MUNDIAL DE TRAIL 2015

Campeonato del Mundo de Trail ¿Es el impulso que necesitan las carreras por montaña?

El Campeonato del Mundo de Trail nos ha dejado una sensación de que puede ser el punto de inflexión hacia la profesionalización definitiva de las carreras por montaña, con el difícil objetivo del olimpismo en el horizonte, pero todavía con ciertos aspectos que mejorar.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Luis Alberto Hernando en el Campeonato Mundo Ultra Trail Annecy (IAU Trail World Championships 2015)
Luis Alberto Hernando en el Campeonato Mundo Ultra Trail Annecy (IAU Trail World Championships 2015)

Era en realidad la quinta edición de los Trail World Championships, pero para muchos, este ha sido la primera edición real de un Campeonato del Mundo de Trail. Como en las cuatro anteriores ocasiones, la International Association of Athletics Federation (IAAF) era la encargada de auspiciar la competición bajo su brazo de larga distancia, la International Association of Ultrarunners (IAU), pero son muchos los aspectos que han cambiado.

Unión de Federaciones y Juegos Olímpicos

Para empezar, es la primera vez en la que la International Trail Running Association (ITRA) se unía a la IAAF y a la IAU, algo que se hizo notar inmediatamente en dos aspectos vitales con respecto, por ejemplo, a la cuarta edición de la competición. Primero, que no fue una carrera de varias vueltas sobre un mismo circuito, y segundo, que el trazado era digno de cualquier ultra trail montañero que se considere como tal: 85 kilómetros y más de 5.000 metros positivos dan cuenta de ello.

En contraposición con otros Campeonatos del Mundo, la mano de la IAAF se ha hecho notar, con ceremonias de inauguración transmitidas por internet, o una competición por selecciones nacionales elegidas por las respectivas federaciones territoriales. El trail running dio un paso hacia la conversión, si no lo era ya, hacia una nueva categoría dentro del atletismo.

Y es que sólo de esta forma parece posible, aunque todavía muy lejana, la inclusión de nuestro deporte en el calendario de los Juegos Olímpicos. La competencia por las distintas disciplinas por entrar dentro del olimpismo es más que feroz, pero no cabe duda de que la IAAF es una de las federaciones que más peso tienen dentro del Comité Olímpico Internacional.

No hay que olvidar que hay otras disciplinas de montaña, como la escalada deportiva o el esquí de montaña, que parecen llevar años de ventaja en el camino al olimpismo, pero es la falta de un apoyo fuerte en el COI la que parece haberlas lastrado. Quizá la entrada total de la IAAF en nuestro deporte pueda hacer que se ganen años de trabajo, ocurriendo algo parecido a lo que vivió el ciclismo de montaña y el impulso hacia los Juegos Olímpicos que le dio la UCI.

Es por ello por lo que las carreras por montaña han vivido una carrera que ha podido servir de acicate para el cambio del futuro, para dar paso a una evolución que, sin embargo, no todos los agentes del deporte ven con buenos ojos.

Voces en contra de la llegada de la IAAF

Y es que no se pueden dejar de obviar las quejas de varios corredores que no ven con buenos ojos los cambios que se han realizado para adaptar el trail a un deporte más dentro del atletismo.

Esos corredores no son unos cualquiera; en ese grupo podemos incluir a Anna Frost y a François D’Haene, dos de los mejores corredores de ultra trail cuyas quejas van por el lado de las salidas escalonadas para profesionales y populares, la necesidad de correr por un país/federación para poder luchar por el Campeonato del Mundo o el hecho de que sus patrocinadores principales salgan perjudicados por el hecho de que no puedan utilizar camiseta y pantalón de su marca, sino la del combinado nacional.

También se queja D’Haene de algo que sí que puede tener una mayor incidencia a largo plazo, que es el hecho de que los corredores no tengan el peso suficiente dentro de la ITRA, algo que ya hemos podido ver en otros deportes con recorridos similares al del trail en los últimos años y que todavía se puede evitar en las carreras por montaña.

El auge del trail ha hecho que este deporte sea objetivo de todos los sectores que pueden ganar dinero con él; cada vez más marcas fabrican material específico, cada vez más de ellas disponen de equipos profesionales, cada vez hay más organizaciones con ánimo de lucro y cada vez más federaciones buscan poder controlar un deporte con un aura de “libertad”.

