Estables, ligeras, cómodas...

Acierta con la elección de tus zapatillas de trail

El considerable aumento de los modelos disponibles en el mercado dedicados específicamente para correr por la montaña hace que decantarse por uno u otro sea una tarea cada vez más difícil. Aunque hay que tener en cuenta las particularidades de cada corredor, exponemos aquí los distintos factores que entran en juego para acertar en la elección.

Author: | No hay comentarios | Compartir:
Al escoger no solo has de tener en cuenta las características de las zapatillas
Al escoger no solo has de tener en cuenta las características de las zapatillas

Con el auge de las carreras por montaña, cada vez tenemos más opciones a la hora de elegir el material. De entre el material, son las zapatillas las que más han ido evolucionando a lo largo de los años. De un calzado muy similar al del trekking, las marcas deportivas han ido afinando y a día de hoy ofrecen distintas opciones para los diferentes tipos de corredores que a día de hoy llenan las montañas de todo el mundo.

Entonces, es cuando llega la gran duda de todo aficionado, sobre todo los primerizos. ¿Cómo elegir una zapatilla para correr por la montaña? ¿Cuál es la zapatilla que mejor se va a adaptar a mis características o a las de la carrera en la que voy a competir? Estas son algunas de las características en las que hay que fijarse a la hora de comprar unas zapatillas de trail running:

Amortiguación

No es lo mismo si pesas 60 que 90 kilos. Según tu peso, tienes que fijarte en la amortiguación que te ofrece una zapatilla u otra. A mayor peso, más carga tendrán que soportar tus articulaciones, así que para no dañar tus rodillas o tobillos tendrás que ajustar tu peso a la amortiguación que ofrece cada modelo de zapatillas.

La amortiguación tiene mucho que ver con el concepto de “drop”. El drop es la diferencia entre la altura del talón con respecto a la altura de la punta del pie. Las zapatillas con 4 milímetros o menos se consideran minimalistas; tienen poca amortiguación y son más indicadas para corredores ligeros. Además, tendrás que adaptar la técnica de carrera a este tipo de calzado. Con un drop mayor, la amortiguación también lo es. Ten en cuenta tu peso a la hora de elegir una zapatilla.

Tipo de suela

Esto tiene más que ver con el tipo de carrera a la que vayamos. Hay zapatillas con taqueados más prominentes, que son indicadas para carreras con circuitos con barro, agua o nieve. En el caso de carreras menos técnicas, la suela más indicada es aquella con un taqueado menos acentuado, que nos permitirá correr más cómodos y con más estabilidad.

También la suela será la que decida la durabilidad de la zapatilla; si elegimos una zapatilla con la suela de material blando, tendremos un mayor agarre en zonas más rocosas y técnicas, pero la vida útil de la zapatilla será mucho menor. Algunos modelos, destinados a la competición, tienen menos durabilidad, mientras que otros son más indicados para los entrenamientos al tener más durabilidad.

Estabilidad

El terreno montañoso hace que una zapatilla de trail deba ser estable; si no tenemos mucha experiencia corriendo por la montaña, podremos optar por zapatillas que cuenten con un sistema de estabilidad que nos ayude en los primeros meses. Normalmente, las zapatillas más estables suelen tener un peso mayor al contar con una mayor superficie en la zona de la suela.

Protección

Las zapatillas de montaña tienen que proteger muy bien el pie. Al discurrir por zonas con roca, troncos, piedras, etc… tendremos que fijarnos en que nuestro calzado nos proteja en zonas especialmente expuestas a los golpes, como la puntera o los laterales. A mayor protección que ofrezca una zapatilla, mayor será el peso del conjunto.

Otra de las zonas que tiene que ir protegidas es la suela; las zapatillas minimalistas no protegen tanto el pie cuando pisamos piedras, aunque es cierto que cada vez más los materiales son más ligeros. Algunos modelos incluyen placas de materiales de última generación que pesan poco y son muy duras, pero esto hace subir el precio del modelo en cuestión.

Ajuste

La comodidad tiene mucho que ver con la zona alta de la zapatilla, conocida popularmente como “upper”. Hay modelos que son más ajustados y hacen que el pie vaya mucho más sujeto. Otras son más holgadas y permiten que el pie se mueva más dentro del calzado.

A la hora de elegir, tendremos que saber si nos gusta más correr con el pie sujeto o más suelto, pero teniendo en cuenta que esta elección puede ser clave a la hora de que una zapatilla nos produzca molestias o posibles futuros problemas como rozaduras o ampollas. A la hora de elegir el ajuste, ten en cuenta siempre que el pie se ensancha con los kilómetros.

Tipo de pisada

Cada corredor tiene un tipo de pisada; por ello, tenemos que tener en cuenta cómo aterrizamos para saber si necesitamos que la zapatilla cuente con un sistema que corrija posibles desajustes. Podemos ser neutros, pronadores o supinadores, que es lo mismo que aterrizar con la zona centro, interior o exterior de nuestro pie.

Lo ideal es hacerse un estudio de pisada, algo que podrás realizar en casi cualquier centro podológico. Como muchas veces no es suficiente con los sistemas de corrección de las zapatillas, puedes optar por unas plantillas personalizadas a tu tipo de pisada.

Impermeabilidad

Hay modelos de zapatillas que cuentan con membranas impermeables, pero esto puede ser un arma de doble filo. No dejará entrar el agua, pero si metemos el pie en un charco profundo o acaba entrando por una lluvia intensa, este tipo de calzado no dejará luego salir esa agua, lo cual nos obligará a descalzarnos para sacarla. Por ello, las zapatillas con membrana son más adecuadas para carreras con nieve, mientras que para agua, lo mejor es que sean capaces de evacuar el agua lo más rápido posible.

Polivalencia

Hay modelos de zapatillas más especializados en unos terrenos. Existe calzado específico para ultra trail poco técnico, para carreras cortas y técnicas o para zonas con predominancia de barro. En el otro lado, encontramos zapatillas que aúnan características para varios terrenos, incluso aptas para hacer algún kilómetro de asfalto hasta llegar a nuestra zona de entrenamiento. Ten en cuenta en qué tipo de condiciones vas a correr para elegir mejor una zapatilla más polivalente o una más especializada en un tipo de terreno.

Y también ten en cuenta

Aquí van otros consejos de uso y compra que te pueden venir bien:

• Si te estás preparando para una carrera de trail running o vas a hacer una sesión de entrenamiento larga, no escojas ese día para estrenar unas zapatillas, utiliza un par que ya esté hecho a tu pie.

• Utiliza calcetines apropiados para correr, con refuerzos en las zonas de mayor roce, buena transpirabilidad y adecuados para el clima.

Ventila bien la zapatilla cada vez que la utilices, asegurándote que se seca bien tanto por fuera como por dentro (es recomendable sacar la plantilla).

• Si te lo puedes permitir, es recomendable tener un tener “fondo de armario”. Lo mejor para acertar con el tipo de zapatilla que te va mejor es tener varias opciones, de forma que podamos elegir en función del tipo de terreno o la meteorología. Cuantas más opciones tengamos a mano más sencillo será dar con la zapatilla perfecta para cada carrera. Si esto se escapa a tus posibilidades, escoge un modelo más polivalente.


Déjate asesorar por los profesionales que trabajan en las tiendas especializadas, hasta que tengas la suficiente experiencia para tener un criterio sólido para valorar los distintos modelos.


Lecturas relacionadas
Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña
En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.