El drop en la zapatilla del corredor de montaña

Es uno de los conceptos que definen una zapatilla y la capacidad de que esta se adapte a nosotros, pero hay que tener claro a qué nos referimos y qué influye en la elección del drop.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Al escoger no solo has de tener en cuenta las características de las zapatillas
Al escoger no solo has de tener en cuenta las características de las zapatillas

Cuando compramos unas zapatillas para correr por montaña, muchos corredores son un mar de dudas. Y es que es habitual escuchar conceptos que no sabemos qué son ni para qué sirven, pero que se repiten en los diversos test o catálogos deportivos de las principales marcas comerciales.

Uno de ellos es el “Drop” de una zapatilla; este es un concepto importante, pero relativo, como veremos más adelante. Es un elemento que siempre debemos tener en cuenta y que se debe adaptar a nosotros, y no al revés.

¿Qué es el drop de una zapatilla?

El drop es una medida que se basa en la diferencia que hay del grosor de la suela de nuestra zapatilla entre la parte trasera, que suele venir más acolchada, y la zona delantera, que suele venir menos acolchada. Esta diferencia entre los grosores de ambas zonas se mide siempre en milímetros, y de ahí que las medidas del drop suelan estar en niveles entre 0 y 12.

¿Qué tipos de drop hay?

Generalmente se distinguen tres tipos de drop, según sus milímetros. Las zapatillas minimalistas suelen tener un drop de entre 0 y 4 milímetros. Las zapatillas medias se suelen situar en drop de entre 4 y 8 milímetros, mientras que las de drop alto son las de 8 y 12 milímetros.

Esto sirve para catalogar los diferentes tipos de zapatillas de forma general, y así tener una serie de referencias de cómo se podrían adaptar a nuestra forma de correr, pero nunca deben ser tomadas como un valor absoluto de si un modelo de zapatilla nos va a servir o no, sino como una referencia más a la hora de comprar.

¿Qué ofrece cada tipo de drop?

Aquí hay que hablar de forma genérica, ya que luego cada modelo de zapatilla se comporta de formas diferentes. Los drops bajos suelen estar indicados para corredores con muy buena técnica de carrera y que son corredores más ligeros. Los drops medios permiten una mayor amortiguación y con ello una técnica menos depurada, mientras que los drops altos suelen estar más indicados para corredores más pesados y con menos técnica.

Por supuesto, esto son referencias generales y luego habrá que ver cómo cada modelo responde en cada corredor. Es decir, hay modelos que con menos drop pueden tener una mayor amortiguación que otros con valores superiores, aunque en líneas generales suelen seguir las anteriores normas.

¿Es importante el drop en la zapatilla de trail?

El drop es un elemento más a tener en cuenta, pero que pierde importancia con respecto a la que puede tener en las zapatillas de asfalto. La razón es que al contrario que en el asfalto, en la montaña es difícil seguir una técnica de pisada continua, sino que iremos adaptando la pisada al terreno, según su dificultad técnica, porcentaje de desnivel o su composición.

Lo que sí suele ser una regla general es que, cuanto mayor es el drop de una zapatilla, más cantidad de amortiguación nos ofrecen, ya que para aumentar el drop, las marcas suelen poner más material en la zona del talón.

¿Cuál es el mejor drop para mí?

Pues esa es una pregunta que sólo tiene respuestas individualizadas. Debes analizar cómo corres, tu peso, tu tipo de pisada, tu técnica de carrera. Una vez que tengas esos datos, podrás elegir el drop que más se adapte a ti, si bien como antes señalábamos, el drop pierde importancia en la elección de una zapatilla de montaña en contraposición a una de asfalto.

Para corredores más pesados y lentos, seguramente funcionen mejor drops más elevados, de entre 8 y 12 milímetros, mientras que para corredores de peso medio y de ritmos medios, por lo general se ajustarán mejor a drops medios, si bien aquí es donde más diferencia puede haber, y encontraremos corredores de características similares con zapatillas de drop diferente. Por último, los corredores más ligeros y rápidos suelen utilizar drops más bajos.

¿El tipo de drop puede incidir en las lesiones?

Por regla general, no, aunque si estás en un periodo de cambio y estás probando zapatillas más ligeras y con drop más bajo, necesitarás un tiempo de ajuste, durante el cual será habitual que lleguen problemas como sobrecargas. Para evitarlas en lo posible, la transición debe ser muy paulatina, aumentando el tiempo de forma muy gradual.

Lo importante es saber elegir el tipo de zapatilla que mejor se adapte a nuestras características como corredores, pero también a las de la competición. Saber elegir las zapatillas es algo en lo que se va mejorando con el tiempo, con un método de ensayo-error, aunque cuanta más información tengamos sobre nosotros mismos, más fácil será acertar con la compra.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.