Dentro galería

Guilherme Lourenço reina en el Ultra Marao 115 mientras Catarina Serrazina avanza hacia la victoria en la categoría femenina

La prueba se inició ayer por la noche y acumula un desnivel positivo de 7500 metros, una auténtica pasada de carrera. Armando Teixeira fue segundo y Emilio Carvalho tercero.

Guilherme Lourenço vence la prueba ultra. Foto: Susana Luzir
| No hay comentarios | Compartir:

El pistoletazo de salida se daba a las 21:00, la distancia más larga de este evento congregaba a más de 200 valientes que afrontaban con fuerza la noche que estaba por llegar. Una noche marcada por el aire caliente y la calima proveniente del país africano. Como ya habíamos hablado en anteriores artículos, esta distancia da oportunidad a todos l@s finalistas de poder acceder al sorteo de Western States 100 para el año 2025. Una de las pocas en la península ibérica que aporta esta posibilidad.

La noche transcurría con un tiempo meteorológico muy agradable, quizá demasiado caluroso debido a la calima que azotaba la península estos días, algo que en Portugal se acentuaba. Pero este año todo estaba de su parte, correr más de 100 kilómetros, con una luna nueva que dota de especial misticismo al monte, es mágico y en pocos deportes se da la oportunidad, nuestro deporte de las carreras por montaña es único en este aspecto.

Iglesia de Señora de Gracia. Foto: Christian Alonso

21:00 horas y el pistoletazo de salida

La hora señalada, en la que todos estos valientes afrontaban los nervios previos a esta tan esperada carrera portuguesa. Desde la localidad de Ansiaes, y hasta el pueblo de Amarante, solo les separaban esos 115 kilómetros repletos de aventuras.

El grupo de cabeza solo permaneció unido hasta el primer avituallamiento, desde allí, Gilherme Lourenço, metió la «directa» y se despegó de su principal perseguidor, Armando Teixeira. Emprendía una carrera en solitario de muchos kilómetros, pero su solidez le permitía avanzar con mucha determinación.

Foto: Bruno Batista

El primer punto de control se establecía en la bonita iglesia de la Señora de Gracia, lugar emblemático por su majestuosidad, misticismo católico y sobre todo por la estampa nocturna que contemplábamos los presentes.

Catarina Serrazina líder desde el principio

En el plano femenino, la corredora Catarina Serrazina partía como favorita y no ha defraudado en los primeros compases de carrera, tomando un ritmo constante y compartiendo noche con un buen grupo de corredores masculinos, lo que hacía mucho más placentero el hecho de correr una ultra nocturana.

Tras ella Andreia Vicente y la italiana Guendalina Sibona se perfilaban como sus principales rivales.

Calma antes de la tempestad. Foto: Christian Alonso

Ya de madrugada, con un sol resplandeciente y una temperatura muy agradable, los corredores se plantaban en el Km 60 de carrera, llevaban ni más ni menos que 4000 metros positivos en las piernas. Para los que no conozcáis este terreno, hemos de decir que se trata de una brutal belleza, pero también dureza a partes iguales.

El duro y temible kilómetro vertical de Marao

Conforme la carrera iba pasando y las horas en ella transcurriendo, se iban adentrando en un terreno cada vez más duro y «aspero», donde si cabe las fuerzas y justo el momento del amanecer coincidían con el «kilómetro vertical». Una zona de piedra de esquisto, afilada, de gran dureza y tecnicidad, donde los corredores tendrían que tener las fuerzas necesarias y la mentalidad positiva para poder afrontarlo de la mejor manera posible. Se trataba de un tramo de 5 kilómetros y 1000 metros de desnivel positivo, donde en los últimos 2 kilómetros se concentraba la mayor dureza e inclinación.

Lourenço toma la iniciativa

Momento en el que el corredor portugues ha tomado el mando para liderar la carrera con solidez, Armando Teixeira por su parte, no podría seguir el ritmo impuesto por el fuerte corredor. Tendría que conformarse y pelear por guardar su segundo lugar hasta la línea de meta, algo que no estaba nada claro en este momento.

Culminado el kilómetro vertical, los corredores se aproximaban a otro punto de especial atención para los habitantes de la zona, la ermita de nuestra señora de Serra de Marao. Allí se encontraba uno de los avituallamientos importantes a tener en cuenta, para afrontar el resto de carrera. Un buen lugar para reponer fuerzas, donde la comida y bebida eran muy variadas, así como un lugar habilitado para poder descansar y recuperar del esfuerzo reciente.

Tramo final del vertical con la ermita de Serra al fondo. Foto: Chris Alonso

En el punto de control situado en la propia ermita, la corredora Catarina Serrazina, aventajaba a su perseguidora en un impresionante tiempo de 1 hora y 20 minutos, siendo Andreia Vicente la encargada de asegurar dicho puesto. En tercer puesto corría Marisa Breigeiro a más de 10´de la segunda.

Todo recto y hacia meta

Esa frase ya sabemos que no es verdad en el 99% de los casos, aquí no era una excepción, pero la realidad es que la meta cada vez estaba más cerca para el plano masculino. Todo estaba decidido, la parte más técnica de la carrera y las fuerzas en los rivales, habían hecho su selección y el podium en la meta de Amarante (junto al rio Tamega y por cierto con un encanto sin igual) ya estaba conformado, solo una catástrofe podría truncarlo.

Finalmente, el podium masculino quedaría conformado por:

Guilherme Lourenço: 10:51:29

Armando Teixeira: 11:32:01

Emilio Carvalho: 11:45:58

Catarina Serrazina se alza con la prueba

Pocos kilómetros para alcanzar la línea de meta para la corredora portuguesa, que ha «metido la directa» y muy seguramente aventaje en unas 2 horas a su actual predecesora. Catarina ya sabia lo que era subir al podium en una prueba en Ut Marao, pues el año pasado se alzaba con el bronce en la carrera de 60 kilómetros, que además se está disputando en estos mismos momentos, con Aroa Sio en segundo lugar y venciendo la prueba masculina el asturiano, Pablo Baison.

Catarina Serrazina en meta: Susana Luzir

Una carrera sólida y consistente, la de la corredora portuguesa, que desde el inicio ha tomado la iniciativa realizando una aventura en solitario durante los 115 kilómetros. Finalmente, ha entrado en meta con un tiempo de 19:55:44, ganando también una inscripcion para la carrera hermanada con UT Marao, la carrera Maxirace de Madeira que se celebrara en diciembre de este año.

Su principal perseguidora aún se encuentra a una diferencia de más de 2 horas de la línea de meta, estando la tercera clasificada pegada a ella. Los puestos se decidirán en la bajada que da acceso a Amarante.

Guendalina Sibona fue segunda en los 115k. Foto: Christian Alonso

Finalmente, la italiana Guandalina Sibona, se hacía con la segunda plaza en meta, tras una carrera en progresión, realizando un último parcial de carrera muy explosivo, consiguió un tiempo de 21:33:35, entrando 1:35h minutos después de Catarina en Amarante. La tercera plaza era para la corredora portuguesa, Andrea Vicente, quien tras ser la perseguidora más fuerte durante la carrera, tuvo que decir adiós a la segunda plaza en la parte final del recorrido.

Seguimiento de carrera: https://resultados.stopandgo.pro/877/Individual

Mañana se disputan las carreras de 15 y 25 kilómetros

Desde las 8:30 Am se sucederán estas carreras, con meta en el mismo pueblo. Además, se celebra una caminata, más inclusiva y no competitiva, con el fin de dar a conocer las inmediaciones de este bonito pueblo a los píes del rio Tamega.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.