Pero este proceso es inevitable en el camino hacia el profesionalismo, hacia un escenario en el que los medios dejen de preguntar a los corredores de qué trabajan realmente, porque los mejores del mundo, y no unos pocos, puedan dedicarse en exclusiva al deporte durante los mejores años de su carrera deportiva.

En este desarrollo, hay quien valora más los cambios y quien los repudia, pero también es cierto que estos cambios no se realizan a gran escala; a saber, las carreras pequeñas o que no sean campeonatos oficiales, podrán seguir siendo como siempre, como todos las conocemos y como tanto nos inspiran.

La lucha contra el dopaje

Uno de los aspectos más importantes en este camino hacia la profesionalización es el apartado de la lucha contra el dopaje. Hasta la fecha, los controles de este tipo son a todas luces insuficientes. Casi cada vez que se realizan acaban dando malas noticias en forma de positivos y, la llegada de la IAAF propiciará un mayor control, algo que hasta ahora, los agentes encargados de este deporte no han podido o querido hacer.

Claro está que la lucha contra el dopaje exige muchos recursos, con los gastos que suponen los análisis de sangre o los seguimientos con controles como el pasaporte biológico. Hasta ahora, un deporte con pocos medios es incapaz de hacer la suficiente presión sobre los tramposos, que los hay. Además, en torno a ello se genera un negocio paralelo y muy oscuro que mueve mucho dinero en otros deportes, y que parece inevitable si se quiere luchar contra los tramposos.

Falta de nivel competitivo

En el otro lado de la balanza está el hecho de que, todavía, no hemos podido ver un Campeonato del Mundo “real”. Y es que si un mundial tiene todo para serlo, pero no logra reunir a las grandes figuras, éste queda descafeinado, por muchos recursos que se pongan en él.

En este Campeonato del Mundo de Trail apenas había un pequeño puñado de esos corredores que suelen protagonizar las grandes carreras internacionales. Sólo había un podio del UTMB, por poner un ejemplo, como era Xavier Thevenard. O un ganador de títulos de Skyrunning, como Luis Alberto Hernando. A esta edición le ha faltado mucho nivel competitivo, pero también es cierto que ese salto no puede darse de un año para otro.

La lista de ausencias sería infinita si nos ponemos a desglosarla y, al fin y al cabo, los aficionados lo que quieren es ver cómo los mejores del mundo disputan una carrera que sea uno de los grandes objetivos del año, para la que se preparen y dejen de acudir a otras con el objetivo de estar al 100% en la cita mundialista.

Pero un claro ejemplo lo hemos visto en el caso español, en el que varios de sus integrantes venían de competir hacía menos de un mes en carreras de tanta exigencia física como la Transvulcania o la Zegama, que por sí mismas siguen teniendo más tirón que cualquier campeonato oficial.

También está el hecho de que sólo se seleccione a ocho corredores, cuatro por categoría, lo que dejaría a muchos corredores fuera de competición. Sólo en España, podríamos juntar tres o cuatro equipos realmente competitivos, y de igual manera podría pasar con otros países, como Francia o Estados Unidos.

El punto de inflexión. El principio del cambio.

Pero, en líneas generales, este Campeonato del Mundo puede ser, y a buen seguro lo será, el punto de inflexión que acabe de desarrollar el trail y llevarlo al siguiente nivel, con sus cosas buenas, que serán muchas, y sus cosas malas, que serán menos, pero que son inevitables, pero que no tienen por qué extenderse más allá de las competiciones oficiales.


Ver una competición de trail en los Juegos Olímpicos no tiene porqué eliminar la filosofía con la que nació nuestro deporte. Las miles de carreras por montaña que se celebran en nuestro país seguro que no perderán esa forma de ser, habrá pruebas de primer nivel en la que las salidas seguirán siendo masivas y con trazados de pura montaña.

Pero, dentro de muy poco, es posible que veamos a casi todos los mejores corredores del mundo luchando en una misma carrera, un espectáculo que todavía no nos ha acabado de brindar nuestro deporte. Y eso sería algo que muchos estamos deseando poder disfrutar, porque sólo cuando están en liza los mejores, podemos hablar de un Campeonato del Mundo real. Todavía no lo tenemos al 100%, pero ya estamos un paso más cerca. O dos.


Lecturas relacionadas
Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.