Saltar el menú e ir al contenido

Buscador
Te encuentras en:
ENTRENAMIENTO

La importancia del calentamiento en el corredor de montaña

Un buen calentamiento antes de la actividad física es vital para poder acometerla con seguridad. Este proceso pone en marcha todos los mecanismos que luego utilizaremos al correr más intensamente, además de evitarnos problemas de lesiones.

Martes, 16 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 11:53h.

Stevie Kremmer calentando antes de la Zegama Aizkorri 2014
Stevie Kremmer calentando antes de la Zegama Aizkorri 2014 (Darío Rodríguez/DESNIVEL)

Galería Noticia

  • Stevie Kremmer calentando antes de la Zegama Aizkorri 2014 Stevie Kremmer calentando antes de la Zegama Aizkorri 2014

Es la estampa más común antes de cualquier carrera por montaña. Pero también debe serlo antes de cualquier entrenamiento que vayamos a realizar, por suave que sea. El periodo de calentamiento previo a la actividad física es algo ineludible, ya que pone en marcha diversos sistemas, además de que saltárselo es la manera más sencilla de que caigamos lesionados.

Cuando nuestro organismo, antes de comenzar la actividad física, está en reposo, se considera que está en estado basal, es decir, se encuentra en un estado en el que intenta consumir las menos calorías posibles. El calentamiento, entonces, es el proceso por el cual cambiaremos ese estado de nuestro cuerpo para que se prepare para realizar un gasto calórico mucho mayor.

Este proceso que llamamos de calentamiento tiene una incidencia a varios niveles. A nivel respiratorio, se produce un incremento de la ventilación pulmonar y, por ende, una mayor cantidad de aire que movilizamos. Además, se produce una vasodilatación necesaria para que se incremente el intercambio de gases.

A nivel cardiovascular, cuando calentamos aumenta el volumen sistólico, así como las pulsaciones, lo que provoca una mayor llegada de sangra a los músculos que estemos calentando. También aumentará nuestra temperatura corporal, de ahí que se denomine a este proceso “calentamiento”.

Otro de los cambios que produce este proceso se lleva a cabo a nivel muscular; estos se preparan para la acción, y se sufre un aumento del nivel de glucosa en ellos, lo que indica que el músculo está preparándose para un mayor gasto energético, algo que también ocurre en otros tejidos, como tendones o ligamentos.

Pero no todo es físico, ya que durante el calentamiento también tienen lugar procesos en nuestro cerebro y en nuestro sistema nervioso. El cuerpo se “despierta” a nivel de la transmisión de impulsos nerviosos, algo que se traduce en una mejora de los reflejos y de la atención, además de que, psicológicamente, el cerebro se prepara para realizar una actividad fatigante.

Una vez que conocemos todos los procesos que se activan durante un calentamiento, pasamos a dilucidar qué partes debemos calentar. La respuesta a esta pregunta es sencilla: todo el cuerpo, eso sí, siempre haciendo mayor hincapié en los grupos musculares que vamos a utilizar más.

Esto significa que, para un corredor de montaña, el tren inferior siempre va a ser la prioridad, pero nunca, nunca, debemos olvidar el tronco y las extremidades superiores. Por ello, lo ideal es comenzar movilizando el tren inferior: cuádriceps, gemelos, isquiotibiales, abductores, adductores, bíceps femoral, glúteos, etc…

Una vez que estos músculos hayan entrado en calor al ser movilizados, se pueden realizar algún estiramiento suave, que no comprometa nuestra musculatura demasiado, ya que nos podríamos causar una lesión.

El siguiente paso, no menos importante que los músculos, es el calentamiento articular. Nuestros tobillos y rodillas sufren especialmente cuando corremos por el monte, por lo que siempre debemos tenerlos en cuenta. Deben moverse a una intensidad baja e ir aumentando a una intensidad media, girando las articulaciones primero y, luego, pasando al siguiente nivel, que es el trote.

Trotar suavemente es otra de las claves del calentamiento del trail runner, ya que estaremos haciendo el mismo movimiento que vamos a realizar durante las próximas horas. Al hacer esto, le estamos enviando señales al cerebro y al cuerpo para que los procesos que antes señalábamos (cardiovascular, muscular y nervioso) se acentúen en el tren inferior, que es el que va a soportar la gran parte de la carga de fatiga.

Una vez que llevemos unos minutos corriendo suavemente, podemos empezar el siguiente paso, que es ir aumentando la intensidad para que nuestro cuerpo se vaya acostumbrando al esfuerzo que vamos a realizar. Es entonces donde podemos empezar a realizar pequeñas series, cambios de ritmo o sprints, siempre sin hacer que nos cansemos demasiado para el posterior entrenamiento o carrera.

En lo que se refiere a los ejercicios a realizar, estos son muy variados y hay para todos los gustos. Cada corredor acaba eligiendo entre la gran variedad para acabar creando su propia rutina de calentamiento.

En lo que sí hay que ser estrictos es en la duración del calentamiento; éste siempre va a depender de la actividad para la que calentemos. Si vamos a realizar un entrenamiento suave, con 5 ó 10 minutos de calentamiento será más que suficiente, mientras que si vamos a competir y, por tanto, a exigir prácticamente el máximo a nuestro cuerpo, deberemos calentar entre 15 y 20 minutos.

Pero los beneficios de un buen calentamiento no se ciñen a preparar el cuerpo para el esfuerzo, que ya de por sí sería razón suficiente para realizarlos, sino que también nos ayudará a reducir en gran cantidad el riesgo de sufrir lesiones, por lo que no es de extrañar que a día de hoy todos los deportistas ya tengan interiorizada la importancia de un buen calentamiento.

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Icono buscar [No usar]

Búsca tu carrera

Formulario de búsqueda de carreras con filtros por rango de fechas, lugares, palabras clave y tipo de carrera.

Icono más [No usar]

Da de alta tu carrera

Nuevo formulario de alta y búsqueda de carreras: tienes filtros por rango de fechas, por lugares, por palabras clave y tipo de carrera.

publicidad

Publicidad
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Carreras se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com.