REVIEW

Test de material: mochila Salomon Advanced Skin Lab Hydro 5

Probamos una de las grandes insignias de la marca, una mochila-chaleco en el que se busca el menor peso posible con una capacidad de carga media-alta y un ajuste espectacular, lo que la hacen perfecta para usar en todo tipo de distancias.

| 1 comentario | Compartir:

Uno de los materiales para correr por montaña que más han avanzado en los últimos dos o tres años han sido las mochilas. Desde aquellas mochilas que parecían más de senderismo que para trail running, se ha pasado a un producto muy focalizado a las necesidades de cada corredor, con una segmentación cada vez más acusada.

En el apartado más Racing, de competición, es donde podemos situar a esta Salomon Adavnced Skin Lab Hydro 5, que combina, como veremos en los próximos párrafos, un peso casi imperceptible, un gran ajuste y una capacidad de carga más que respetable, una combinación que la ha convertido en una de las estrellas del segmento de las mochilas-chaleco.

En su ficha técnica destaca sobre todo el peso; vacía tiene un peso de 250 gramos, lo que la convierte en una de las mochilas de trail más ligeras del mercado. A pesar de ello, la marca asegura una capacidad de carga de cinco litros, algo increíble dado su tamaño tan reducido (43 cm x 21 cm x 20 cm).

La mochila está construida con los materiales más avanzados que maneja la marca francesa, esto es SensiFit y Malla Power, todo para conseguir una mayor elasticidad que, en realidad, se acabe convirtiendo en un ajuste lo más cómodo posible, ya que ese es el principal caballo de batalla en el mundo de las mochilas de trail.

La mochila viene, como es de esperar, con silbato incluido, además de un sistema 4D para poder llevar los bastones. También incluye una manta de supervivencia y, como método de hidratación, dos soft flask (botellas blandas) de medio litro cada una, que es el único lugar en el que, de entrada, podremos almacenar líquido.

Primeras sensaciones

Lo primero que te transmite esta Salomon Advanced Skin Lab Hydro 5 cuando la coges es ligereza. El peso estando vacía es prácticamente imperceptible, algo que sorprenderá a aquellos que utilicen por primera vez una mochila de este tipo, pero incluso también a los que estamos más familiarizados con este tipo de materiales.

Una vez puesta, el ajuste es asombroso. Sin correr, ya se puede adivinar que la mochila tendrá un comportamiento excelente. Se adhiere al cuerpo perfectamente, para lo que habrá que escoger la talla adecuada entre las dos que ofertan. Esto es muy importante, como veremos posteriormente.

La elasticidad del conjunto también es digna de destacar; casi cada una de las secciones de la mochila es tremendamente elástica, sobre todo algunos de los compartimentos, que parecen ser pequeños y en los que acabas por meter objetos que parecía improbable que cupiesen en ellos.

Asimismo, la mochila da una gran sensación de calidad de materiales y, sobre todo, de acabado. Estamos delante de uno de los productos estrella de la gama más alta de la principal marca de trail running del mercado y eso es algo que se deja notar en todos los detalles que nos presentan.

En total, este chaleco cuenta con hasta 11 departamentos diferenciados, de los que sólo dos disponen de cremallera. Cuenta con dos principales, en la zona de la espalda, otro grande justo debajo. Dos laterales, con cremalleras, y tres en cada uno de los tirantes. De estos últimos, uno es en el que van colocadas las soft flask.

Ambos tirantes salen desde el lado derecho para ser enganchados en el izquierdo, aunque el sistema de ajuste permite cambiar toda la estructura para que los zurdos puedan cambiar el lado sobre el que abrochar el conjunto y hacerlo más fácil. Este sistema es fácil de usar, ya que funciona con unos clips de presión bastante sencillos.

Prueba a fondo

Durante más de tres meses hemos estado utilizando esta Salomon Advanced Skin Lab Hydro 5, que nos ha proporcionado unas sensaciones que comenzaremos a desglosar ya mismo:

Comenzamos a correr con la mochila cargada con un cortavientos, las dos botellas llenas (1 litro de capacidad), teléfono móvil, llaves, dinero, identificación, dos barritas y dos geles energéticos, es decir, lo básico para una salida de media distancia por la montaña.

Desde el comienzo, la sensación de ajuste de la mochila es espectacular. Personalmente, nunca había sentido tanta comodidad al correr con mochila. El tejido, al ser tan elástico, se pega al cuerpo sin ser agobiante, sino con una sensación de comodidad. Incluso la mochila va adaptando su tamaño cuando inspiramos y expiramos aire, lo que da una idea de su capacidad ergonómica.

