AUGE DEL TRAIL RUNNING

Los sorteos de inscripciones en las carreras por montaña: de excepción a la normalidad

El aumento del número de corredores en las competiciones de montaña es evidente, pero además de las evidentes consecuencias positivas, también hay efectos secundarios no tan beneficiosos, como los sorteos de inscripciones, cada vez más populares debido a la alta demanda de algunas competiciones.

Salida de la Transvulcania 2014
Salida de la Transvulcania 2014
| No hay comentarios | Compartir:

Es inexorable. El aumento del número de practicantes del trail running es evidente. Cada vez son más los corredores que buscan un nuevo estilo y apuestan por las carreras por montaña para seguir disfrutando del deporte en un entorno natural y privilegiado, lejos de los coches, edificios y asfalto.

Pero esta popularización tan masiva está teniendo algunas consecuencias no tan positivas; una de ellas es que cada vez más carreras se ven obligadas a imponer el sorteo de inscripciones. Cierto es que sólo en España contamos con más de 700 carreras por montaña, pero conseguir dorsal para las grandes carreras es cada vez más una misión imposible.

Si hay un ejemplo de ello en España, este es la Zegama-Aizkorri; de sus 450 plazas oficiales (siempre ponen algunas decenas más), la mitad se las reserva la organización. Las 225 restantes se sortean entre todas las peticiones recibidas, que este año estuvieron rozando la frontera de las 5.000, lo que convierte este dorsal en el santo grial de los corredores de montaña de nuestro país.

Debido a esta masiva petición de inscripciones, la organización de la carrera realiza un sorteo en el que hay todavía más números en juego. Esto se debe a que por cada edición en la que un corredor no ha sido agraciado, se pone una bola con su nombre. Según nos comentaba Goio Larrañaga, hay corredores que lo han intentado hasta cinco y seis veces sin ser los afortunados.

Aunque esta ha sido de las primeras pruebas nacional es en tener que imponer este sistema, el origen del mismo lo encontramos en el Ultra Trail Mont Blanc, la carrera de las carreras, en la que cada año más de 7.000 corredores atestan Chamonix para formar parte de uno de los grandes retos del mundo del deporte.

Pero además del sorteo de inscripciones, la organización se ha visto obligada a dar el siguiente paso, que es obligar a los participantes a sumar puntos UTMB previamente de forma que se endurezcan las requisitos de acceso y se descongestionen las peticiones que cada año inundan a sus organizadores.

Desde los cinco puntos que había que sumar hace apenas tres años, para la siguiente edición será necesario sumar ocho puntos en un máximo de tres carreras. Aun así, este año se han vuelto a batir las previsiones y la organización del UTMB ha cuantificado en más de 15.000 las peticiones recibidas para sus cinco competiciones.

La senda del UTMB ha sido seguida al otro lado del Atlántico por dos de las carreras más prestigiosas de los Estados Unidos. Primero fue la Western States 100, la decana de las 100 millas que cuenta con un gran control por parte de las autoridades medioambientales de su país. Esto hace que las inscripciones sean oro puro, al no poder participar en ella más de 400 personas.

A esto hay que unir las obligaciones de la organización con algunos profesionales, además de las plazas destinadas para la Montrail Ultra Cup y el Ultra Trail World Tour. El resultado es el mismo, miles de corredores se quedan fuera de poder participar en el circuito que vio nacer el ultra trail tal y como lo conocemos hoy en día.

Pero si hay un caso particular en esto del sorteo de inscripciones, es el de la Hardrock 100, única carrera que no reserva plazas para nadie. El mismísimo Kilian Jornet participará este año tras varios intentándolo. La filosofía de esta carrera es clara: cada corredor debe tener las mismas oportunidades de correrla, sea cual sea su nombre.

Camino parecido han tomado otras competiciones que han conseguido ganarse un espacio privilegiado en el calendario nacional e internacional. Un caso es la Cavalls del Vent, ahora Ultra Pirineu, que en su tercera edición ya tuvo que poner coto a las inscripciones con un sorteo. Todo por correr al lado de los mejores especialistas del mundo y en un entorno de especial belleza como el Cadí-Moixeró.

La última prueba en sufrir estas restricciones ha sido la Lavaredo Ultra Trail, la carrera de larga distancia que más prestigio tiene en Italia. Por primera vez este año se hará sorteo, aunque no faltarán las plazas reservadas para que cualquier élite que quiera pueda participar.


Tal es el fenómeno de los sorteos de inscripciones, que el día que se celebran, las redes sociales se llenan de corredores ansiosos de saber si han sido los agraciados. Hace unos meses, cuando la Hardrock 100 revelaba quiénes la iban a correr, corredores como Tim Olson, Sebastien Chaigneau, Kilian Jornet, Julien Chorier o Dakota Jones se congratulaban de haber obtenido un dorsal, algo que da aún más visibilidad a la carrera, además de aportar unas dosis de misticismo a la prueba de Colorado.

Sea como sea, lo cierto es que tenemos a nuestro alcance cientos de carreras de montaña, de diferentes distancias, desniveles, en lugares muy diversos, pero a qué trail runner no lo gustaría ser parte de la Zegama-Aizkorri, o completar un reto mayúsculo como el UTMB. Sólo queda una opción, resignarse y seguir “comprando” boletos hasta que nos toque el premio gordo.


Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.