Saltar el menú e ir al contenido

Buscador
Te encuentras en:
HISTORIAS DEL TRAIL

Rhonda-Marie Avery, primera corredora ciega en la Barkley Marathons

La corredora canadiense se atrevió a estar en la salida del ultra trail más duro del mundo; participó junto a un guía y estuvo a punto de completar el primer loop.

Martes, 12 de Abril de 2016 - Actualizado a las 13:34h.

Rhonda-Marie Avery
Rhonda-Marie Avery

Galería Noticia

  • Rhonda-Marie Avery Rhonda-Marie Avery

Hace unos días, la Barkley Marathons era una de las protagonistas de la semana; considerado como el ultra trail más duro del mundo, la prueba de Tennessee vivía un momento histórico, en el que Jared Campbell se convertía en el primer corredor que finalizaba el recorrido completo en tres ediciones.

Pero, a la sombra de Campbell, también se vivió otro momento histórico, ya que Rhonda-Marie Avery se convertía en la primera corredora ciega en ponerse en la línea de salida de la Barkley Marathons.

Con apenas un 8% de su visión, Avery está diagnosticada con ceguera y, por ello, precisó de un guía para poder correr. Pero a pesar de ello, Avery, junto a su guía Christian Griffith, no dudó en mandar su solicitud para poder tener un dorsal en una prueba que apenas 14 personas han finalizado en sus 30 años de historia.

La organización de la Barkley, que tiene muy en cuenta tanto el historial como corredor tanto el ensayo que se debe adjuntar, decidió que Rhonda-Marie Avery debía tener una plaza a pesar de su ceguera.

Y es que esta corredora tiene una gran experiencia en competiciones en su país y en Estados Unidos; además, cuenta con diversas actividades de especial dificultad, como haber completado los casi 900 kilómetros del Bruce Trail en un total de 20 días, allá por el 2014.

¿Por qué la Barkley Marathons?

Es una de las preguntas que más ha tenido que responder Avery en los últimos meses. ¿por qué una corredora ciega se aventura en una competición que apenas finaliza el 1% de los corredores que la comienzan?

“Es algo difícil de explicar. Con mi discapacidad está asociado el esperar el fracaso, pero también viene con la celebración de los pequeños triunfos. Esta es una carrera en la que todos dan todo hasta que las tripas sangran y aun así lo más habitual es fallar. Honestamente, no puedo pensar en un lugar en el que encaje mejor” apunta Avery en su blog.

Y es que, según ella, “con una discapacidad, una vive bajo el paraguas de la expectativa del fracaso. He elegido la Barkley porque puedo fallar en buena compañía, porque soy suficientemente testaruda como para reunir las fuerzas necesarias y, demonios, porque es el último lugar en el que esperas encontrar a un corredor con discapacidad”.

El problema de encontrar un guía

Una vez que recibió el visto bueno a correr la prueba con un guía, el siguiente paso era encontrar a una persona que se atreviera con la carrera más dura del mundo mientras servía de guía a una corredora ciega.

“Parecía que nadie quería ser responsable por una potencial muerte de una chica ciega, algo que me pareció gracioso. Confían en mí para cruzar calles, caminar por la ciudad, criar a mis hijos, encontrar el borde de la piscina, preparar la cena… Pero no para subir y bajar montañas, por lo que contesté a Laz (director de carrera) que no encontraba a nadie para esta edición” relata Avery.

Pero entonces Laz decidió poner su granito de arena y le encontró un guía a Rhonda-Marie, un tal Christian Griffith, un superviviente de un cáncer cerebral que decidió ponerse al servicio de la primera corredora ciega en el ultra trail más duro del mundo.

La experiencia en la Barkley Marathons

Con todo, Avery y Griffith se personaron en la línea de salida el día de la carrera; tras unas 8 millas, se extraviaron y estuvieron más de un día intentando encontrar el camino. La dureza del desafío iba en aumento y pensaron que los dos helicópteros que sobrevolaban la zona era un dispositivo de rescate para ellos dos.

Al poco tiempo, se cruzaron con una camioneta y ambos decidieron que era el momento de poner el punto y final a su aventura. Pero todavía no había acabado, ya que la furgoneta no les pudo llevar hasta la meta y les dejó en un cruce de caminos. Salieron rumbo a la meta, pero se volvieron a perder.

Otra vez la suerte les sonreiría y encontraron un coche que, esta vez sí, les llevaría al campamento que se monta en la salida de la carrera. Allí les dijeron que no, que los helicópteros no los buscaban a ellos. Así terminó la primera tentativa de una corredora ciega al ultra trail más duro del mundo.

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Carreras se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Icono buscar [No usar]

Búsca tu carrera

Formulario de búsqueda de carreras con filtros por rango de fechas, lugares, palabras clave y tipo de carrera.

Icono más [No usar]

Da de alta tu carrera

Nuevo formulario de alta y búsqueda de carreras: tienes filtros por rango de fechas, por lugares, por palabras clave y tipo de carrera.

+ Noticias

Ver todo Noticias
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com.