THE NORTH FACE ULTRA TRAIL MONT BLANC

El Ultra Trail Mont Blanc cierra inscripciones con más de 10.000 pre-inscritos

A pesar de los fiascos de pasadas ediciones, la carrera francesa se muestra como una de las más atractivas para los aficionados de todo el planeta. Todas sus pruebas, excepto la TDS, han sobrepasado sus dorsales disponibles con creces.

Logo del Ultra Trail del Mont Blanc
Logo del Ultra Trail del Mont Blanc
| No hay comentarios | Compartir:

Este recién estrenado 2013 verá cómo se celebra una nueva edición del The North Face Ultra Trail Mont Blanc, la undécima, convertida en una de las pruebas más apetecibles para los corredores de larga distancia de todo el mundo. Y todo ello a pesar de los fiascos que se llevaron los corredores, sin ir más lejos, en las ediciones de 2010 y 2012, en los que el mal tiempo obligó a la organización a tomar decisiones que no gustaron a todos.

Pero el prestigio y la imagen del UTMB siguen intactos, algo que se ha vuelto a demostrar en el periodo de pre-inscripciones, en el que los corredores de larga distancia han vuelto a acudir en masa a la llamada de la carrera alpina y han sumado más de 10.000 solicitudes para correr en alguna de las cuatro pruebas que conforman el ultra trail más famoso del mundo.

En esta nueva edición, la prueba reina, el UTMB propiamente dicho, ha recibido un 160% más de aplicaciones con respecto a los dorsales disponibles; según la organización, los inscritos tienen unas posibilidades de 3 sobre 10 de conseguir la deseada plaza. Tarea difícil, pero no imposible.

En el caso de la segunda carrera más atractiva para los corredores, la CCC, ésta se ha llenado en un 115%, lo que significa que las posibilidades, siempre según la organización, están al 50% para poder pincharse el dorsal en la carrera de los 100 kilómetros.

En el caso de las otras dos pruebas,  la TDS y la PLT, algo menos populares, las inscripciones para ambas han conseguido llenarse, por lo que este año, los que no sean agraciados en el sorteo de las dos primeras no podrán optar a participar en ellas, como sí ocurrió en ediciones anteriores.

UTMB, diez años batiendo récords

Allá por 2003, un UTMB recién nacido conseguía 700 inscritos. Sólo un año después, el boca a boca conseguía que los participantes en la edición de 2004 llegaran hasta los 1.600, más del doble. Y esto era sólo el principio del idilio que han ido manteniendo corredores y carrera a lo largo de esta década.

Y es que en su tercera edición, la organización tuvo que empezar a tomar medidas drásticas, de esas que no gustan, pero son necesarias para el buen funcionamiento de una carrera así. Por ello, se limitaba por primera vez la participación en 2.000 participantes, casi el triple que cuando se creó, sólo dos años atrás.

Pero el año que supuso un punto de inflexión para la carrera fue 2006. Se abrieron las inscripciones y se llenaron en sólo tres semanas, algo inaudito para una carrera como el UTMB. La disciplina del ultra-trail iba ganando terreno en el viejo continente. Viendo que cada vez más gente quería participar en la prueba y que no era posible acoger a tantos corredores, desde el UTMB ingeniaron un método de puntuación para la edición de 2007, por el cual se hacía necesario correr al menos dos carreras de parecidas características para poder participar en la prueba.

“Lo que no queríamos era recurrir a una selección económica o por nivel deportivo que hubiera sido contrario a la ética” aseveran desde la organización. A pesar del nuevo sistema instaurado, el interés por el UTMB no hacía más que crecer. La prueba fue que sólo hicieron falta 10 horas para completar el cupo de vacantes. Pero lo mejor estaba por llegar.

Era 2008 y la carrera estaba en un punto que pocos imaginaban unos años atrás. Todos querían participar en la carrera de las carreras. Pero ni siquiera desde la organización se esperaba una reacción como la que hubo en esa edición. En unos ocho minutos –sí, han leído bien, ocho minutos- se completaron las inscripciones y se recibieron un total de 7.000 solicitudes, diez veces más que en su primera edición, sólo cinco años atrás.

En 2009 se añadió una nueva carrera con el fin de que más atletas pudieran disfrutar de todo lo que el UTMB ofrecía al amante de las carreras por montaña, para que pudieran respirar trail running en su más pura esencia. Con ese fin nacía la TDS, que daba la posibilidad de que participaran 1.200 corredores más.

Pero seguía sin ser suficiente, por lo que el sorteo se erigió como la forma más salomónica de decidir quién podía participar. A esto se le unió el endurecimiento de las pruebas clasificatorias, a lo que los corredores respondían con una mejor preparación y con la obtención de los puntos necesarios para participar. Recuerda, no retes a un corredor por montaña.

Los puntos necesarios para participar aumentaban de cuatro a cinco pero las solicitudes no dejaban de aumentar. A pesar del fiasco organizativo de la edición de 2010, la novena edición –en 2011- volvió a batir los récords de pre-inscripciones y, por tanto, el número de corrdores que se quedaban fuera también iba “in crescendo”.

Hasta que llegó el 2012. En ese periodo de pre-inscripciones la carrera  registró 10.000 peticiones, de las cuales 5.100 fueron para el plato fuerte, el ultra trail de 166 kilómetros, mientras que la CCC interesó a 3.600. De todos ellos, 4.000 corredores tuvieron que esperar por una baja de última hora o conformarse con disputar otra carrera.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.