas, he agradecido a mi amigo Cabeza, a Dios y al Aconcagua por enseñarme que vale la pena seguir soñando, a dar todo por los sueños.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.