Fly Running Series: llega el Kilómetro Vertical negativo

Hasta ahora, los amantes de los descensos no tenían pruebas específicas para ellos, pero a partir del próximo año, este circuito ofrecerá kilómetros verticales a la inversa: sólo un descenso vertiginoso que asegura espectáculo.

Author: | 1 comentario | Compartir:
Kilian Jornet en su expedición al Himalaya. 2016
Kilian Jornet en su expedición al Himalaya. 2016

En un deporte tan joven como el trail running, los formatos de carrera ya parecían asentados, basándose siempre en el componente de la distancia. Así, históricamente hemos tenido Kilómetro Vertical, Media Distancia y Ultra Trail. A partir de la próxima temporada, tendremos el Kilómetro Vertical Negativo.

Y es que se ha anunciado la creación de las Fly Running Series, un circuito de carreras de montaña que se disputarán sólo en tramos de descenso, un kilómetro vertical invertido en el que se pondrá a prueba la destreza y la velocidad de los corredores cuando toca bajar.

David Prieto, director del circuito, apunta que “hay carreras de ultra distancia, maratones, kilómetros verticales… y desde hace poco ya se han dado en algunos puntos del país carreras de descenso. Nuestra idea era hacer un evento solo de descenso y así nacieron las Fly Running Series. El nombre define a la perfección la actividad”.

La primera prueba se disputará dentro de unas semanas, si bien será una forma de probar el formato de cara al comienzo oficial del circuito, previsto para el verano del próximo año. Esta carrera piloto se disputará en La Molina y contará con un trazado de 3,9 kilómetros de distancia en los que habrá que descender 720 metros de desnivel negativo.

“Las bajadas también son muy importantes y, muchas veces, pasan desapercibidas. El mejor consejo es que hay que entrenar bien para ellas. La de La Molina tiene de todo: un prado largo y rápido, una segunda zona que pasa por el circuito de mountain bike y donde se irá muy rápido y una tercera parte increíble. Es un final por bosque, con mucho desnivel y muy técnico. Se marcarán las diferencias de verdad”, analiza Jan Margarit, embajador de la primera carrera.

Ya en 2017 se espera el lanzamiento oficial del circuito, que estará compuesto por dos pruebas, una seguirá siendo en La Molina y la segunda se hará en el Vall de Nùria, además de que se llevará a cabo una prueba de exhibición, un mes después, en Pedraforca.

El reto de las carreras cortas

Lo que está por ver es la acogida de participación que tendrá este nuevo circuito. Y es que las pruebas verticales son la única modalidad del trail running que no acaba de despegar y que suele contar con problemas para llenar sus plazas.

Este tipo de pruebas suelen tener un coste por kilómetro varias veces superior a las de las carreras de media o larga distancia, además que suele echar para atrás a corredores alejados de la zona donde se celebre, por el gran gasto que supone para correr unos minutos.

Quizá sea este formato el que consiga hacer despegar el interés por las pruebas cortas ante la moda de la ultradistancia, la modalidad más seguida de las carreras por montaña a nivel nacional como internacional.

1 comentario

  1. El precio de la primera prueba es excesivo para ser de corta duración y además siendo un piloto. La pela es la pela…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Carreraspormontana.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo del trail running. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín del Trailrunning!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las noticias más relevantes del mundo trail.