Saltar el menú e ir al contenido

Buscador
Te encuentras en:
OPINIÓN

La dureza sin sentido

Nuestro experto en entrenamiento, Lluis Capdevila, reflexiona sobre el concepto de dureza y cómo cada vez se está derivando hacia pruebas con más kilómetros o desnivel positivo.

Lluis Capdevila/ Extreme Team - Miércoles, 29 de Julio de 2015 - Actualizado a las 10:23h.

Gore-Tex Transalpine Run 2012
Gore-Tex Transalpine Run 2012 (Gore-Tex Transalpine Run )

Galería Noticia

  • Gore-Tex Transalpine Run 2012 Gore-Tex Transalpine Run 2012
  • Lluis Capdevila Lluis Capdevila

Si disfrutamos mucho con una carrera de 50 kilómetros, ¿por qué tenemos que sufrir hasta el limite, intentando hacer una de 100 kilómetros? Las competiciones desatan pasiones porque nos permiten ver a deportistas bien entrenados desarrollar todo su potencial, ver subir a los ciclistas un gran puerto de montaña a gran velocidad, a un maratoniano correr a 20 kilómetros por hora o un runner subir una montaña en un tiempo récord. Es toda una delicia visual, muy emocionante y, si además llegan varios corredores al esprint, ya es lo máximo.

¿Por qué entonces esta obsesión por hacer carreras tan duras y largas? Al final, lo único que se consigue es que si vas como espectador a ver a los corredores, parece que pase un grupo de excursionistas con dorsal haciendo una ruta.

Partamos de la base de que el cuerpo humano tiene unas limitaciones y que estas las podemos mejorar con un buen entrenamiento y preparación. Es verdad que hay algunos deportistas superdotados, pero son pocos y al final también tienen un límite; por esto es mejor que, de salida, en una competición haya un buen numero de ganadores potenciales, que disputen la carrera hasta el ultimo metro, y no ver que el primer clasificado le saca una hora al segundo, ¿esto que interés tiene?

Nos podrán decir que hay que entrenar más y que fulanito hace tantos kilómetros o tantas horas de entrenamiento, y que esto es lo que hay que hacer, pero señores, esto no funciona así; hoy puedes entrenar todas las horas que quieras o puedas, pero mañana y pasado estarás fundido, y lo único que conseguirás es que, en lugar de acumular entrenamiento, acumules fatiga.

Además, de momento son pocos los que tienen la suerte de ser profesionales de este deporte y así poder dedicar mucho tiempo a su preparación y entrenamiento. Esto es lo que les permite correr a unos ritmos elevados y tener un nivel muy alto, algo que siendo un “currante” es muy difícil, por no decir imposible de conseguir.

Hemos llegado a un punto de nivel en las carreras en que los pros están a gusto corriendo estas distancias, y entre unos pocos lo ganan todo, pero que a los que no tiene tanto tiempo para dedicarse les es muy difícil ser competitivos; y hay que tener en cuenta que los primeros nos serían ganadores sin la participación de los segundos.

De esta manera, se ha creado una espiral creciente de dureza y esta es la que casi “obliga” que, para tener éxito, una carrera haya de ser interminable.

En mi opinión, la mayoría de carreras y ultras de montaña que se están diseñado tienen que entrar en este juego para poder hacerse un hueco en el calendario, cosa difícil por la saturación existente,  y pocos apuestan por diseñar carreras de calidad competitiva y selectivas, con recorridos lógicos donde la dureza sea la suficiente y justa, para que se libre una gran batalla por la victoria final o que se luche por cualquiera de las posiciones de la clasificación.

Ver que un recorrido ha de hacer un sinfín de vueltas inútiles para que salga un numero predeterminado de kilómetros, es un poco penoso. Cuando se diseña una carrera, lo que tendría que primar es por donde queremos que pase y no que pase por sitios solo para sumar distancia.

Correr distancias muy largas puede ser un reto para mucha gente; el hecho de marcarnos un objetivo y luchar para conseguirlo puede ser muy motivador y esto esta muy bien,  pero seguro que tendremos un mejor recuerdo de hacer menos y mejor que de hacer más y peor.

Ir viendo que, conforme pasan los kilómetros, cada vez vamos más y más lentos no es agradable y provocará que nos cuestionemos muchas cosas, incluida la motivación que nos ha traído hasta aquí.

Y es que si no, solamente nos prepararemos con el objetivo de si podremos acabar, cuando en una competición lo que debería primar es si la podremos ganar o por lo menos hacer podium, un top ten o la mejor posición posible; por eso se llama competición. Porque si no, lo que se consigue es que hoy en día la gente se prepare para terminar, no para disputar y para eso ya existen otra clase de eventos deportivos.

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Icono buscar [No usar]

Búsca tu carrera

Formulario de búsqueda de carreras con filtros por rango de fechas, lugares, palabras clave y tipo de carrera.

Icono más [No usar]

Da de alta tu carrera

Nuevo formulario de alta y búsqueda de carreras: tienes filtros por rango de fechas, por lugares, por palabras clave y tipo de carrera.

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Carreras se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com.