Con este ajuste tan logrado, la Salomon Advanced Skin Lab Hydro 5 logra que, si no te llegas a olvidar de que llevas mochila (algo que creo que es imposible), sí que la experiencia sea muy placentera. Apenas se notan pequeños balanceos de las botellas blandas, probablemente por ir situadas en la zona más baja del tirante.

Con el paso de los kilómetros, la sensación de comodidad es continua, y no se hace pesado ir con mochila ni los hombros o espalda se resienten del peso que cargamos. Con este modelo se consigue repartir muy bien el peso y ante la falta de balanceos o botes, nuestra musculatura de la espalda no se ve tan afectada.

El acceso al líquido también es un punto a favor; aunque muchos corredores apuestan por mochilas con bolsas de hidratación en la espalda, estas dos soft flask en la zona delantera son muy fáciles de utilizar y sólo se hace necesario sacarlas para exprimir el último trago, ya que es posible acercarlas a la boca desde el pecho y beber simplemente apretándola desde su base. Además, vacías no ocupan lugar y si le sacamos el aire sobrante evitaremos el ruido del agua moviéndose.

El primer punto flaco lo encontramos precisamente en este punto, ya que en algunos ultra trail de distancias de hasta 80 o 90 kilómetros se exige que se lleve al menos 1,5 litros de capacidad, por lo que si ese es el caso, no nos bastará con estas dos botellas blandas y habrá que comprar otra por separado. También nos podemos hacer con una bolsa de hidratación, ya que la mochila cuenta con un departamento en la espalda que nos lo permite.

Una de las grandes ventajas de llevar la hidratación delante es que el líquido no se calienta tanto como llevándolo en la espalda, una de las zonas que más se calienta. También permite llevar a mano dos líquidos diferentes, como agua e isotónica, ambas muy al alcance de la boca, como antes señalábamos.

Los otros cuatro bolsillos situados en los tirantes son muy prácticos para llevar a mano lo que más falta nos puede hacer: entre estos cuatro bolsillos, podemos meter perfectamente seis barritas y seis geles, alguno más si nos tomamos el tiempo de colocarlos bien. También caben el teléfono móvil o la cámara de fotos, que siempre están bien a mano por si queremos tomar una instantánea o consultar la hora o el GPS.

En los bolsillos traseros es donde se concentra toda la capacidad de almacenaje de esta Salomon Advanced Skin Lab Hydro 5. Cuenta con tres grandes compartimentos; uno externo, de más fácil acceso, y dos más grandes. Con un poco de maña, podremos sacar todo de ellos son necesidad de sacarnos la mochila, aunque a veces se hace necesario para buscar objetos más pequeños.

Por lo tanto, ante un ultra trail de distancia de hasta 100 kilómetros, podríamos usar perfectamente esta mochila, en la que cabría todo el material obligatorio más otros objetos de alimentación e hidratación. A pesar de que en un principio dudamos de su capacidad, al final esta mochila cumple a la perfección con esos 5 litros de capacidad.

Otro de los puntos fuertes de la Salomon Advanced Skin Lab Hydro 5 es su rapidez de secado; es complicado que el tejido en el que está confeccionado llegue a colapsarse de agua o sudor. Sólo en la zona de la espalda notamos algo la humedad, algo normal cuando se corre con mochila, pero la parte delantera se mantiene seca durante todo el tiempo.

Si llueve, una de las grandes bazas de esta mochila es su capacidad para poder usarse por debajo de la chaqueta impermeable. Al contrario que con otras mochilas, en este caso se adapta muy bien a ir bajo chaqueta y no se hace casi incómodo, más allá del extra de presión que notamos en el interior.

El apartado en el que también ha tenido un comportamiento positivo ha sido el de la durabilidad; a pesar de tener una apariencia algo frágil, dada la elasticidad y poco peso del conjunto, en estos meses no ha sufrido daño alguno, salvo algún enganchón en los bolsillos delanteros, los que cuentan con una malla más fina y los más expuestos a ramas.

Veredicto final

En general, la Salomon Advanced Skin Lab Hydro 5 es una mochila muy ligera y elástica, lo que le confiere una gran comodidad al correr gracias a su ergonomía, lo que evita los molestos botes sobre nuestra espalda. Su capacidad es notable y no tendremos problemas en meter en ella todo lo necesario para hacer entrenamientos largos y ultras de hasta 100 kilómetros. Cuenta con multitud de compartimentos, aunque sólo dos de ellos cuentas con cremalleras como cierres, y su sistema de hidratación es delantero y mediante dos soft flask, lo que se puede quedar corto para algún ultra que obligue a llevar más capacidad de líquidos.

Lecturas relacionadas
1 comentario
  1. buenos días, yo compré la mochila y quisiera saber dónde puedo conseguir, en Argentina o en México (DF), la bolsa de hidratación de 1,5 lt para la espalda, gracias!

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.