Kilian Jornet y Zegama-Aizkorri: historia de dos vidas paralelas

La historia de la carrera vasca y la del corredor de montaña van de la mano. Ambos crecieron a la sombra del otro y a día de hoy nadie discute que ambos son los mejores de sus categorías. Una década para la historia de este deporte.

Author: | 1 comentario | Compartir:
Kilian Jornet
Kilian Jornet

Era 23 septiembre de 2007 y pocos sabían que ese día la historia de las carreras por montaña estaba a punto de escribir la primera página de uno de sus capítulos más importantes. Aquel día, cinco años después de la primera edición de la Zegama-Aizkorri, un chaval flaco, moreno y de apenas 19 años estaba por primera vez en la línea de salida de la carrera.

Ese chaval se llamaba Kilian Jornet y de él se sabía que pintaba que podía ser un corredor muy bueno, pero el principal favorito para la victoria no era él. Allí estaban, en la línea de salida, corredores como Raúl García Castán, dominador por aquellos años de las carreras por montaña en nuestro país, o Tófol Castanyer, una libre del asfalto.

A este desgarbado adolescente catalán se le dio ese día por luchar contra García Castán; ambos protagonizaron una disputa excelsa, que se acabó decidiendo por unos segundos. Jornet llegaba a la línea de meta como ganador, apenas cinco segundos antes que un García Castán que era el Campeón nacional de la especialidad. Había nacido una estrella.

«El primer año que vino, Kilian era un chavalito muy joven y ganó la carrera. Al día siguiente tenía exámenes y se fue a toda prisa»

Uno de sus responsables, Alberto Aierbe, recuerda aquella primera presencia de Kilian en Zegama; “el primer año que vino, Kilian era un chavalito muy joven que llegó con la Selección Catalana, pero ya bajó de cuatro horas y ganó la carrera. Al día siguiente tenía exámenes y se fue a toda prisa. En todas las ediciones, excepto la de 2015, siempre ha bajado de las cuatro horas, algo que al principio eran pocos los que lo lograban”.

Bien es cierto que la Zegama-Aizkori ya había ganado cierta fama por aquel entonces. El panorama de las carreras por montaña en nuestro país comenzaba a despuntar, pero no tenía nada que ver con lo que es hoy en día. Eso sí, los aficionados de todo el país habían oído hablar de ese maratón vasco en el que el pueblo entero se echaba al monte a animar y creaba una atmósfera impresionante. Ya se hablaba de una carrera única.

Pero no era lo que es en la actualidad. Casi una década después, la Zegama-Aizkorri es el maratón de montaña más importante del mundo, la carrera en la que más complicado es conseguir un dorsal y la que más peticiones recibe por cada uno de los dorsales que pone a disposición de los corredores populares.

Por su parte, casi una década después de aquella victoria de 2007, Kilian Jornet es el corredor de montaña más grande de todos los tiempos, una figura que ha trascendido al deporte de montaña para convertirse poco a poco en un icono a nivel mundial, que realiza cosas que parecen imposibles en montañas de todo el planeta.

Su germen se gestó en una romería de montaña, allá por 2001, y 15 años después es un referente del mundo de la montaña.

Por ello, es normal hablar de que Kilian Jornet y Zegama-Aizkorri hayan vivido un camino similar, dados de la mano, un crecimiento que parecía imposible para que, a posteriori, se ve casi como algo evidente, algo que tenía que pasar sí o sí. De la quimera se ha pasado a una realidad que ni siquiera los propios protagonistas se podían haber imaginado en aquel septiembre de 2007.

Y es que ese año Kilian Jornet acabó ganando su primera Copa del Mundo de Skyrunning. Desde entonces, las victorias son casi imposibles de contabilizar y todas las carreras sueñan con tener a la gran figura del trail en su línea de salida. Menos la Zegama, porque saben que la relación que les une va más allá del simple deporte.

Por esta razón, no es de extrañar que, en un año en el que Kilian Jornet quiere centrarse en el Everest, no haya faltado a su cita con la Zegama. De las dos carreras en las que competirá en este 2016, Zegama ha sido una y la otra será una Hardrock en la que sólo se puede entrar por sorteo y en la que Kilian sólo pudo participar tras varios años de no tener suerte en la lotería.

«Zegama es una carrera especial. Es difícil explicar por qué siento la necesidad de volver año tras año a las montañas de Aizkorri. Todo la hace especial”

Mientras, la carrera ha seguido una evolución similar, pasando de ser una carrera de pueblo a referente a nivel nacional, para serlo a nivel internacional en el último lustro. En esta prueba han corrido los más grandes corredores de la historia, desde Ricardo Mejía, Emmanuela Brizio o Mario Poletti, de la vieja generación de Skyrunners, a los Marco de Gasperi, Tófol Castanyer, Emelie Forsberg, Luis Alberto Hernando o Miguel Heras que dominan en la actualidad.

Su germen se gestó en una romería de montaña, allá por 2001, y 15 años después es un referente del mundo de la montaña, ha sido parte de Copas del Mundo y albergado Campeonatos de Europa, pero sobre todo, se ha ganado el cariño, respeto y prestigio de toda la comunidad de corredores de montaña. Una aldea en la que moría más gente que la que nacía es hoy en día un lugar de peregrinaje para corredores de todo el mundo.

Además, es paradójico que Kilian nunca ha escondido su pasión por correr en este escenario, más bien al contrario; antes de su octava victoria, sus palabras no podían ser más claras. “Zegama es una carrera especial. Creo que mis ocho participaciones son un buen testigo de ello. El ambiente, el nivel… Es difícil explicar por qué siento la necesidad de volver año tras año a las montañas de Aizkorri. Todo la hace especial”.

«Zegama es un pueblo que lo vive con una intensidad que contagia a todos los que vamos allí a correr o a animar. Hay que vivirlo para explicarlo»

“La carrera se fundó con unos cimientos muy sólidos: los de un país entusiasta por el deporte y por la montaña, los de un pueblo unido para dar a conocer sus valles, los de unos vecinos dispuestos a ofrecer la mejor acogida a todos los participantes. Zegama es mucho más que el fantástico recorrido, los verdes y frondosos valles y las afiladas crestas; es sobre todo un pueblo que lo vive con una intensidad que contagia a todos los que vamos allí a correr o a animar”, relata Kilian.

Al final, las palabras se le quedan cortas a Jornet para explicar lo que siente por esta carrera, por este pueblo y por esta gente. Al final, sólo le queda decir su ya famoso “Zegama es Zegama”. Al final, siempre tiene que acabar con un “hay que vivirlo para entenderlo”.

1 comentario

  1. La lastima es que esa carrera no está al alcance de todos….. o hablas con quien tienes que hablar o te vuelves a quedar sin dorsal… Aaaaah! que es por sorteoooo. Grande Kilian y la Carrera de Zegama

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.