Saltar el menú e ir al contenido

Buscador
Te encuentras en:
NUTRICIÓN

El uso de la dieta disociada en las carreras por montaña

La alimentación es uno de los pilares de la preparación deportiva; la dieta disociada es una opción interesante a la hora de afrontar competiciones.

Miércoles, 15 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:30h.

Ultra Trail Picos de Europa. Edición Cero.
Ultra Trail Picos de Europa. Edición Cero.

Galería Noticia

  • Ultra Trail Picos de Europa. Edición Cero. Ultra Trail Picos de Europa. Edición Cero.

Todo corredor de montaña quiere llegar en el mejor estado de forma posible a las competiciones. Para ello hay que entrenar, pero también seguir una alimentación adecuada a las exigencias que se nos presentan en cada momento de la temporada.

Así, cuanto más cerca estamos de la competición, podemos apostar por diferentes formas de afinar nuestro cuerpo no solo mediante el entrenamiento físico, sino también cambiando ciertos parámetros de la alimentación.

Uno de los métodos que utilizan los corredores de mayor nivel es la dieta disociada, sobre todo en las semanas previas a la llegada de una competición importante. Esta se basa en “vaciar” los depósitos de glucógeno para luego ser capaces de rellenarlos al tope de su capacidad.

La forma más común de seguir una dieta disociada es comenzar con este método una semana antes de la competición; tomando como ejemplo que la carrera se celebre un domingo, el lunes es el día que se comenzaría con la dieta disociada, lo que significa que durante tres días el corredor no consumirá ninguna fuente de hidratos de carbono, es decir, se consumirá sólo proteína.

La función teórica de este método intenta vaciar por completo nuestras reservas de glucógeno muscular; tras tres días sin consumirlos y con el esfuerzo añadido de tres sesiones de entrenamiento, el organismo notará, sobre todo el último día, que no tiene gasolina para completar los entrenamientos.

Entonces, a partir del cuarto día, es cuando comienza la toma masiva de hidratos de carbono, de forma que nuestro cuerpo, ávido de ellos, los comience a acumular también de forma masiva. En teoría, esto nos ayudará a llegar al día de la competición con los músculos repletos de gasolina.

Por supuesto, este método tan agresivo con nuestro organismo puede tener algunas contraindicaciones; es muy común que se sufran bajones físicos durante los días en los que no se consumen hidratos de carbono, por lo que es esencial planificar a la perfección esas sesiones de entrenamiento, de forma que nunca lleguemos a sufrir alguna pájara.

Además de los riesgos físicos, están los riesgos mentales. Y es que el hecho de vernos tan débiles a pocos días de la competición puede disminuir enormemente la confianza que tenemos en nosotros mismos, algo que, como todos sabemos, cuesta mucho ganar a través de largos periodos de entrenamiento.

Por supuesto, para que la dieta disociada pueda sernos de utilidad, esta debería ser llevada a cabo por algún especialista nutricional, además de contar con el apoyo de un entrenador para planificar esos días de trabajo sin la fuente de energía que son los hidratos de carbono. Pero claro, no todos contamos con la ayuda de estos profesionales.

Por ello, podemos probar qué tal nos sienta una dieta disociada reservando una semana para probarla, siempre lejos del periodo de competición o utilizando una carrera en la que vayamos sin objetivos o que el objetivo sea hacer un entrenamiento de calidad. Probando la dieta no sólo sabremos si es apta para nosotros y nos sienta bien, sino que nos familiarizaremos con las sensaciones de entrenar sin consumir hidratos de carbono.

Asimismo, también podemos optar por una dieta disociada mixta, en la que se puede rebajar el nivel de hidratos de forma considerable, pero nunca dejándolos de tomar. Un método común es reducir su consumo a la mitad durante tres días, para los tres últimos días comenzar la ingesta masiva de hidratos.

Al fin y al cabo, no hay recetas mágicas y, como siempre decimos, lo que a un corredor le funciona, para otro puede ser un método devastador, por lo que siempre que vayamos a hacer un cambio en nuestros hábitos nutricionales, deberemos hacerlo lejos del periodo de nuestra competición-objetivo para que no peligren todas las horas de entrenamiento que hemos realizado durante meses. Y, a ser posible, sería interesante contar con el consejo de un profesional de la nutrición deportiva.



publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Icono buscar [No usar]

Búsca tu carrera

Formulario de búsqueda de carreras con filtros por rango de fechas, lugares, palabras clave y tipo de carrera.

Icono más [No usar]

Da de alta tu carrera

Nuevo formulario de alta y búsqueda de carreras: tienes filtros por rango de fechas, por lugares, por palabras clave y tipo de carrera.

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Carreras se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com.