Saltar el menú e ir al contenido

Buscador
Te encuentras en:
PSICOLOGÍA

Cómo afrontar un abandono en una carrera por montaña

Abandonar una competición que era nuestro objetivo puede ser un palo muy duro. Las horas y el tiempo que hemos dedicado a prepararla son inmensos, lo cual puede llegar a producir una sensación muy dolorosa cuando nos vemos obligados a abandonar.

Miércoles, 25 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 12:24h.

Gore-Tex Transalpine Run 2014
Gore-Tex Transalpine Run 2014

Galería Noticia

  • Gore-Tex Transalpine Run 2014 Gore-Tex Transalpine Run 2014

Estamos en plena carrera, esa que llevamos meses preparando, y hemos decidido abandonar. Tomar esta decisión es una de las opciones más complicadas para todo corredor de montaña, ya que el esfuerzo que se ha puesto para ponerse en la línea de salida es prácticamente incalculable.

Y es que las horas que le hemos dedicado son muchas y además es tiempo que nos hemos quitado de realizar otras actividades o pasar tiempo con los familiares o amigos. Por ello, abandonar una carrera suele ser uno de los momentos más complicados de gestionar para cualquier corredor de montaña.

Pero, como en todo, hay diversas formas de afrontar una vivencia así. Tenemos que seguir ciertas pautas o utilizar algunos trucos para que podamos ser conscientes de la verdadera importancia de haber abandonado.

No pienses demasiado en ello

Es más fácil decirlo que hacerlo. Todos tenemos días malos; somos humanos y hasta los mejores corredores del mundo han sufrido abandonos. Es algo normal en el mundo de la competición al igual que esa carrera a la que llegaste corto de entrenamiento y rendiste mejor de lo que te esperabas. Los días buenos y malos llegan el día que llegan.

Pensar demasiado en un abandono no es positivo; tienes que dedicarle su tiempo para estudiar lo que ha ido mal y, una vez que tengas tu respuesta, aparcar ese abandono y centrarte en lo que tienes por delante.

Analiza tus errores

Una forma de intentar sacar provecho a un abandono es saber la razón o razones para habernos visto obligados a tomar esta decisión. Es importante ser sinceros con uno mismo, ya que al único que realmente engañamos es a nosotros mismos. Como dice el sabio, algunas veces se gana y otras se aprende.

Intenta analizar si el problema ha sido de preparación (poco entrenamiento, entrenamiento inadecuado, fallo en la nutrición o hidratación previas…) o si ha sido un fallo cometido durante la carrera (ritmo inadecuado, fallo en nutrición o alimentación, poco conocimiento de nuestro cuerpo…). Solamente una vez que sepas en qué has fallado, podrás arreglarlo.

Tomate un tiempo libre

Sí, después de un abandono no es necesario salir a correr o entrenar como locos al día siguiente. Tómate un tiempo para ti, haz cosas que te gusten y que normalmente no puedes hacer por falta de tiempo. Pasa tiempo con la familia y los amigos. Todos estos quehaceres tienen un efecto terapéutico y te ayudarán en el aspecto mental del abandono.

Busca nuevos objetivos

Una forma de sacarse de la cabeza algo del pasado es pensar en algo del futuro. Por ello, tras un abandono podemos comenzar a pensar en el siguiente reto. Buscar una carrera que nos motive, que nos llene otra vez de ilusión, que nos haga salir a entrenar cada día con motivación. Ya sabes, la mancha de una mora, con otra verde se quita.

Y es que ese periodo en el que buscamos un nuevo reto suele ser un momento muy excitante: buscamos nueva información, vemos vídeos, estudiamos perfiles, pensamos formas de prepararnos... Todo esto nos ayudará a centrarnos en lo que nos gusta de este deporte y la motivación volverá por sí sola.

Cambia tu entrenamiento

Realizar ajustes y cambios en el entrenamiento te podrá ayudar a seguir mejorando. Ese debe ser tu objetivo: calibrar en qué puedes mejorar, que no siempre es dedicarle más horas sin ninguna razón concreta. Se puede mejorar en muchos aspectos, así que céntrate en dos o tres y te ayudará a pasar página y mirar hacia delante.

Asume que el fallo es una opción

Esto se va aprendiendo con el tiempo, pero es mejor que vayas asimilando que lo normal es que abandones en un porcentaje de tus competiciones. Ser consciente de que existe la posibilidad real de que tengas que abandonar te hará estar más alerta con todos los aspectos que puedes controlar. Te enseñará a comer y beber mejor, a llegar más preparado, a seguir un ritmo que esté acorde a tu nivel. Por eso, el primer abandono suele ser el más duro, porque es el que nos pone los pies en el suelo y el que por fin nos deja claro que todos salimos pero no todos llegamos.

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Carreras se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Icono buscar [No usar]

Búsca tu carrera

Formulario de búsqueda de carreras con filtros por rango de fechas, lugares, palabras clave y tipo de carrera.

Icono más [No usar]

Da de alta tu carrera

Nuevo formulario de alta y búsqueda de carreras: tienes filtros por rango de fechas, por lugares, por palabras clave y tipo de carrera.

+ Noticias

Ver todo Noticias
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com.