Mochilas ligeras de montaña para corredores

Salir a la montaña precisa de más material que en otros entornos. Correr por el monte obliga a llevar un equipo imprescindible que variará en función de la duración del recorrido. Sin embargo, las necesidades no son iguales para todas las personas, de ahí la importancia de saber elegir la mochila adecuada para cada uno. Aquí te damos las claves.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
El tipo de mochila no sólo dependerá de la distancia a recorrer
El tipo de mochila no sólo dependerá de la distancia a recorrer

Salir a correr largas distancias implica pasar muchas horas en la montaña, un entorno en el que podemos llegar a tener problemas si no tenemos a mano el material necesario para afrontar una actividad tan exigente y con cierto grado de peligrosidad. Por ello, tanto en entrenamientos como en carreras de larga distancia, la mejor compañera que puede llegar a tener un corredor es su mochila, en la que llevará todo lo necesario para encarar varias horas en un entorno natural.

La cuestión es que, como los corredores buscamos cargar el menor peso posible, las mochilas han ido reduciendo su tamaño, a la vez que han ido incorporando innovaciones tecnológicas que buscan una mayor comodidad a la hora de practicar el trail running.

Geles, barritas energéticas, manta de emergencia, ropa de recambio, teléfono móvil, agua o bebida isotónica, son algunos de los elementos imprescindibles para salir por el monte en unas condiciones de mínima seguridad, si bien las necesidades dependen de cada corredor y de la actividad en concreto que vayamos a realizar.

Por ello, las diferentes marcas que se dedican a la fabricación de mochilas para trail han ido evolucionando sus modelos de mochilas, a la vez que el abanico de opciones se ha ido agrandando hasta encontrar infinidad de opciones que se adaptan a las diferentes exigencias de cada atleta.

Estas exigencias dependen, básicamente, de las horas que vayamos a pasar en la montaña y de las condiciones meteorológicas que nos vayamos a encontrar. Además, en las carreras de larga duración, su uso es prácticamente obligatorio para poder transportar todos los objetos que obliga la organización. En pocas palabras, si queremos recorrer largas distancias, la mochila es un artículo de obligada adquisición.

Para carreras de longitud media

En el caso de que las salidas o carreras sean de una longitud media, en la que vayamos a pasar entre 3 y 6 horas en el monte, la mejor apuesta son las opciones más ligeras y con menos capacidad de carga. Estas opciones suelen tener una capacidad de cinco litros, además de contar con un depósito para el líquido, que debe oscilar entre uno y dos litros.

Este tipo de mochilas es el que los corredores de élite utilizan en carreras más largas, pero que el corredor popular debe elegir para salidas de duración media. Suelen tener la capacidad justa para llevar agua, botellines, algo de alimentación, el móvil y un cortavientos.

Tendencia minimalista

El segmento de las mochilas intermedias que usan los corredores profesionales es el que más innovación ha experimentado, ya que es donde hace falta transportar el mayor número de objetos en una mochila que sea lo más cómoda y minimalista posible. Es el caso de corredores como Kilian Jornet y Anton Krupicka, que siempre apuestan por llevar el mínimo peso posible. Sus patrocinadores, Salomon y Ultimate Direction respectivamente, han desarrollado las mochilas Advanced Skin y la AK Series, que buscan una mezcla entre mochila y chaleco, buscando la máxima sujeción y el menor rebote de la mochila contra el cuerpo, algo que puede llegar a ser molesto cuando estamos horas corriendo.

El peso de estas mochilas, estando vacías, es un auténtico peso pluma. Por seguir con el ejemplo, el modelo usado por Krupicka pesa apenas 170 gramos, y aún así permite llevar lo esencial para afrontar carreras de 100 millas tal y como lo hace el famoso atleta de Nebraska. Eso sí, el precio de éstas suele ser más elevado.

Para ultratrails

Para salidas más largas o ultra trails en los que se vaya a permanecer un mínimo de 12 horas en la montaña, el corredor popular debe apostar por una mochila más amplia. Es cierto que estas mochilas, que van desde los 7 hasta los 12 litros de capacidad, son más pesadas, pero esos gramos de más nos permitirán afrontar grandes desafíos con la confianza de saber que en todo momento podremos salir airosos de una situación peligrosa.

El ultra trail de referencia en el mundo, el Ultra Trail Mont Blanc, cuenta con una amplia lista de material obligatorio, que incluye chaqueta y pantalón de membrana impermeable y transpirable. A esto se une el frontal, gorro, buff, agua, y un largo etcétera. En este caso, la apuesta debe hacerse hacia modelos de estas capacidades.

Si bien es cierto que estas mochilas, y más yendo llenas, son más aparatosas, no es menos cierto que gran parte del recorrido en este tipo de pruebas se hacen andando y trotando, por lo que características como el peso o el ajuste no son tan importantes como la capacidad o las prestaciones. De esta forma, buscaremos una mochila que combine los requisitos del senderismo con los de trail running.

En este segmento tampoco se ha dejado de lado la innovación, y cada vez este tipo de mochilas tienen un menor tamaño y peso, como puede ser el caso de la Raidlight Olmo 12L o la The North Face Enduro 13, que cuentan con un gran ajuste y un peso reducido, permitiendo además llevar una gran cantidad de objetos.

En definitiva, a la hora de elegir una mochila, has de tener en cuenta numerosas variables, requerirá de un tiempo de análisis y prueba, pero recuerda que estás escogiendo a una aliada que te ayudará a la consecución de tus objetivos, por lo que esa inversión de tiempo siempre acabará mereciendo la pena.

Antes de comprar

Si tenemos intención de adquirir una mochila para trail-running, lo primero que tenemos que hacer es plantearnos una serie de cuestiones y tener en cuenta:

• ¿Qué tipo de actividad voy a hacer con ella? Si la quiero para mis entrenamientos individuales por la montaña, si voy a participar en alguna carrera de media o larga distancia…

• ¿Qué capacidad necesito? Estará condicionada por la primera pregunta, pues no necesito los mismos elementos si voy a correr por mi cuenta que si participo en un ultratrail, con una larga lista de material obligatorio.

• ¿Cómo se adapta a mi ergonomía? Por muy buena que sea una mochila, puede que no se adapte muy bien a tu longitud y anchura de espalda. Al igual que la ropa, siempre es preferible probársela antes de comprar, y sobre todo con los modelos tipo chaleco. Hay muchos modelos que ya se fabrican en varias tallas.

• Todas las mochilas de trail-running son hoy día compatibles con los sistemas de hidratación, pero esta aparente compatibilidad puede que no se ajuste perfectamente a tu sistema habitual, verifícalo.

• Analiza cuántos bolsillos tiene, quizá no son suficientes o quizá demasiados para tus necesidades, y comprueba su accesibilidad durante la carrera.

• Fíjate en los detalles: hay modelos te tienen un silbato de emergencia en la cinta pectoral, que disponen de un compartimento transparente específico para el mapa, que tienen partes amovibles para aligerarla cuando lo necesites, más o menos gomas para fijar material por fuera, elementos reflectantes o incluso acoples específicos para llevar el dorsal en las carreras..

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.