Sistemas de hidratación para el trail running, la revolución constante

Los sistemas para beber mientras corremos han vivido en los últimos años una serie de avances constantes que han permitido aligerar el material y el diseño, ofreciendo cada vez más opciones para los distintos tipos de carrera. Repasamos en este artículo las más utilizadas y las claves para acertar con tu elección.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Un simple bidón en una riñonera
Un simple bidón en una riñonera

El material vive una evolución constante; las marcas siempre se afanan por mejorar sus productos, crear nuevos modelos que puedan llenar las necesidades de los corredores. En los últimos años, los sistemas de hidratación son una de las piezas de material que más han evolucionado. A día de hoy, las opciones son casi infinitas y de la típica mochila con bolsa de hidratacción y tubo plástico para correr sobre la marcha, se ha pasado a diversos tipos de sistemas, uno para cada tipo de situación.

Hace una década los sistemas de hidratación se basaban en incluir un depósito dentro de una mochila, pero en la actualidad la evolución ha sido asombrosa: menos peso, más capacidad de carga, mayor comodidad, más ergonomía, nuevas tecnologías…

Chalecos: la mochila que se funde con la ropa

Si hay un sistema de hidratación que haya calado entre los corredores ha sido el chaleco. Más que una mochila, es una pieza de ropa. En su favor está la extrema ligereza, ya que algunos modelos no sobrepasan los 90 gramos. Además, su capacidad de carga va desde los 3 hasta los 12 litros, lo que hace que haya modelos para todo tipo de distancias. Otra de sus grandes ventajas es la diversidad de bolsillos con los que cuentan; los diseñadores han conseguido que estos chalecos dispongan de seis o más bolsillos y, lo que es más importante, que todos ellos se puedan alcanzar sin necesidad de sacarse el chaleco.

Por otro lado, su ergonomía ha evolucionado extraordinariamente, haciendo que los modelos tengan diferentes tallas y se puedan adaptar a todo tipo de cuerpos con sencillos sistemas de ajuste. Por tanto, valen para hombres y mujeres de casi cada peso, tamaño o altura y todo ello haciendo que la sujeción permita que el conjunto no se mueva incluso descendiendo a toda velocidad.


 

Líquido delante o detrás

Las mochilas permiten, a día de hoy, elegir dónde llevar el líquido. La versión clásica suele llevar un depósito grande detrás, fácilmente accesible con un tubo. Estos tubos han mejorado, incluyendo sistemas antigoteo o incluso sistemas que permiten, mediante una bomba manual, dar presión a la salida de agua, de forma que se pueda compartir el líquido o usarlo para limpiar.

Pero últimamente la hidratación en la parte delantera está ganando la partida. En su favor: que en lugar de un depósito se cuenta con al menos dos, haciendo posible llevar dos tipos de líquido y beber de ellos alternativamente (agua e isotónico), algo más adecuado para la nutrición del corredor mientras compite o entrena.

El auge de las botellas blandas

Las botellas blandas han sido las grandes beneficiadas de esta evolución. También llamadas soft flasks, tienen grandes ventajas: son más pequeñas, más transportables, más fáciles de rellenar, cuentan con válvulas antigoteo, vacías no ocupan nada y su peso es mínimo, de unos 30 gramos para una capacidad de medio litro. Además, estas botellas se acoplan a cada tipo de sistema de hidratación, ya que se pueden utilizar con chalecos, mochilas clásicas, cinturones e incluso en los sistemas de mano, menos utilizados en Europa, pero muy populares en los Estados Unidos. Las botellas blandas ya son las reinas de la hidratación en el trail running.

¿El sistema de hidratación perfecto?

Para poder elegir perfectamente tu sistema de hidratación has de saber cómo y en qué condiciones lo vas a utilizar. Y como cada tipo de carrera exige un tipo de sistema, lo mejor es tener fondo de armario.

Para carreras cortas, los sistemas más adecuados son las riñoneras, que en los últimos años han evolucionado bastante. Ya no es aquella riñonera que no haceíamás que balancearse incómodamente a cada zancada. Ahora, estos cinturones han evolucionado en unas cintas elásticas que pueden cargar algo de comida, una botella blanda y algún que otro objeto, con un peso inferior al de una simple camiseta. Al ser totalmente elásticas y fabricadas en tela, suelen tener una mejor ergonomía, evitando el movimiento del líquido, además de ser aptas para todo tipo de cuerpos.

Para larga distancia, es decir carreras en las que vayas a pasar de las tres o cuatro horas (30-50 km), es el momento de elegir un sistema que te permita cargar con más cosas. Has de poder cargar un mínimo de un litro de bebida para aguantar entre avituallamientos. Además, debes tener capacidad para llevar prendas como cortavientos o impermeables en caso de cambios de tiempo y bolsillos para la comida, el teléfono y algunos objetos que puedas necesitar.

Para un ultra trail, la capacidad de carga debe ser de un mínimo de 5 litros, aunque si es muy largo, debes pensar en una mochila-chaleco de 8 o 10 litros, ya que deberás llevar un material obligatorio que suele ocupar esa capacidad. Si vas a usar bastones, ten en cuenta el sistema que tenga esa mochila para colgarlos cuando no los utilices, ya que pueden ser algo que te incomode en los descensos.

Fíjate en que algunos de los bolsillos vengan cerrados con cremalleras o velcros, para asegurar mejor los objetos importantes, que todos los bolsillos estén a tu alcance cuando la lleves puesta y que puedas cargar cómodamente todo lo que necesites. No intentes sobrecargar una mochila de menor capacidad por ahorrarte unos gramos en una de mayor capacidad, pero más comodidad.

Minimalismo al poder

Nadie quiere correr con pesos innecesarios, por lo que las marcas se están esforzando en ofrecer modelos cada vez más simples. Los últimos chalecos utilizados por los deportistas de elite tienen apenas sitio para el material obligatorio, haciendo que la mochila cargada no llegue ni siquiera a un kilo de peso. Eso sí, esta tendencia tiene un peligro: el corredor popular. éste suele pasar mucho más tiempo que los corredores de elite en la montaña y, por tanto, necesita más cosas para poder ser autosuficiente entre avituallamientos. Los chalecos más minimalistas no están indicados para pasar horas y horas en la montaña.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.