Correr por montaña en Venezuela, por Jonathann Castro

El corredor latinoamericano nos relata su particular visión de un país de tantos contrastes como «la pequeña Venecia».

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Sierra Nevada de Mérida, cara sur del Pico Espejo en agosto 2018
Sierra Nevada de Mérida, cara sur del Pico Espejo en agosto 2018

Pregúntele a un caraqueño que es lo que más le gusta de la capital, y este, aun sin ser deportista, dirá en algún instante «El Ávila». Esta montaña (2.765 m) es conocida como el pulmón de Caracas y su grandeza se puede observar casi desde cualquier punto de la ciudad, incluso es referencia como punto cardinal ya que todos sabemos que el Ávila queda al Norte, en donde está el único edificio que adorna ese cerro, el Hotel Humboldt. Esto es solo una introducción, mi manera de decirles que en Venezuela hay muchos lugares donde distraernos, no solo como atletas, sino también como personas que a veces sudan solo un paseo o que deciden llegar al tope en teleférico.

En Venezuela contamos con una golpeada Federación de Atletismo y con asociación de Trail Run en la que, por supuesto, se debe pagar una membresía pero también hay opciones gratuitas. De hecho, hay bastantes grupos para correr y si me permiten decirlo, creo que hay más grupos de deportistas de trail, que de asfalto. Y aquí hablo de senderistas, excursionistas, y corredores de caminos.

“Algunas solo se quitan los tacones para ser más eficientes recorriendo 300 escalones hasta la puerta de su hogar”

Por su densa población de 5 millones, la región capital que rodea a Caracas es donde se organizan la mayor cantidad de eventos, siendo buen semillero para algunos atletas que desde su adolescencia ven a este deporte no solo como forma entretenimiento, sino como forma de vida. Sí, en los barrios de Caracas hay piernas que bajan todos los días a trabajar y luego suben las escaleras con el pan conseguido, en corbata, en camisa de vestir y en mocasines. También mujeres con muslos bien definidos y no es para menos. Algunas solo se quitan los tacones para ser más eficientes recorriendo 300 escalones hasta la puerta de su hogar, como la actual Miss Venezuela Isabella Rodríguez.

Este no es un artículo para hablar de la pobreza en el bolsillo de una población, sino de la riqueza mental y la fortaleza física de algunas personas, por encima de las circunstancias; chicos y chicas que salen a correr las montañas y, a veces, a un nivel espectacular. Historias que podrían emular la de Zaid Ait Malek.

¿Se replica esto en el resto del país? Pues claro… Para quienes no lo sepan, la cordillera andina empieza (o termina) al sur de Venezuela y ahí es donde encontramos a los principales rivales de los capitalinos. Y esta gente, además de ser conocida por ganar carreras, también lo es por su amabilidad y cordialidad.

“La región andina y la capital del país albergaban muy buenos competidores y numerosos eventos que a veces quedaban solapados”

Con dificultad apartaré el tema político que sufre actualmente el país, cada quien tiene su opinión al respecto, pero sí quiero hablar de otra realidad: rico en potencia no significa riqueza. Rico en potencia significa ser pobre, pero teniendo la humildad y las herramientas necesarias para ser todo lo contrario. La región andina y la capital del país albergaban muy buenos competidores y numerosos eventos que a veces quedaban solapados: caminatas cortas, ultras de 50 a 100 km, incluso uno hacia el suroeste del país con una máxima de 120 km. Con paisajes que sirvieron de inspiración a películas como Avatar o UP por su aspecto de paraíso selvático, se generaban ingresos y desarrollo en las zonas rurales.

La situación económica ha llevado a estos atletas a emigrar y ahora representan a otros países. He visto atletas nacidos en Venezuela que ahora recorren montañas de Colombia, Chile, Argentina y también de España. Siempre he tenido la premisa de decir a la gente, que a diferencia de un gimnasio, correr es gratis. Pero cuando se entrena a un nivel profesional se necesitan recursos.

“Las montañas en Venezuela son las mejores para entrenar todo el año, aquí están todos los terrenos y todos los climas”

De acuerdo al corredor Ramón Arispe, «las montañas en Venezuela son las mejores para entrenar todo el año, aquí están todos los terrenos y todos los climas. El trail running te obliga a estar horas y horas en contacto con la naturaleza y mientras más corredores por montaña hayan, habrá más gente que aprecie el medio ambiente. Y lo que se quiere se cuida»

En sus numerosos caminos no hay la misma afluencia de público que había hace apenas 5 o 6 años. Venezuela o la pequeña Venecia, como algunos españoles le conocían hace cientos de años, tiene algo muy raro y ventajoso que otra regiones no ofrece. Siendo un país caribeño, puedes entrenar con calor de playa a 30 grados en la costa del litoral central, pero basta con 3 horas de carrera en el Ávila y pasas a elevarte por encima de 2.000 m con temperaturas de 10 a 20 grados. O puedes tomar un bus 9 horas hacia el sur para entrenar sobre 4.000 m, donde en agosto puede caerte algo de nieve o granizo.

“Muchos la subestiman con las piernas, debido a su distancia, pero aprenden una lección valiosa en sus pulmones”

Actualmente y para nuestra fortuna, la carrera más alta del continente y segunda más alta del mundo por su altitud promedio se da en nuestras tierras. Son “apenas» 38 km que arrancan a 3700 m y en el km 5 ya estas a 4.000 m de altitud. Muchos la subestiman con las piernas, debido a su distancia, pero aprenden una lección valiosa en sus pulmones por la falta de oxígeno.

“A mí –continúa Arispe, del Club de Atletismo Caracas-, que me tocó comer mal y seguir entrenando, lesionarme con zapatos viejos y seguir entrenando, que no me dejaran entrar a la pista y meterme por huecos en las rejas para entrenar escondido como un delincuente, siempre mantuve la fe por ir al Sudamericano de Cross 2017. Lo logré, entré en la selección nacional pero no viajé por una malversación de fondos”.

Lamentablemente el marketing tampoco ayuda. Muchas marcas piensan solo en deportes de masas como el futbol o el baseball, y lo que no entienden algunos conservadores es que la suma de algunas minorías, también puede generar mayorías, mejorando sus ventas y dando espacio al ganar/ganar.

“Los mejores trail runners no siempre están inscritos en competencias”

En lo deportivo, viene una generación de relevo, las piernas de nuestros campeones como Jesus Zerpa, Lubín Arocha, Francisco Diaz, Tanya Pacheco o Rosa Méndez, no son eternas. Yo sigo siendo optimista, haciendo un poco de referencia a Micah True (Caballo Blanco) cuando decía que los mejores trail runners no siempre están inscritos en competencias, ni llevan patrocinadores en el pecho, sino pregúntenle a Lorena Ramírez.

Creo de forma fiel que con una mejora social de nuestro entorno, muy pronto volverán los competidores de gama alta a medirse con los locales desde la falda de nuestro cerro Ávila o nuestro pedacito de las montañas andinas. Creo que los domingos serán de nuevo espacios de distracción familiar y de picnic en la montaña sobre los distintos miradores.

Nota de redacción: ¿Vivís fuera de España y queréis contarnos como se vive el trail allí? Escribidnos a info@carreraspormontana.com y contadnos vuestra experiencia como ‘Trailrunners por el Mundo’

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.