EN PRIMERA PERSONA

Azara García de los Salmones: “Soy bastante irracional cuando compito”

La cántabra está saliendo de la peor lesión de su carrera. Una caída en la última Ultra Pirineu agravó la situación de su ya maltrecha rodilla izquierda. Toda esta experiencia le ha hecho reflexionar sobre el valor del cuerpo para una atleta profesional.

Author: | 1 comentario | Compartir:
Azara García de los Salmones
Azara García de los Salmones   Alvaro Postigo

Acababa de empezar la última Ultra Pirineu y Azara García de los Salmones llamó a su pareja y a su team manager. “Esperadme en el próximo avituallamiento. Me duele mucho la rodilla. No creo que pueda continuar”. El mensaje era preocupante, todavía más si conocemos el contexto. Ese 2 de octubre de 2021 estaba marcado en rojo en su calendario. Allí no solo se jugaba una de las principales carreras de la temporada, sino también el Spartan Trail World Championship (con sus 3.500 dólares de premio final).

Con más pena que gloria, Azara llegó al Rebost, llevaba 10 km y 1.000 m positivos recorridos. Se tomó un iboprufeno y decidió darle otra oportunidad a la competición. Le faltaban 90 km y 5.500 m positivos más. Al poco tiempo la química empezó a hacer efecto. Las molestias aflojaron y, de repente, la carrera tenía otra cara. Además, sus rivales (Gemma Arenas, Sandra Sevillano, Henriette Albon o Ragna Debats) estaban ya a una distancia prudencial.

Y llegó un nuevo mazazo en forma de caída. Ley de Murphy, cayó justamente sobre su maltrecha rodilla izquierda. Tirando de cabezonería llegó hasta la meta, cruzando la misma bastante coja y con evidentes signos de dolor. Estaba más que contenta por la victoria, aunque todavía no conocía las consecuencias que le acarrearía.

“Tenía mucha inflamación en la cintilla. Lo tratamos, pero llegó un punto en el que dejó de mejorar. Y el problema era que el dolor era casi el mismo que el primer día. Eso no cuadraba así que empezamos a hacernos pruebas, pero no se veía nada. Hicimos todos los tratamientos a los que tuve acceso (colágeno, corticoides, ácido hialurónico, infiltraciones de plasma…) pero finalmente, después de cuatro meses parada, vi que no quedaba otra que pasar por el quirófano”.

A todas luces, la operación fue un éxito. Un mes después de la intervención, Azara ya ha empezado a correr en llano, lo que compagina con la bicicleta y la elíptico. En todo este tiempo le ha dado para pensar en la importancia del cuidado del cuerpo para una atleta profesional.

«Si me volviera a ocurrir, actuaría de la misma manera»

No tiene que ser fácil tomar la decisión de continuar o abandonar en carreras en las que te juegas tanto como en esta última Ultra Pirineu.
Desde luego, se te pasan por la cabeza muchas cosas y es muy difícil identificar cuál es el camino correcto. Además, estás en plena carrera y eso significa que la cabeza te funciona diferente. En competición soy muy irracional, me es imposible pensar fríamente y así es fácil equivocarse. Por lo menos, son decisiones que pagamos nosotros mismos, con nuestro propio cuerpo.

¿Te arrepientes de no haberte retirado antes de que la lesión fuera mayor?
No soy una persona que mire hacia atrás, ni a la que le guste castigarse. En Ultra Pirineu se dieron un cúmulo de circunstancias, empezando por la caída, que no son habituales. Independientemente y aunque igual no sea lo correcto o aconsejable, creo que si me volviera a ocurrir, actuaría de la misma manera. Mi cabeza es muy peleona, me cuesta mucho tirar la toalla. Si un día lo hago, tiene que ser para preocuparse.

¿Alguna vez has pensado que te estabas jugando la salud, más allá de tu vida deportiva?
Sinceramente, ni se me había pasado por la cabeza. Hasta ahora, lo único que me ha preocupado es estar parada, no poder salir a correr. Lo que sí tengo claro es que, al margen de la competición, quiero cuidarme en todos los aspectos posibles.

«Se acabó lo de llegar tocada, como me pasó en Ultra Pirineu»

¿En cuáles?
Fundamentalmente dejarme guiar por mi equipo de trabajo en el que este año ha habido bastantes cambios. Sigo acompañada por mi nutricionista Juan Carlos Llamas y se han incorporado Isaac Vega como fisioterapeuta y Pablo Fernández como readaptador. También he cambiado de entrenador y ahora estoy con Rafa Flores. La clave es trabajar como un equipo unido, en constante comunicación, y por mi parte, hacerles caso en todo lo que me dicen. Si algo he aprendido últimamente es que hay que llegar a las competiciones en las mejores condiciones posibles y con garantías. Se acabó lo de llegar tocada, como me pasó en Ultra Pirineu.

Fácil decirlo, imagino, pero no tanto conseguirlo.
La clave es echar el freno de mano antes. Si el mes anterior a la cita tienes molestias y hay que bajar el ritmo, se baja. Como dices, a veces no es fácil porque la mente es muy traicionera y te puede hacer pensar que si bajas el ritmo vas a perder la forma, pero no tiene por qué ser así. Antes pensaba que cuanto más entrenamiento, mejor. Ahora me he dado cuenta que, muchas veces, más es menos. Me ha costado, pero poco a poco voy haciendo caso a los que saben.

«No sé hasta dónde llegaré, pero me veo corriendo con cachava»

Llevas muchos años en la élite y lo has ganado casi todo. ¿En qué momento de tu trayectoria sientes que estás?
En uno en el que todavía puedo dar mucha guerra. Mi sueño es mantenerme a nivel profesional muchos años más, todos los que pueda. Eso sí, el día que no pueda estar peleando por ganar, seguro que seguiré corriendo. No sé hasta dónde llegaré, pero me veo corriendo con cachava. Por eso ahora me toca pulir todos los detalles, no quiero dejarlo al azar. Soy consciente de que no soy una corredora con unas facultades especiales y que todo lo que he conseguido ha sido a base de esfuerzo. Sin embargo, en este momento de mi trayectoria veo que pasarse de la raya trae lesiones y peor rendimiento. Hay que entrenar de forma más inteligente.

Ahora, ¿qué planes tienes? ¿Piensas ya en la competición?
Claro que pienso, aunque todavía es pronto para poder saber cuándo podré estar al 100%. A finales de abril es el Campeonato de España en Penyagolosa Trails, puede ser una buena carrera para irme a probar. Más allá de eso, tengo dos objetivos muy claros para esta temporada: UTMB Mont-Blanc y el Mundial de Tailandia. Pero claro, antes necesito competir.


Lecturas relacionadas
1 comentario
  1. ¿Cuatro meses parada, Azara? Pero si eso no es nada con la cintilla iliotibial tocada… lamento decirte que como el patrón biomecánico subyacente siga presente volverás a recaer. Hay médicos de bisturí siempre dispuesto… necesitas alguien como Luis del Águila -por poner un ejemplo- que te reprograme por entero. Ojalá tengas suerte, pero toda lesión es un aprendizaje, y te deseo que pases por un buen purgatorio sin agarrarte a soluciones fáciles. Esto es nuestro yoga, y estamos implicados desde los pies hasta el alma.

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.